Cultura
 
 
 
Cuesta abajo y con frenos
 
 
José Manuel Cansino Muñoz-Repiso
Profesor Titular de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla
 
 
 
   En lo que llevamos de 2013 las empresas españolas han seguido mostrando resultados negativos aunque menos lesivos que en 2012. Esto es lo que se desprende de la información publicada por el Banco de España en su Boletín Económico de Noviembre que acaba de ver la luz.
 
   Este Boletín –imprescindible para cualquier analista de la coyuntura económica española- contiene una jugosa información procedente de la Central de Balances Anual y de la Central de Balances Trimestral (CBT).
 
   La CBT ofrece información de una muestra de 746 empresas que representan el 12.6 % del Valor Añadido Bruto (VAB) nacional; variable que gruesamente podemos asimilar al PIB. Los datos se refieren a las empresas no financieras, esto es, incluyen a la mayoría pues sólo se quedan fuera las entidades bancarias y empresas de seguro. La fuente de información primaria son encuestas que las empresas envían voluntariamente al Banco de España y se conjugan con los datos que ofrecen los registros mercantiles en los que las empresas han de depositar anualmente sus cuentas. La información de los registros mercantiles sirve para corregir el sesgo hacia las grandes empresas que son las únicas que se pueden permitir rellenar encuestas y remitirlas a la CBT.
 
   Entre 2007 y 2012, las empresas españolas habían acumulado una caída de más del 25 % de su VAB; una cifra que por sí misma justifica el término ‘Gran recesión’ con el que los economistas nos referimos a estos años durísimos que no supimos prever. Es una caída que se reparte desigualmente entre sectores pero que ha golpeado con mayor dureza a tres; Construcción (17.2 %),Comercio (7.3 %) e industria manufacturera (5.4 %). El comportamiento de estos tres sectores explica el 70 % de la destrucción de empleos en España; unos cuatro millones desde el inicio de la crisis.Pues bien, este recorrido ‘cuesta abajo’ parece que persiste en 2013 pero con frenada. Los datos ofrecidos por el Banco de España sostienen que la caída del VAB es ahora del 2.2 % frente al descenso del 4.5 % en 2012. Bien es cierto que para llegar a esta cifra han descontado el efecto distorsionador del sector energético que se ha visto afectado, entre otras cosas, por la rotura del suministro de gas procedente de Egipto. La ‘Primavera árabe’ está teniendo unas consecuencias económicas nefastas para estos países.
 
   Junto a lo anterior, el comportamiento del Resultado Económico Bruto se muestra coherente con el del VAB, disminuyendo un 2 % en los tres trimestres de 2013 frente a una caída del 7.5 % en 2012. Esto es lo que explica que cuando ahora preguntamos a propios y extraños lo de ‘¿cómo va la cosa?’, la respuesta no sea inequívocamente ‘la cosa está fatal’, sino que depende del sector en el que se mueva nuestro interlocutor.
 
   Con todo, el comercio y la hostelería siguen llevándose la peor parte con una caída en lo que llevamos de 2013 del 4.6 % de su VAB. Este sector y el de la Información y comunicación concentran el mayor número de despidos en lo que va de año. Despidos que explican que el gasto en personal en las empresas no financieras españolas siga disminuyendo a razón de un 1.9 % en 2013; también un poco menos que en 2012.
 
   Las exportaciones continúan siendo el componente más dinámico del sector empresarial no financiero español y dentro de él, del sector industrial en el que las exportaciones tienen un protagonismo mayor. Siguencobrando peso los destinos exportadores fuera de la Unión Europea. Por productos, muestran un muy buen perfil exportador la fabricación de materiales de transporte y la fabricación de productos minerales o metálicos. El reverso de estos sectores está en la caída en las exportaciones de la industria de la alimentación, bebidas y tabaco y de productos informáticos y electrónicos.
 
   En definitiva, los datos no permiten hacer ninguna lectura triunfalista de la actividad económica sino más bien ratificar que la superación de la crisis será prolongada en el tiempo, muy apoyada en reducciones salariales que tardaremos décadas en recuperar y, en cualquier caso, vendrá en buena parte del extranjero.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía