Actualidad
 
 
 
A PROPÓSITO DE "RECONCILIACIÓN"

Pedro González-Bueno Benítez

Durante la era de Franco:

A lo largo, de los largos años de paz que vivió el pueblo español hasta la muerte del Caudillo, no sé si en un vivo deseo de olvidar los horrores sufridos entre 1936 y 1939 o para desterrar los odios que toda guerra genera, se fue eludiendo cada vez más el hablar de la contienda y de sus actores, todo ello fomentado por gobiernos que de lo que trataban era de paz, de esfuerzo, de trabajo y de futuro.

 Y Franco en ese afán de reconciliación de todos los españoles construye, como obra muy personal y muy querida, el Valle de los Caídos: el más importante monumento del siglo XX, para acoger bajo su Cruz a todos los caídos en la contienda y crea en su seno, con especial intencionalidad y cariño, el Centro de Estudios Sociales cuya finalidad era " El estudio y la difusión de la doctrina social de la Iglesia, como garante de la paz y la justicia social."

Conviene recordar lo que escribe Luis Suarez sobre la visita que realizo al Valle, aun en construcción, el Cardenal Roncalli, posteriormente Papa Juan XXIII:"Se dio cuenta de que por primera vez en la Historia de Europa había un monumento que no era a los vencedores si no a las dos partes que habían tomado protagonismo en la guerra civil". Ese conocimiento de lo que representaba el Valle es lo que le lleva a la entrega de parte del Lignum Crucis y de nombrarla Basílica Menor.

 Durante la Monarquía:

 A la muerte de Franco, bajo las directrices del Rey, se promulga la "Ley de la Reforma Política" iniciándose una política consistente en un ataque pertinaz y sin mesura del Régimen anterior y de ensalzamiento a la II República. La reconciliación de los españoles, según los gobiernos que se fueron sucediendo desde entonces, consistía en por una parte abrazar y encumbrar a personajes de triste y trágica memoria y por otra en denigrar a personas que hicieron de una España arruinada, una potencia industrial y económica (calificado su crecimiento como "milagro español"), que crearon una clase media,-protegida y motivada por una eficaz política social,- orgullosa de su progreso y del de sus hijos. Esos gobiernos no cejaron en esa política de enfrentamiento, enfrentamiento que con la condena del franquismo (aprobada por unanimidad por la Comisión Constitucional del Congreso el 20.11.2002) y el ensalzamiento de Azaña, culmina posteriormente con la "Ley de Memoria Histórica" (26.12.2007) que da lugar a aberraciones subvencionadas, al derribo de monumentos, a la supresión de crucifijos, a la tergiversación de la Historia y a la manipulación de la Justicia hasta incluso permitir que un juez acuse a Franco y algunos colaboradores suyos, todos fallecidos, de crímenes de lesa humanidad.

En cuanto al Valle de los Caídos, en este periodo de llamada democracia, se produjeron los siguientes hechos: En1982, Felipe González recién elegido jefe de gobierno, cierra el Centro de Estudios Sociales en el Valle, seguramente pensando que los importantes trabajos allí elaborados desde 1957 por prestigiosos intelectuales, fomentaban el enfrentamiento de los españoles. Posteriormente se procede al cierre de la hospedería, a prohibir las visitas turísticas y las misas abiertas al público, etc. todo ello ciertamente de acuerdo con la idea de que Franco, los monjes, la Iglesia Católica, etc. en ese "totum revolutum," es lo que enfrenta a los españoles y por el contrario lo que les une es nombrar a Santiago Carrillo "Honoris Causa," dejar 5 millones de parados, una corrupción escandalosa, un laicismo ofensivo, un penoso desprestigio en el exterior, y una manifestación de su rencor sin el menor pudor, tergiversando la Historia tal como fue, ni más ni menos.

 Situación actual:

Puede que con pasión, pero también con objetividad, podemos afirmar que los españoles en 1975 formaban un pueblo unido, optimista, orgulloso y seguro de sí mismo, económicamente saneado y con mínimo paro, cuando hoy 36 años después es un pueblo enfrentado, arruinado, con más de un veinte por ciento de paro, con asesinos instalados en las máximas Instituciones del Estado, con riesgo de la unidad territorial,- legado de más de V Siglos,- y asustado ante un futuro al que tiene que enfrentarse desprovisto de unos Valores que han sido siempre la fuerza de esta gran nación que es España.

 



FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía