Actualidad
 
 
 
COMUNICADO DE LA FNFF: LA VERDAD PADECE, PERO NO PERECE


 

Sirva este comunicado de respuesta a todos los medios de difusión, tanto de prensa como de televisión, que han tratado de rebatir, sin éxito, la veracidad de nuestros argumentos en los últimos comunicados dirigidos a IU y En Marea.

Tanto la cadena de televisión La Sexta del señor Roures como los digitales eldiario.es del señor Escolar, elplural.com del señor Sopena, el periódico.com del señor Hernández o el huffpost.com del señor Cebrián, por citar sólo unos cuantos, han respondido a nuestros comunicados sin aportar la menor argumentación seria, consecuencia lógicamente derivada de la inexistencia de datos históricos que oponer a nuestras afirmaciones. El hecho de utilizar el insulto fácil y una truculenta mordacidad, tan mal elaborada como poco original, demuestra que la verdad padece, pero no perece, como decía Santa Teresa, y que la mentira sólo se abre paso, temporalmente, gracias a la superioridad numérica de medios, que no a la excelencia informativa ni a la noble aspiración de difundir la historia para ayudar a construir una sociedad más justa y más libre, único objetivo de los medios de difusión e información que mantienen un recto sentido de la deontología periodística.

 

Los últimos ataques a la figura y obra del Generalísimo Francisco Franco de estos medios adolecen de nulos argumentos históricos y abundan en manipulaciones, como es habitual. Así nos encontramos con que el señor Escolar se conforma con recopilar fracciones de nuestro comunicado y publicar una fotografía de la entrevista en Hendaya, cita en la que Franco consiguió hacer desistir a Hitler de sus exigencias para que España entrase a su lado en el conflicto bélico, lo que demuestra que manipular a los lectores con medias verdades, señor Escolar, es el único recurso periodístico que usted domina. En internet podrá encontrar fotos de Hitler con el primer ministro británico Neville Chamberlain. ¿También va usted a equipararlos por eso?

 

Algo parecido ocurre con la pírrica aportación de El Huffington Post español (propiedad al 50% del Grupo Prisa del señor Cebrián), al que parecen no haberle sido útiles los conocimientos adquiridos para documentar las noticias cuando fue jefe de los servicios informativos de la RTVE de la España de Franco; únicamente aporta más imágenes del Caudillo junto a Hitler, sin un solo desmentido fundamentado a nuestras afirmaciones. Busque imágenes del ministro de exteriores alemán von Ribbentrop junto a su homólogo soviético Molotov ¿Va a concluir Ud. que ambos eran nazis por aparecer juntos en algunas imágenes?

 

El señor Sopena, antiguo redactor en Barcelona de La Vanguardia Española y ex-miembro numerario del Opus Dei, nos acusa de insultar a la coalición comunista de IU. Mejor le iría criticando lo que hace ese grupo político solicitando nuestra ilegalización y reprobación por el Parlamento, solicitud que es una clara amenaza a la libertad de opinión y expresión que dicen defender, con lo que demuestran así su verdadera naturaleza totalitaria.

 

El señor Hernández, en su publicación digital del Grupo Zeta, cuyo fundador fue el difunto señor Asensio Pizarro, antiguo redactor del diario carlista y católico El Correo Catalán, tampoco parece tener una gran afición por el rigor informativo, pero no podemos negarle una cierta vis cómica. Así nos encontramos al señor Ortega, que esboza una caricatura de lo que sería la antítesis de Hitler: "una guapa modelo negra, judía, residente en Atenas y rebosante de buenos sentimientos". Nada que objetar a la profundidad de tal razonamiento salvo que, siguiéndolo y viendo la imagen del señor Ortega, quizá alguien concluiría que es nazi, pues tampoco se parece a la mujer descrita. Estamos consumidos por la duda.

 

Y ¿qué decir de La Sexta del ex trotskista y acusado de colaborar con la banda criminal ETA en Barcelona señor Roures, todo un adalid de la democracia y del respeto a la ley? En la noche de este pasado sábado fue emitida una nueva muestra de su habitual telebasura en la que se esforzaban, una vez más y a la desesperada, en emponzoñar la figura y obra del Generalísimo Francisco Franco relacionándola arteramente con la de Adolfo Hitler. Para ello ¡cómo no! nuevas imágenes de la entrevista de Hendaya (ya hemos explicado que en la misma Franco consiguió salvar a España de entrar en la Segunda Guerra Mundial, algo que todos estos manipuladores ocultan a su propio público) y unas declaraciones de Hitler elogiando a la División Azul por su bravura en combate. Recordemos que esta unidad fue, exclusivamente, a luchar contra el comunismo soviético en defensa de la civilización cristiana. Lástima que no se hicieran eco también de los halagos del pueblo llano ruso y letón a nuestros divisionarios por su liberación de la opresión bajo la bota soviética y por la restauración del culto religioso en sus poblaciones; o de los del general soviético Zukhov, estupefacto ante la valía militar de nuestros soldados en la batalla de Krasny Bor, en la que con apenas 6.000 efectivos de infantería ligera hicieron frente a más de 44.000 soldados soviéticos, 800 cañones, 100 carros de combate y 50 aviones, desbaratando una de las grandes operaciones militares del ejército rojo. Toda la nación española debe tributo de agradecimiento y admiración a la División Azul. Su ejemplar comportamiento en el frente pagó con creces la deuda contraída con Alemania durante la guerra civil por su ayuda, y desanimó a Hitler a plantearse invadir España tras la negativa de Franco de sumarse a las tropas del Eje, precisamente en Hendaya como ya se ha dicho, hasta el punto de llegar a decir que no se podía entrar en España sin el permiso de los españoles. Recordemos también el importante hecho de que cuando Alemania apoyó a la España Nacional aún no había comenzado la IIª Guerra Mundial. Sin embargo, el bando frentepopulista, con el PSOE y el PCE a la cabeza, junto al PNV, ERC, UGT y CNT, recibieron ayuda del ya consumado carnicero Stalin (había asesinado a decenas de millones de compatriotas rusos) a cambio de entregarle todas las reservas de oro del Banco de España, las cuartas del mundo. Así se las gastaban los "defensores de la democracia y la libertad" cuyos herederos ideológicos pretenden hoy darnos lecciones de ética y política a diario. Significativamente, el Parlamento español aún no ha condenado solemnemente ni la alianza del gobierno socialista de la Segunda República con el genocida Stalin (recordemos el Holodomor, o genocidio ucraniano reconocido por las Naciones Unidas y el Parlamento Europeo), ni el atraco al Banco de España. Tampoco ha exigido a esos partidos políticos responsables que devuelvan lo robado a todos los españoles. Como nunca es tarde si la dicha es buena, animamos a sus señorías a hacerlo en las próximas semanas. Sería una buena contribución a la verdad y un primer síntoma de regeneración política.

 

Pero no terminaremos sin exigir a estos millonarios de la izquierda caviar que aclaren a la opinión pública cómo fueron posibles las firmas de los llamados Acuerdos de Múnich del 30 de septiembre de 1938, en plena guerra española, por las alabadas democracias del Reino Unido y de Francia con los totalitarismos de la fascista Italia y la nacional-socialista Alemania. O el pacto de colaboración económica y comercial entre su admirado Stalin y el denostado Hitler firmado el 19 de agosto de 1939, así como el de no agresión del 23 de agosto del mismo año, y la invasión conjunta Hitler-Stalin de Polonia un mes más tarde. Deberían explicarlos, sí, pero no pueden, porque se les caería el entramado millonario de la memoria histórica.

 

Como aún no tenían suficiente con las manipulaciones retransmitidas, los bien adoctrinados presentadores de la Sexta la tomaron a continuación con El Valle de los Caídos, siempre tan a mano para estos menesteres, momento en el que otro de los tertulianos y millonarios de izquierda, el señor Sardá, tuvo la ocurrencia de pedir que se hiciera una discoteca con botellón en el templo católico. Ante semejante salida de pata de banco no tenemos más remedio que reconocerle el arrojo de mostrar así al público su auténtica catadura moral y su respeto por el eterno descanso de decenas de miles de caídos de ambos bandos que reposan allí para dar testimonio de la reconciliación y del perdón alcanzados durante el gobierno de Franco, tras una confrontación que algunos parecen empeñarse a diario en reavivar.

 

Lamentamos esta torticera forma de ejercer el deber de informar, tan opuesta a la que obliga a toda prensa respetuosa con la mejor deontología profesional. Es el noble pueblo español objeto de sus patrañas y único perjudicado, mientras dichas organizaciones y empresas engordan sus cuentas de resultados y los patrimonios personales de sus dirigentes, merced a la financiación y a la impunidad que les brinda la estructura jurídico-política de falsificación mal llamada Ley de Memoria Histórica.

 

Esta Fundación Nacional Francisco Franco, fiel a su filosofía y a sus compromisos con el pueblo español, seguirá defendiendo la verdad y rebatiendo la mentira y la manipulación, vengan éstas de donde vengan, con datos y hechos irrefutables. España está cada día más necesitada de conocer su verdadero pasado y de reconducir a estas organizaciones falsificadoras y envenenadoras de la convivencia, enemigas de una sociedad sana y verdaderamente libre.

 

¡ARRIBA ESPAÑA!



FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía