Negro sobre Blanco
 
 
 
Antonio Cruz-Conde y Conde, el mejor Alcalde de Córdoba
 
PPG - FNFF 
 
 
 
Antonio Cruz-Conde y Conde nació el 3 de abril de 1910, en Córdoba. Hijo de Rafael Cruz-Conde Fusteguerras, quien fuera también Alcalde de Córdoba y de Ángela Conde Marín; y nieto de Tomás Conde Luque. Cursó el Bachillerato Superior en Málaga, en el Colegio de El Palo de los Jesuitas, estudiando Derecho en las Universidades de Granada y de Sevilla, aunque no llegó a terminar la Carrera, ya que tuvo que hacerse cargo de las Bodegas familiares.
 
   En el año 1933 se afilió a Falange Española. Militante Falangista de primera hora. Camisa Vieja de la Falange y Miembro de la Vieja Guardia. Combatió en la Cruzada de Liberación Nacional, en la 31ª División, donde alcanzó el empleo de Teniente. Militante de FET y de las JONS. Fue Alcalde y Jefe Local del Movimiento de Córdoba, desde el 20 de noviembre de 1951 hasta el 25 de septiembre de 1962. Considerado como el mejor Alcalde de Córdoba, por haber impulsado en los años 1950 grandes cambios en la ciudad en un mandato de casi once años.
 
   Entre sus principales contribuciones destacan: el punto de vista de las infraestructuras que sufrieron una profunda transformación, cambiando su fisonomía y posibilitando su posterior expansión urbanística, todo ello bajo un modelo de ciudad que tuvo en su mente y que compartió con su equipo, que le llevó a numerosas contribuciones y creaciones urbanísticas de las cuales la ciudad se benefició poderosamente. Desde un punto de vista turístico, llevó a cabo la reforma de numerosos inmuebles; la creación del Parador de la Arruzafa, o del Hotel Córdoba Palace, así como la construcción del Cámping Municipal.
 
   Desde el punto de vista urbanístico, la construcción entre otras de la Avenida del Conde de Vallellano, la Avenida Carlos III o la Avenida del Corregidor. Asimismo y conscientes de la importancia de las infraestructuras de la ciudad, se llevó a cabo la construcción del Puente de San Rafael, del Aeropuerto, único Aeropuerto municipal de España, o la construcción del Parque Cruz-Conde, los Jardines del Zumbacón, además de la Universidad Laboral. En el ámbito deportivo, llevó a cabo la compra del Estadio El Arcángel, o el derribo del antiguo Mercado de Abastos de la Plaza de la Corredera. Fue el último de una saga de Alcaldes que se remonta al siglo XIX, siendo el último de los siete miembros de su familia en tomar el bastón de primer Edil de Córdoba.
 
   Posteriormente, fue Presidente de la Diputación de Córdoba, entre los años 1962 y 1967, desde donde promovió, entre otras: la construcción del Hospital Provincial, del Hospital Psiquiátrico, de la red provincial de carreteras o del Centro de Fomento Pecuario. En el año 1976 se presentó a las elecciones a la Alcaldía de Córdoba, perdiendo en las mismas con el por entonces Alcalde de la ciudad, Antonio Alarcón Constant. En las elecciones del año 1977 fue candidato al Senado por Alianza Popular, no siendo elegido. Premios: Académico de Honor, elegido el 3 de diciembre de 1955; Medalla de Oro de Córdoba, en 1962; IV Zahira de Oro; Placa de la Asociación de Amigos de los Patios, en 1978; Socio de Honor de la Asociación de Amigos de Córdoba, Hijo Predilecto de la provincia de Córdoba, etc.
 
   Estaba en posesión de diferentes condecoraciones, entre ellas: Medalla de la Vieja Guardia de la Falange, Gran Cruz de la Orden Imperial del Yugo y las Flechas, Gran Cruz de la Orden de Cisneros al Mérito Político, Gran Cruz de la Orden de Isabel La Católica y Medalla al Mérito Civil. En el año 1943 contrajo matrimonio con Guadalupe Suárez de Tangil y Guzmán, hija del Conde de Vallellano, Fernando Suárez de Tangil, teniendo seis hijos: Rafael, José, Guadalupe, Fernando, Alfonso y Antonio. Falleció en Córdoba, el día 5 de diciembre de 2003, a los 93 años de edad.


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía