Negro sobre Blanco
 
 
 
Celia Gámez, gran impulsora de la Revista Cómica Musical española
 
 
PPG - FNFF 
 
 
Celia Gámez Carrasco, gran actriz española, nació en Buenos Aires, Argentina, el 25 de agosto de 1905. Sus padres fueron: Rafael Gámez, Capitán de la Marina Mercante, y su madre Antonia Carrasco, que eran malagueños. Tuvieron 11 hijos.
 
   Celia empezó en Argentina, en un pequeño papel con José Padilla, en cuyo estreno, nada más pisar la escena, se desmayó. A los 13 años debutó en el teatro de “La Comedia”, como vicetiple, en la obra Las Corsarias, del Maestro Alonso, y después ocupó el papel protagonista en la misma obra al enfermar la primera vedette. En diciembre de 1925 Celia acompañó a su padre a España, y durante el viaje en tren de Barcelona a Madrid, la Marquesa de la Corona la oyó cantar unos tangos y solicitó su contribución en una obra con fines benéficos que tuvo lugar en el Teatro Pavón de Madrid, a la que asistieron los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia y el General Miguel Primo de Rivera y Orbaneja.
 
   Con 17 años ya había triunfado cantando tangos y canciones, como: Y todo a media luz; o Mi caballo murió. Trabajó en el Teatro Romea de Madrid, contratada por el empresario José Campúa. Realizó una gira por toda España y, a su regreso,  también actuó en el Teatro Infanta Isabel.
 
   En 1926 trabajó junto a Carlos Gardel, y actuaron juntos en el Teatro Romea de la calle Carretas, y conoció a Darío López, que fue su consejero y amor platónico. En ese año debutó en el Teatro Eslava con Las burladoras del amor y con otra obra: El carnet del Eslava, ambas del Maestro Padilla.
 
   Ya se había convertido en un fenómeno teatral y en una famosísima vedette de la escena madrileña, apoyada siempre por el Maestro Francisco Alonso, especialmente a partir del gran éxito que supuso el estreno de la revista Las Leandras, el 12 de noviembre de 1931, en el Teatro Pavón de Madrid, con libreto de José Muñoz Román y de Juan Ignacio González del Castillo. Esta obra fue el gran éxito de su vida, con más de 4.000 representaciones a lo largo de su carrera.
 
   Al comenzar Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936, se encontraba de gira con su Compañía por Zona Nacional, a la que apoyó durante la contienda. Esto le permitió continuar con sus éxitos y popularidad. Más tarde, marchó a Buenos Aires, donde siempre defendió la Causa Nacional. Fue una gran admiradora de José Antonio Primo de Rivera y del Caudillo de España Generalísimo Francisco Franco Bahamonde.
 
   Al finalizar la Cruzada Nacional de Liberación, regresó a España. Un tema suyo, Ya hemos ‘pasao’, fue muy famoso, en contra del No pasarán de las milicias rojas. Cosechó grandes éxitos con sus célebres números musicales Pichi; y Los nardos.
 
   Fue una gran impulsora de la Revista Cómica Musical, y estrenó con gran éxito, entre otras: La cenicienta del Palace, con libreto de Carlos Somontes, y música del Maestro Fernando Moraleda; Si Fausto fuera Faustina, de José Luis Sáenz de Heredia y Federico Vázquez Ochando; Hoy como ayer, de Enrique Llovet y Antonio Lara Gavilán “Tono”Gran revista, de Francisco Ramos de Castro; La estrella de Egipto, con libreto de Adrián Ortega y música de Fernando Moraleda; y Yola, que fue calificada por Celia como “una de las cuatro revistas de mi vida”, original de José Luis Sáenz de Heredia y de José María Iruesta.
 
   En esta época conoció en San Sebastián al Médico Odontólogo José Manuel Goenaga, con quien se casó el 1 de julio de 1944 en la iglesia de Los Jerónimos de Madrid, siendo su padrino el General  José Millán-Astray, fundador de La Legión. El matrimonio fue de muy corta duración y la pareja se separó.
 
   Sabía organizar a su alrededor espléndidos espectáculos a medio camino entre la revista y la opereta, de los que salieron muchísimas canciones populares y en su Compañía dieron sus primeros pasos muchos jóvenes valores, que más tarde fueron grandes artistas y llegaron a ocupar los primeros puestos del teatro español, como por ejemplo: Tony Leblanc, José Luis Ozores, Lina Morgan, Fernando Fernán Gómez, Concha Velasco, Esperanza Roy, Manolo Gómez Bur, Florinda Chico, Pedro Osinaga, Maruja Boldoba, Vicky Lagos, Licia Calderón, etc.
 
   Otras revistas en las que fue protagonista, fueron: El águila de fuego, con libreto de Arturo Rigel y Ramos de Castro y música del francés Francis López; La estrella trae cola, del Maestro Antonio Quintero Ramírez  y de Jesús María de Arozamena Berastegui; Colomba, con libreto de José María de Arozamena y Luis Tejedor y música de los maestros Fernando Moraleda y Federico Moreno Torroba; Buenos días, amor, de Arturo Rigel, José María de Arozamena y música del Maestro Gregorio García Segura; Aquí la verdad desnuda, de José Muñoz Román y el Maestro Jacinto Guerrero; y Es mejor en otoño, de Alfonso Paso. También realizó alguna incursión en el cine, destacando: Rápteme usted (1940); Las Leandras (1969), protagonizada por Rocío Dúrcal; y Mi hijos no es lo que parece (1974).
 
   En 1976, murió su hermana Amelia, su compañera de siempre, y optó por trasladarse a Buenos Aires. Sus últimos años los vivió modestamente en una residencia de ancianos, en el geriátrico San Jorge de Buenos Aires. Aquejada de la enfermedad de Alzheimer, fue ingresada el 10 de noviembre de 1992 en la Clínica bonaerense del Sol. Falleció en este centro el 10 de diciembre de 1992. Falleció en Buenos Aires, el 10 de diciembre de 1992, a los 87 años de edad. Fue enterrada en el cementerio de la Chacarita de la capital argentina.
 
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía