Negro sobre Blanco
 
 
 
Carlos Sáenz de Tejada, pintor e ilustrador del Bando Nacional
 
PPG - FNFF 
 
 
Carlos Sáenz de Tejada y de Lezama, nació en Tánger, Marruecos, el 22 de junio de 1897. Era hijo del diplomático Carlos Sáenz de Tejada y Groizard y de María de Lezama González del Campillo; su familia provenía de la vieja aristocracia y nobleza de provincias, fuertemente arraigada en la Rioja. Inició su aprendizaje en la pintura y el dibujo Orán con Daniel Cortés, en 1908. Se trasladó a Madrid en 1911, donde entró en el taller de José María López Mezquita, dirigido posteriormente por Fernando Álvarez de Sotomayor. En 1916 pasó a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, recibiendo clases, entre otros, de Joaquín Sorolla.
 
   Desde muy joven publicó ilustraciones en La Libertad; La Esfera; Nuevo Mundo; Elegancias; Aire Libre; Revista de Occidente; Aspas; y Alfar. Fue seleccionado para el Salón de Otoño de 1924, donde también exponían José Gutiérrez Solana y Pablo Ruiz Picasso, y para la Exposición de Artistas Ibéricos de 1925 del Parque del Retiro de Madrid.
 
   La Junta para la Ampliación de Estudios le envió a París para estudiar pintura mural. Allí trabajó de forma intermitente en el periodo 1926-1935, ilustrando para Robe; Fémina; Jardín des Modes; Harper's Bazaar; y Vogue; además de diseñar los carteles del espectáculo de baile de La Argentinita y los decorados escenográficos de montajes de la ópera Carmen; y el Bolero de Ravel. Trabajó en varias editoriales como La Pléyade; Chiffrin; o Draegger; y colaboró con publicaciones de Londres, Berlín y Nueva York. Sus figurines y dibujos de moda difundieron la imagen femenina estilizada y deportiva propia de la modernidad de los años treinta; de forma similar a lo que contemporáneamente hacía Rafael de Penagos.
 
   En 1935 regresó a Madrid, donde ilustró para ABC y Blanco y Negro y diseñó un cartel para el Círculo de Bellas Artes. El hecho de pasar las vacaciones veraniegas en su casa familiar de Laguardia, Álava, de donde había sido nombrado hijo adoptivo en 1938 y sus simpatías por el carlismo, hicieron que se adhiriera al Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936.
 
   Durante la Cruzada alcanzó un gran protagonismo artístico, a partir del momento en que el General Jordana encontró unos dibujos de tema bélico destinados a la revista inglesa Sphere. También había enviado dibujos a la revista francesa L'Illustration. Incorporado al Servicio de Prensa y Propaganda de Falange en Salamanca, su obra pasó a ser un referente iconográfico del Bando Nacional; y sus dibujos se utilizaron para ilustrar libros de importancia capital, como: el Poema de la bestia y el ángel de José María Pemán (1938) y la Historia de la Cruzada Española de Joaquín Arrarás (1940-1944).
 
   Después de la contienda ilustró las publicaciones de las Delegaciones de Prensa y Propaganda, como la revista falangista Vértice, entre 1937 y 1943. Restauró obras de arte para la Diputación Foral de Álava y desarrolló un amplio programa de muralismo en distintos edificios públicos de Vitoria, en el Valle de los Caídos y en el Instituto de Investigaciones Agronómicas de la Universidad Complutense de Madrid.
 
   Cada año entre 1939 y 1950 ilustró el calendario del Banco Central. Ejerció la dirección artística de La moda en España (1943-1947), y de la Editorial Fournier en 1948. También realizó los dibujos del Himno Falangista Cara al Sol. Obtuvo plaza de Profesor de Pintura Mural en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Madrid (1941-1950) y la Cátedra de Ilustración en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando (1942-1958).
 
   Durante 1947 realizó las ilustraciones de libros como Don Juan Tenorio de José Zorrilla, El bosque animado de Wenceslao Fernández Flórez y Zogo-Ibi de Enrique Larreta. Este mismo año recibe la Medalla de Oro en la Exposición Nacional de Artes Decorativas. En 1949 consigue el premio de Dibujo en el Concurso de Dibujos y Grabados de Escenas y Libros Militares. En 1950 ilustró Los Intereses Creados de Jacinto Benavente, recibió la Medalla de Plata de Bellas Artes y fue nombrado Presidente de la Asociación de Dibujantes. En 1951 trabajó en bocetos y figurines para el Teatro Español Universitario y organizó, con la Asociación de Dibujantes, el I Salón de Ilustradores. En 1955 recibió la Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes y fue nombrado Vocal del Consejo de Cultura de la Diputación Foral de Álava. En 1957 ilustró el Platero y yo de Juan Ramón Jiménez. La mejor colección de su obra es propiedad de la Caja de Ahorros de Vitoria y Álava. Falleció en Madrid, el 23 de febrero de 1958.
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía