Actualidad
 
 
 
Cuando Azaña llamaba al 12 de octubre el Día de la Raza
Juan E. Pflüger
 
 
  12-O, Día de la Hispanidad, Día de la Raza, el nombre tal vez sea lo de menos. Lo importante es el símbolo. Quienes se identifican con España y la Fiesta Nacional de nuestra patria celebrarán el 12 de octubre como un día importante, quienes no, como anuncian Pablo Iglesias, Manuela Carmena, Ada Colau y los políticos podemitas, desprecian la conmemoración. 
 
  Es curioso, cuando estos nuevos políticos de la izquierda radical buscan referentes en la Historia, siempre miran hacia la Segunda República Española. Entonces, su presidente, Manuel Azaña, no dudaba en señalar que el 12 de octubre era un día fundamental para España.
 
  Así queda claro en un decreto publicado por Azaña en la Gaceta de la República (antecesor del Boletín Oficial del Estado) el 1 de octubre de 1938. En él se establecían las bases para la convocatoria del Premio España.
 
  En la introducción del decreto señalaba que “El próximo día doce de Octubre, Fiesta de la Raza Española, no ha de pasar desapercibido por nuestro pueblo (…) Nuestras inquietudes espirituales manifiéstanse cada día con mayor fuerza”.
 
  Con esta justificación establecía unos premios que debían fallarse cada doce de octubre y que afectaban a campos como Historia, Literatura, Ciencia y Arte. Los premios estaban dotados con una medalla y una dotación económica de veinticinco mil pesetas cada uno.
 
  Con esta decisión pretendía una reivindicación del sentimiento nacional, que en el bando en el que era presidente se hacía necesario especialmente.
 
  El decreto estaba firmado en Barcelona el 28 de septiembre de mil novecientos treinta y ocho por el propio Azaña y por el Ministro de Instrucción Pública y Sanidad, Segundo Blanco González.   
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía