Historia
 
 
 
Creaciones Originales del Régimen Nacional

Eduardo Acero Sáez

Inspector General de Formación Profesional

Boletín Informativo FNFF

Nº 82

No hace falta preámbulo: A continuación se citan algunas de las creaciones originales desde la caída de la nefasta Segunda República hasta la muerte del Generalísimo:

· Periodo de paz social como nunca se había conocido en España salvo en el Directorio de Primo de Rivera. Los derechos de los trabajadores eran frecuentemente más amparados que los de los empresarios.

· Constitución de una gran red de Residencias para trabajadores y jubilados, repartidos por toda España, a precios muy económicos.

· Novedad, ya que no existía en España, de una Seguridad Social para los trabajadores y pensionistas. En la República el autor de este trabajo conoció el caso de su padre que como empleado de banca, al llegar los setenta años, se despedía con solo tres pagas, teniendo que vivir a costa de sus hijos si no querían morir de hambre. Mi padre que se jubiló a los ochenta años disponía de una buena pensión que le permitía vivir con gran decoro y pasar semanas a lo largo de los años en las residencias existentes, sobre todo en las costas españolas.

· Ayudas a las familias numerosas y protección a la familia consiguiéndose que hubiese una natalidad normal, no como en la actualidad que es la más baja del mundo.

· Conservación de la moral católica, no existiendo las plagas der drogadictos actuales ni la poca vergüenza en el hablar y el vestir.

· Partiendo prácticamente de cero en 1940 de centros de formación de oficialía maestría (la mejor formación profesional que ha existido en España) en 1972 se sobrepasaba el millar de centros.

· Invención en España de los Concursos Nacionales e Internacionales de Formación Profesional. A nivel nacional se hacía una selección rigurosa para elegir a los candidatos que tenían que competir con los países extranjeros. En 1971, en el que participaron 17 naciones entre ellas Japón, Gran Bretaña, Suiza, Alemania etc. España consiguió un reto de premios: cinco medallas de oro, seis de plata, cinco de bronce cinco sanciones de honor. En 1991, en plena decadencia de estos concursos, España no consiguió ninguna.

· Universidades Laborales. Fue un gran éxito de su creador J.A. Girón. En ellas se formaba a jóvenes hijos de trabajadores para estudios muy diferentes: Formación Profesional, Bachillerato, Estudios Universitarios, cursillos para adultos de reciclaje y perfeccionamiento, etc., hubo en total 15 Universidades Laborables. En una encuesta de 1972 se decía que el 36 por ciento de los alumnos procedían de padres con una cualificación manual y un 50 por ciento de padres sin cualificación alguna. En total, un 86 por ciento de los alumnos procedía de padres de clase obrera.

· Por primera vez se implantó en España la Formación Acelerada, siendo la primera empresa, en 1954 la de Astilleros de Sevilla. Su procedencia fue de Holanda, mejorándose en España, ya que en aquel país no tuvo pleno éxito por no preparar convenientemente a los monitores con conocimientos pedagógicos, algo que se tuvo muy en cuenta en España. Esta enseñanza la impartían los Sindicatos verticales, apreciándose que su preocupación no era única en los convenios existentes entre trabajadores y empresarios, en los que casi siempre se resolvían mediante el diálogo. También la organización Sindical jugó un gran papel en el montaje en toda España de las escuelas de Oficialía y Maestría, siendo celebres Las Instituciones Virgen de la Paloma de Madrid y del Pilar de Zaragoza.

· La Formación Agraria prácticamente descuidada en la Segunda República tomó un gran auge en el régimen franquista a través de las Escuelas Agrarias, Cursos de aprendizaje Agrario, Cursos breves Agrícolas y las Escuelas de Capacitación Agraria en donde se formaban los capataces Agrícolas.

· La Formación Profesional de Adultos tomó gran importancia por el Ministerio de Educación a través de los Centros Comarcales y Locales; del Ministerio de Educación en sus dos vertientes del Programa De Formación Profesional Obrera (P.P.O.) y de la Formación Intensiva Profesional (F.I.P). Ambos tipos de formación se adelantaron a lo que hoy en día tiene gran importancia: La Formación Continua.

· Otra experiencia empezada por primera vez en España fue la de los Bachilleratos laborales, inspirados sobre todo el Superior en los bachilleres franceses y suecos. El Bachillerato Elemental desapareció al tomar gran incremento la Oficialía y la Maestría mejoradas por la Ley de 1955. El Bachillerato Laboral Superior se convirtió en Bachillerato Técnico con un contenido de materias muy originales que no abarcaba la Maestría. Tanto la Oficialía, la Maestría y el Bachillerato Técnico desaparecieron cuan do se implantó en 1970 La Ley General de Educación que fracasó por la mala aplicación de los ministros sucesores al que promulgó la Ley y por una falta acusada de financiación, que de hecho la hicieron impracticable, derivando en ese horrible monstruo que es LOGSE de 1990, la peor Ley educativa que ha tenido España.



FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía