Actualidad
 
 
 
Contrabando por la playa
 
 
José Manuel Cansino Muñoz-Repiso
Profesor Titular de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla
 
 
 
   Cumpliendo un mandato europeo a través de la oficina de estadística –Eurostat-, el Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de incorporar al valor total de nuestra producción en un año –el PIB-, el valor de las actividades ilícitas. Estas actividades sumaban unos 9.000 millones de euros en 2010 -año base utilizado por el INE- en concreto unos 5.200 millones el narcotráfico, 3.600 la prostitución, y unos 200 el contrabando tabaco y el juego ilegal.
 
   A poco que pongamos el foco en este último dato comprobaremos que aflora un importante disenso entre los cálculos que se han venido haciendo. Por ejemplo, un informe del Foro Europa Ciudadana situaba en 10.000 millones de euros anuales las pérdidas que genera a la Unión Europea el contrabando de tabaco. La cifra incluye la disminución de ingresos por los impuestos especiales que se aplican al producto y también por el IVA que se deja de recaudar. En el caso de España, este “Think tank” estima que deja de recaudar más de 1.200 millones al año y sólo por el contrabando procedente de Gibraltar, al que habría que sumar el que entra por otros puntos tradicionales como las costas gallegas.
 
   Reparemos en algo importante, los cálculos del Foro Europa Ciudadana son sólo de los impuestos que se dejan de recaudar, es decir, es sólo una parte del precio del tabaco y del valor de negocio de contrabando. Sin embargo, el cálculo del INE lo es a precios de mercado o precios de adquisición. En otras palabras, el Foro estima un valor de unos 1.200 millones de euros de sólo los impuestos que se dejan de recaudar y de sólo el contrabando que entra por Gibraltar. La cifra del INE es de 200 millones que, además de incluir el valor total del contrabando, añade el del juego ilegal. Una discrepancia extraordinaria.
 
   Una tercera cifra vuelve a añadir confusión.  Para la Mesa del Tabaco, el contrabando evade –sólo en Andalucía- 270 millones de euros, con los que se podrían crear 22.000 empleos. Según esta cifra, sólo los impuestos evadidos en Andalucía (no el valor total del comercio) superan la cifra que calcula el INE para toda España a precios de mercado (sumando valor de cada cajetilla y de impuestos).
 
   Muchas de las cajas de tabaco que llegan a Gibraltar, casi libres de impuestos, son vendidas por empresas españolas. Luego acaban vendiéndose en territorio español a mucho menor precio que el legal -un cartón de tabaco que enEspaña supera de largo los 40 euros y en cambio se vende a 25-27 en la colonia británica-. Pero analicemos estos datos con algo más de detalle.
 
   Aunque las empresas tabaqueras españolas vendan a Gibraltar sin IVA ni el Impuesto especial sobre las labores de tabaco, sí pagan un pequeño arancel al gobierno del Peñón. Los responsables españoles de Aduanas detallaron al equipo de investigadores de la Oficina Europea de la Lucha contra el Fraude (Olaf), que el 19% del PIB de Gibraltar proviene de los aranceles por la importación de tabaco. Esta cantidad supone el 33% de ingresos de su presupuesto, cantidad que la colonia destina a Sanidad y Educación.
 
   Gibraltar tiene casi el doble de renta per cápita que España y cinco fuentes de ingresos bastante estables; los servicios, el turismo, la actividad portuaria, las gasolineras flotantes (el denominado “bunkering”) y la subvención anual del Ministerio de Defensa Británico. Una parte notable de los ingresos turistas proceden de los propios españoles que cruzan la verja para comprar tabaco y pasarlo de contrabando.
 
   Las conclusiones del informe que la Olaf ya ha hecho llegar a los gobiernos británico y español  han servido para que la Unión Europea considere que «hay motivos» más que suficientes para creer que en Gibraltar existe contrabando de tabaco y blanqueo de capitales. Por esa razón ha pedido que la justicia española y la británica actúen contra el Peñón para determinar si se están cometiendo tales delitos y, en consecuencia, perseguirlos.
 
   Algunas cifras ilustran la magnitud del contrabando. Entre 2006 y 2011, las exportaciones de tabaco por vía terrestre con destino a Gibraltar se han triplicado, algo que no se corresponde con los 30.000 habitantes de la colonia. Sólo en 2012, las entradas de tabaco a Gibraltar ascendieron a 110 millones de cajetillas. De ir destinadas únicamente al mercado de consumo interno, supondría que cada gibraltareño -desde un recién nacido a un anciano de 100 años- fumaría al día 180 cigarrillos.
 
   Pero que nadie se equivoque. El contrabando en general y el de tabaco en particular, siempre han gozado en España de cierta “simpatía social”. Ahora lo vemos en el cine. En verano lo vemos en playas como las de Puente Mayorgacuando los padres retiran a los niños de la terraza para que no vean las lanchas descargando fardos. Pero desde más antiguo estaba anclado en el cancionero popular cuando se daba es soplo a los contrabandistas de que les esperaba la Guardia Civil. “Marinero, que tu barca venga y vaga/ que están los carabineros acechando/ contrabando por la playa”.
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía