Actualidad
 
 
 
Cariñoso y Moniquita
 
 
 
 
Lunes, 18 de noviembre de 2013  
 
 
   Hoy vamos a hablar de una pareja de enamorados. El se llama Francisco Javier Soler, apodado El Cariñoso, tiene 34 años y es un antropólogo que ha venido a España con una beca de estudios. Además dice ser católico. Ella, Mónica Caballero, tiene 25 años y según dice, había venido a España desde Chile, para fabricar hamburguesas de verdura, y llegaron a Barcelona alojándose en el barrio de El Carmelo. Como okupas.  
 
   Esta parejita se conoció en Chile formando parte de un grupo anarquista denominado “Comando Lautaro”, que es el nombre de aquel caudillo araucano que combatió contra los españoles de Pedro de Valdivia, al que mató en medio de torturas. Pues bien, esta pareja estaba buscada por la policía chilena, acusada de haber puesto o colaborado en la colocación de 30 bombas, aunque por razones que desconocemos había sido absuelta, según han contado ellos.  
 
   Llegados a  España a fines del año 2012, y al aterrizar en Barcelona se pusieron en contacto con una italiana llamada Valeria Giacomoni, de 34 años, que estaba estudiando en la Universidad de Barcelona, montaron un grupo anarquista denominado “Comando insurreccional Mateo Morral”. El pasado 2 de octubre fueron ellos los que colocaron un artefacto explosivo en la basílica del Pilar de Zaragoza causando bastantes destrozos. El motivo de ello era porque “es un símbolo del franquismo”.    
 
   Pero antes ya habían colocado otro en Madrid el 7 de febrero, en la catedral de La Almudena donde pudo haber hecho bastante daño si no hubiera sido desactivado por los Tedax. Este atentado ya había sido reivindicado por el Comando Mateo Morral, lo que sorprendió a la policía, porque eso de “insurreccional” no tenía acento español.  
 
   Mateo Morral era un anarquista de Sabadell discípulo de la llamada “Escuela Moderna” que dirigía Ferrer y Guardia en Barcelona, y que fue el autor del atentado más importante que ha habido en España después del que tuvo lugar en Madrid el 11-M. Mateo Morral lanzó una bomba Orsini escondida en un ramo de flores, contra la carroza en la que iba por la Calle Mayor de Madrid, el rey Alfonso XIII junto con su novia la princesa Victoria Eugenia de Battemberg para casarse en San Jerónimo el Real. La explosión hizo bastantes víctimas pero sólo pudo manchar de sangre el traje de novia de la que iba a ser Reina porque el ramo de flores con la bomba tropezó con un cable aéreo y se desvió. En cambio hubo 28 muertos y un centenar de heridos en aquel 31 de mayo de 1906.    
 
   Por cierto que esta calle Mayor durante la guerra civil se rebautizó como calle de Mateo Morral en recuerdo de tan “Fausto” acontecimiento.  
 
   La bomba Orsini, de origen italiano, era la que solían utilizar los anarquistas catalanes. Una de ellas la lanzaron en el Teatro del Liceo de Barcelona, causando las victimas que era de esperar    
 
   Además de esta pareja chilena y la licenciada italiana, fueron detenidos en la misma casa un argentino y otra chilena. El día anterior “Cariñoso” y “Moniquita” fueron vistos y grabados por las cámaras de seguridad en el monasterio de Montserrat dando la sensación de que estaban preparando una nueva operación de terrorismo anarquista. Y es que Bakunin y Kropotkin siguen teniendo muchos adeptos. Y no sólo adeptos, sino que están organizados. Y aquí tenemos una buena prueba de él.          
 
 
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía