Actualidad
 
 
 
Concentración en Barcelona: "De España y catalanes"
Hoy 12 de octubre, es una fecha especial para España, por ser el día de la Virgen del Pilar, Patrona de la Hispanidad y, por tanto, día de la Fiesta Nacional. Pero, por toda la polémica que han creado los movimientos secesionistas catalanes, es un día especial por la concentración que se ha hecho en la Plaza de Cataluña de Barcelona, convocada por la Plataforma “De España y catalanes”, hoy a las 12 del mediodía.   
 
 
 
La manifestación ha contado con la asistencia de miles de catalanes que se han rebelado contra los movimientos independentistas de su gobierno, que quieren llevar a Cataluña hacia la independencia. Con su presencia han querido dejar claro que no todos los catalanes quieren separarse de España. Sino que ellos se sienten catalanes y españoles, que son dos realidades que no se pueden separar y que nadie puede obligarles a elegir una de las dos.     La Plaza de Cataluña ha estado inundada de banderas de España y de Cataluña, juntas, como siempre han debido de estar. Los catalanes se han unido en una sola voz, cantando vivas a España, a Cataluña, y a la unidad sagrada de la Patria. Carteles con eslogan muy ingeniosos, como aquel que decía en inglés: HELP, Europe, nacionalists are CRAZY (Socorro, Europa, los nacionalistas están locos) o gritos como: ¡Esta es la juventud de España!    
 
En esta muestra de valentía y patriotismo, se ha leído un manifiesto. Primero en catalán, después en español y, por último, en inglés:    
 
Ante la situación política que estamos viviendo en Cataluña y la grave crisis económica que estamos sufriendo, un conjunto de entidades, asociaciones y numerosos catalanes queremos alzar nuestra voz para expresar sencillamente que somos y nos sentimos catalanes y españoles, lo decimos con orgullo, sin miedo y con naturalidad.    
 
Hoy nos hemos reunido para ejercer nuestra responsabilidad, como catalanes y españoles. Todos nosotros surgimos de la Cataluña silenciosa, la Cataluña que hasta ahora no se ha expresado ni manifestado en la calle, para decir que queremos seguir siendo españoles. No queremos que nuestro silencio se interprete erróneamente o interesadamente. Nuestro silencio no quiere decir que compartimos una Cataluña separada del resto de España. Cataluña somos todos. No queremos que por nuestro silencio, algunos pretendan erigirse en los representantes de todos los catalanes, defendiendo que Cataluña se separe del resto de España, obviando nuestras voluntades y excluyendo una amplísima parte de catalanes que no se sienten representados con esa idea.    
 
Nuestro proyecto compartido es positivo e integrador, nuestro sentimiento por nuestra tierra no es excluyente. Este no es un sentimiento contra nadie, no queremos enfrentamientos entre hermanos. Nuestro mensaje es un sí. Un sí a Cataluña. Un sí al resto de España. Las exclusiones y los mensajes del no, los dejamos para otros.  
 
Manifestamos con total normalidad los valores en los que se fundamenta nuestra democracia, en la libertad y la lealtad, en el autogobierno y la corresponsabilidad, en el respeto y la pluralidad.  
 
Hoy, en las calles de Barcelona queremos reafirmar y reivindicar nuestra plena catalanidad y españolidad, son dos realidades que se complementan y que se convierten en un proyecto común. Queremos decir, con la voz bien clara, que nadie tiene derecho a pedirnos que optemos por nuestra condición de catalán o por nuestra condición de español y tampoco a poner en duda ninguna de las dos realidades. No queremos perder ninguno de estos dos sentimientos que se enriquecen mutuamente. No queremos renunciar a nuestras raíces, a nuestra historia, a nuestra familia, en definitiva, a nuestra realidad, a nuestra vida.
 
No queremos que se nos imponga una realidad ajena. No queremos que se nos impongan fronteras artificiales.Somos muy conscientes de las dificultades que estamos viviendo. No somos ajenos a la grave crisis económica que estamos sufriendo y que afecta crudamente nuestros hijos, nietos, padres, amigos...Pero creemos sinceramente que la solución a esta grave situación no es que Cataluña se separe del resto de España, la solución no es que España se rompa.
 
Los catalanes coincidimos con la necesidad de que se mejore la financiación de Cataluña cuando la situación económica lo permita. Pero nuestro ordenamiento jurídico nos facilita los instrumentos necesarios para alcanzar este objetivo. Con las leyes actuales, podemos mejorar la financiación de los catalanes. Es un objetivo que no renunciamos y que reclamaremos progresivamente en función de la recuperación de la situación económica.
 
Tenemos derecho a saber la verdad. Tenemos derecho a conocer qué consecuencias se derivarían de la separación de Cataluña del resto de España. No aceptamos que se nos quiera imponer una visión idílica de esta separación y más cuando ésta se promueve desde determinados poderes públicos. Esto no es dar miedo, es derecho a saber la verdad.
 
Apelamos a las fuerzas políticas, organizaciones empresariales y sindicales, a los medios de comunicación y a todos los catalanes que en su actuación contribuyan al progreso y bienestar de Cataluña y del conjunto de España desde el diálogo, la convivencia y la solidaridad.Sabemos que hay miles y miles de catalanes que comparten estas ideas. Que, como nosotros hasta el día de hoy, están callados y no han levantado la voz.
 
Hoy, una pequeña representación de todos ellos, hemos alzado la voz para expresar sencillamente y con orgullo que somos y nos sentimos catalanes y españoles.
 
Nos hemos reunido para sumar esfuerzos, compartir voluntades y manifestar, de forma pacífica y cívica, todo en lo que creemos. Como demócratas profundamente convencidos ejercemos nuestra ciudadanía.
 
Nadie tiene derecho a dudar de nuestra convicción democrática. Aquellos que la ponen en duda con una clara voluntad de desacreditarnos expresan una actitud totalitaria y fascista. Su mensaje es claro: o piensas lo que yo quiero o no eres democrático. Rechazamos estos planteamientos. 
 
Somos muchos catalanes los que compartimos estas ideas. Somos muchos catalanes los que estamos orgullosos de estos sentimientos. Pero debemos ser muy conscientes de que si callamos, este silencio se utilizará para legitimar que Cataluña se separe del resto de España.
 
Puede parecer lejano. Puede parecer irreal. Pero aquellos que impulsan la separación de Cataluña del resto de España cuentan con nuestro silencio y nuestra inactividad para legitimar su proyecto.
 
Hoy nos dirigimos a los miles y miles de catalanes que compartimos estas ideas y sentimientos porque rompemos nuestro silencio y dejamos atrás aquella Cataluña silenciosa. Es la única manera en que podremos detener esta aventura separatista.
 
Que cada uno utilice la expresión que libremente desee. Pero no nos quedamos callados y alzamos la voz. Alzamos la voz, de forma clara y nítida, para decir con orgullo: somos y nos sentimos catalanes y españoles.
 
Muchas gracias.    
 
¡Viva España! ¡Viva Cataluña!      
 
Desde la FNFF, volvemos a reiterar nuestro apoyo a todos los catalanes, a todos los españoles que están sufriendo esta situación impuesta por los separatistas.    


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía