Inicio
 
 
 
COMUNICADO DE LA FNFF: ¿SE BRINDA EL PROFESOR VIÑAS A COLABORAR CON LA FUNDACIÓN?

Es de agradecer que el profesor Ángel Viñas, a través de sugerencias y entre sus habituales ironías, se brinde a colaborar en la mejora del funcionamiento de la Fundación Nacional Francisco Franco, a la vez que, como no podría ser de otro modo, parezca alinearse con los que piden, desde la izquierda más extrema, ilegalizar -¡Ah, qué miedo les causa la libertad!- a esta Fundación o, simplemente, poner cortapisas a su trabajo.

Resulta significativo y se lo agradecemos, dada la escasa simpatía que esta Fundación parece despertarle,  que el profesor Viñas reconozca la persecución que la FNFF sufre y que estemos -palabras suyas y no nuestras- “bajo el fuego de algunos sectores de la política española”, aunque entre líneas también abogue, llegado el caso, por la incautación de la documentación que custodiamos (con argumentos harto fútiles pues no pocos presidentes americanos, por ejemplo, tienen fundaciones que custodian sus archivos). Todo ello no es óbice para que reconozcamos y agradezcamos la validez de las sugerencias que el profesor Viñas nos hace para mejorar nuestro trabajo y que, coherentemente, a buen seguro nos brindará su firma cuando esta Fundación solicite el apoyo para lo que él mismo propone, o para evitar la censura que algunos pretenden imponerle con criterios políticos.

Nos sugiere el profesor Ángel Viñas que procedamos a la difusión en la red del catálogo de documentos de la Fundación, y hemos de darle la razón en ello, para que cualquier historiador, investigador o persona interesada pueda, sin el desplazamiento consiguiente, solicitar copia –con las reservas habituales de cualquier archivo- de aquello que necesite. Naturalmente, los medios de la Fundación Nacional Francisco Franco, que no recibe subvención alguna, al contrario que la inmensa  mayoría de las fundaciones, y que se ve sometida a la persecución, la marginación y la discriminación en caso de solicitarla, por el fuego de esos sectores de la política española que el profesor Viñas señala, son limitados, pero vamos a estudiar la viabilidad de la sugerencia. Recogemos pues la propuesta para la mejora del funcionamiento de nuestro archivo para los usuarios, y esperamos el apoyo del profesor Viñas si, llegado el caso, fuera necesario solicitar alguna subvención para ello.

Nos alegra sobremanera que frente a otros, el profesor Viñas sea partidario, al igual que esta Fundación, de la libertad absoluta, que algunos de esos “francotiradores” quieren vía pregunta parlamentaria cercenar, para la consulta de nuestros fondos documentales que, por otro lado, hace tiempo que pueden ser consultados libremente, sin cortapisa alguna, bien en la propia Fundación, bien a través de la copia digital que posee el Centro Documental de la Memoria Histórica.

Somos los primeros interesados en reunir y difundir la máxima documentación posible referida a Francisco Franco –porque nuestro propósito no es homenajear sino difundir y dar a conocer la obra y la figura de Francisco Franco- y por ello trabajamos en el incremento constante de nuestros fondos a través de donaciones particulares que de otro modo se perderían, acabarían en las ferias de papel viejo, o en manos de algún anticuario. Compartimos con el profesor Viñas la idea de que, pasado el tiempo lógico, la documentación sea de libre acceso, y por ello la Fundación lleva años atendiendo a quienes se han dirigido a nosotros, independientemente de sus ideas y de que estemos más o menos en consonancia con sus tesis, a la búsqueda de documentación.           

No entendemos, por ello, que cuando hace referencia a que  los papeles del Caudillo permanezcan ocultos, se esté refiriendo a los que nosotros custodiamos que, con las condiciones habituales en cualquier archivo, pueden ser consultados libremente en nuestras instalaciones. Es más, invitamos al profesor Viñas a que, si no tiene que desplazarse a Salamanca por otras razones, haga sus consultas en nuestra Fundación.

Nos hacemos eco de la sugerencia que nos hace de la publicación de la Hoja de Servicios de Francisco Franco, pero como el profesor Viñas no ignora, es otro Archivo Estatal el que teóricamente debe custodiarla y, por experiencia de no pocos investigadores que se han dirigido a la Fundación, somos conscientes de las dificultades que aún hoy existen para su consulta. Este hecho, contrariamente a lo que sugiere el profesor Viñas, ha contribuido a facilitar interpretaciones contrarias a una hoja de servicios tan brillante como la de Francisco Franco, y quizás por ello los poderes públicos no han permitido su difusión. Sugerimos al profesor Viñas, ya que él dispone de contactos más amplios con el poder que nosotros, que pida que dicha documentación pase a ser de dominio público.

Eso sí, debemos precisar al profesor Viñas que la obra del coronel Blanco Escolá sobre la pretendida, supuesta y falsa “incompetencia militar de Franco” -¡si Franco era un incompetente cómo serían todos los demás a los que derrotó!-, contestada por un militar con mayor grado de preparación profesional que él, el general Rafael Casas de la Vega, hecha para engarzarse en la tesis habitual de la izquierda en esos años, es un arquetipo de cómo, para que me cuadre la tesis, se censura o se evita hacer mención –testimonios, informes, parte de los juicios contradictorios…- a todo aquello que no avala sus insinuaciones.

Finalmente subrayar, dado el interés del profesor Viñas, que, salvo de forma colateral, lo referente a los ejecutados tras sentencia por Consejo de Guerra, a los que hacía referencia el anterior vicepresidente de la Fundación, como el profesor Viñas no ignora, no se encuentra en nuestros archivos, sino en la documentación custodiada en los denominados Archivos Militares Intermedios.

A pesar de ello, y de los “piropos” que anota el profesor Viñas le hemos dedicado desde esta Fundación o en las publicaciones de la Fundación, fruto de la crítica documentada y fundamentada a sus obras, no podemos por menos que reiterar nuestro agradecimiento a su colaboración desinteresada para la mejora del funcionamiento de la FNFF al servicio de como él dice “la excelsa figura” de quien tomamos nuestro nombre.

 

FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO



FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía