Comunicados
 
 
 
Comunicado de la FNFF: Museos de Benito Mussolini en Italia

En febrero pasado, el diputado de Unidos Podemos Antón Gómez-Reino pronunció la siguiente frase en su discurso contra esta Fundación: “¿Se puede imaginar alguien una Fundación Benito Mussolini en Italia?”.

Seguramente, el diputado Gómez-Reino se sorprendería si supiera que en Italia la figura de Mussolini, a pesar de los ataques sufridos desde hace más de setenta años, es mucho más respetada por la Administración y la academia italianas que la de Franco por las respectivas españolas.

Predappio, el pueblo natal de Mussolini, que fue militante socialista hasta la primera posguerra mundial, recibe en torno a 50.000 visitantes anuales que desean conocer el lugar donde el Duce vino al mundo. Y el alcalde, perteneciente al Partido Democrático (izquierda), promueve la construcción de un museo y un archivo para conocer la historia del régimen fascista, en vez de tratar de borrarlo, como quieren en España la ley de memoria histórica, el PSOE y Unidos Podemos. El Gobierno presidido por Matteo Renzi se había comprometido a aportar parte de los casi seis millones de euros previstos para la construcción.

La casa de vacaciones de Mussolini y su familia, Villa Carpena, es otro museo dedicado al ‘Duce’, con el nombre de Casa dei Ricordi.

Aunque existen muchas similitudes entre Francisco Franco y Benito Mussolini (tomaron el poder debido al fracaso del liberalismo y la rampante agitación izquierdista, industrializaron sus países…), hay una gran diferencia entre ellos: el Generalísimo no fue aliado militar del III Reich, ni participó en la Segunda Guerra Mundial como beligerante, ni fue vencido por ejércitos invasores.

Mientras Mussolini fue asesinado en la derrota, Franco falleció de ancianidad, despedido por su sucesor y su pueblo y homenajeado con un minuto de silencio por la Asamblea de las Naciones Unidas.

El desprecio en España a Franco es también excepcional si se compara con las honras públicas que reciben en otros países que formaron parte del Eje y del Pacto Tripartito (Japón, Hungría y Bulgaria) o fueron aliados militares de Alemania (Finlandia) sus dirigentes de esa época: el emperador Hiro-Hito, el rey Boris III, el mariscal Mannerheim, el almirante Horthy…

España es diferente.



FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía