Actualidad
 
 
 
1° de mayo San José Obrero
 
Redacción FNFF
 
 
   Celebramos hoy en la Iglesia a San José, esposo de la Santísima Virgen María. Desde 1889 el Papa León XIII recomendó a todos los obreros la veneración de San José como patrono. El Papa Pío XII, en 1955, instituyó la fiesta litúrgica de "San José Obrero". Con ello invitaba a todos los hombres cabeza de familia a imitar el ejemplo del esposo de María Santísima y jefe de la familia de Nazaret, como trabajador abnegado, esposo amoroso y padre providente. 
 
   Si bien no tenemos muchos datos de su vida con certeza sabemos, por los testimonios bíblicos, que fue un carpintero, hombre trabajador y que supo sacar adelante a su familia. Cuidó con toda delicadeza a los dos tesoros más grandes del Cielo: Jesús y María. 
 
   Nos mostró así nuestro Señor, que también fue carpintero, que no hay ningún trabajo, por humilde que sea, que no dignifique al hombre y lo asemeje al Padre de los Cielos, que siempre trabaja. En nuestro mundo tecnificado, en donde el hombre puede perder de vista lo importante y valioso del trabajo, José nos invita a tomar aprecio y a valorar el trabajo que hacemos para que éste pueda ser hecho por amor y no por obligación. 
 
   Los sindicatos de clase, medrando en la confusión y en la desinformación, y usurpando una conmemoración católica para convertirla en una fiesta pagana y anticatólica, venden hoy éxitos que no han conseguido y tapan su descomunal corrupción, con la connivencia de todos los partidos políticos del sistema, medios de desinformación afines y otras entidades de su espectro delictivo. Así que nada de fiesta sindical. Es una festividad católica cargada de significado espiritual y es un llamamiento a la responsabilidad de los trabajadores.
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía