Actualidad
 
 
 
Ante la noticia sobre el cambio del callejero de Madrid

1.- La sentencia de 18 de abril de 2018, de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de Madrid, no resuelve el fondo del asunto ni se pronuncia sobre el acuerdo impugnado dictado por el Ayuntamiento de Madrid, siguiendo las instrucciones sectarias del Comisionado de Memoria Histórica, designado ad hoc por Manuela Carmena.

2.- Es una sentencia que resuelve los recursos de apelación interpuestos tanto por el Ayuntamiento de Madrid como por la Fundación Nacional Francisco Franco con relación, exclusivamente, al auto que dictó el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 23 de Madrid, en la pieza separada de suspensión cautelar de la ejecutividad del acuerdo impugnado. Es decir, no resuelve, como sea dicho, la ratio decidendi de la demanda presentada por la FNFF.

3.- Dicha sentencia no es firme, puesto que contra ella cabe interponer recurso de casación en el plazo de 30 días. La Fundación Nacional Francisco Franco, a través de sus servicios jurídicos, va a interponer recurso de casación contra la misma.

4- El asunto principal sigue ventilándose en el Juzgado del lo Contencioso-Administrativo Número 23 de Madrid, habiendo culminado la fase de prueba, y estando pendiente del escrito de conclusiones de todas las partes procesales. Muy probablemente, la cuestión de fondo sea resuelta antes por el Juzgado que la medida cautelar por el Tribunal Supremo, ante quien se presentará el recurso de casación.

5.- En estas circunstancias, sería una nueva burla al Estado de Derecho y una temeridad procesal que, no siendo firme la sentencia sobre la suspensión y estando pendiente del trámite de conclusiones la causa principal, que el Ayuntamiento procediera al cambio de denominación de las 52 calles, máxime cuando ya ha habido otro juzgado que ha anulado el cambio de la calle Caídos de la División Azul. Nuevamente, insistimos, en que el acuerdo es contrario a Derecho y que la Ley llamada de Memoria Histórica, en la que se ampara, no permite el cambio de denominación del callejero, por motivos ideológicos y sectarios. Una ley no puede regular la historia de un pueblo y de una nación, so pena de atentar a los principios y derechos constitucionales de libertad ideológica, libertad de expresión, libertad de cátedra, igualdad ante la ley y proscripción de toda discriminación por razones ideológicas.

 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía