Negro sobre Blanco
 
 
 
Álvaro Cunqueiro, primaveras gallegas y españolas
 PPG - FNFF 
 
   Álvaro Cunqueiro Mora, nació en Mondoñedo, Lugo, el 22 de diciembre de 1911. Fue novelista, poeta, dramaturgo, periodista y gastrónomo falangista, considerado uno de los grandes autores gallegos, tanto en gallego como en castellano. Estudió Bachillerato en el Instituto General y Técnico de de Lugo. Se matriculó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Santiago en 1927, pero la abandonó para dedicarse al periodismo; después figuró como redactor y colaborador de diversos periódicos y revistas como El Pueblo Gallego.
 
   En su etapa compostelana acudía regularmente a las tertulias del Café Español. Entonces contaba entre sus mejores amigos con Francisco Fernández del Riego, Domingo García Sabell, Gonzalo Torrente Ballester, Ricardo Carballo Calero, Carlos Maside, etc. En aquel tiempo era uno de los primeros miembros del Partido Galleguista. En 1936 fue Profesor en Santa Marta de Ortigueira. Se afilió en Falange Española y fue un activo militante, al igual que durante la Cruzada Nacional de Liberación. A partir de 1937 colaboró con diversas publicaciones falangistas. En 1939 se estableció en Madrid para trabajar como redactor del diario ABC. En 1946 regresó a Galicia y colaboró en los principales periódicos gallegos.     
 
   Fue un escritor polifacético, y su extensa obra literaria abarca los campos periodístico, poético, narrativo y teatral, así como trabajos de traducción. Recibió el Premio Nacional de la Crítica, en 1959, por Las crónicas del sochantre. En 1961  ingresó en la Real Academia Gallega. Ganó el Premio Nadal, en 1968, por la novela Un hombre que se parecía a Orestes; y en 1979, por Herba aquí ou acolá, una colección de poesías, el premio Frol da agua. También obtuvo ese año el Premio de la Crítica de Narrativa Gallega, por Os outros feriantes. Como periodista recibió el Premio Conde de Godó. El primer Cunqueiro fue fundamentalmente poeta, de manera vanguardista, neotrovadoresca y culturalista, y después de la Cruzada española se dedicó sobre todo a la narrativa y al periodismo, dejando innumerables artículos en periódicos como Vallibria, La Voz de Galicia, El Progreso y El Faro de Vigo, periódico que además dirigió.
 
   De su obra teatral sobresale O incerto señor don Hamlet, príncipe de Dinamarca (1958). Fue su deseo expreso el que figurase como epitafio en su tumba, la frase textual y en gallego, Eiqui xaz alguén, que coa súa obra, fixo que Galicia durase mil primaveras máis (Aquí yace alguien que, con su obra, hizo que Galicia durase mil primaveras más), que actualmente figura en su sepultura, junto con otra que reza, textualmente y en Gallego loubado seña Deus que me permitiu facerme home neste grande reino que chamamos Galicia (Alabado sea Dios, que me permitió hacerme hombre en este gran reino que llamamos Galicia). Falleció en Vigo, Pontevedra, el 28 de febrero de 1981. 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía