Inicio
 
 
 
David contra Goliat

Juan Chicharro Ortega

General de División de Infantería de Marina (R) 
 
O Asterix en Petibonum, la aldea gala rodeada por los romanos por todas partes, es la situación en la que nos encontramos los que defendemos lo que significó el Generalísimo Franco para España y nos oponemos hoy a la malévola y perversa intención del Sr. Sánchez de exhumar sus restos del Valle de los Caídos.

Enfrentarse a un problema supone ante todo ser conscientes de la situación en la que se encuentra uno de partida. Y esta no es otra que la soledad en la que se encuentra la FNFF ante el todopoderoso Estado y su poder.

Sí, soy consciente de que no son pocos los españoles que se sienten dolidos por la maldad del Sr.Sanchez al pretender herir a conciencia sus sentimientos exhumando el cuerpo del Caudillo y con posterioridad desacralizar el Valle, pero no es menos cierto que la sociedad en su conjunto permanece adormecida e indiferente ante lo que está por venir. La exhumación no es un punto y final sino un punto y seguido; de hecho la intención de desarrollar el reciente Decreto-Ley, que modifica la LMH, como un proyecto de Ley nos apunta con precisión su objetivo final: borrar de la historia el sistema político que rigió España durante 40 años y llevarse por delante la “ transición “ y todo lo que está significó, incluida la propia monarquía. El Sr. Sánchez que hoy dice esto y mañana aquello no hace otra cosa que seguir la vieja táctica comunista del baile del Minué: dos pasos adelante y uno atrás. Hoy resignifica el Valle y mañana lo convierte en un cementerio civil , hoy mantiene la Basílica y mañana la eliminará, hoy da la de cal y mañana la de arena. Una vieja táctica más vieja que la tana en cuya trampa caen nuestros incautos e iletrados políticos.
 
De una parte nos encontramos con una izquierda rencorosa y frívola partidaria de lo que sea con tal de revertir el resultado de una guerra que perdieron hace ochenta años y de otra con una derecha cobarde y acomodaticia a más no poder representada fundamentalmente por el Partido Popular. Y al mismo tiempo la Iglesia Católica que tiene capacidad jurídica para impedir la tropelía del Sr. Sánchez mantiene una incierta posición que nos hace dudar de de cuál será su actitud cuando llegue el momento de la verdad.
 
Desde un punto de vista sociológico es curioso observar cómo la generación que hizo la guerra - que la vivió y sufrió - puso punto final al enfrentamiento y decidió que nada parecido fuera a suceder; la generación siguiente vivió reconciliada y dando por buena la decisión de la anterior; y ahora nos encontramos con una tercera que, vaya Vd. a saber por qué, ha resucitado viejos odios y rencores de antaño creando una crispación creciente sin sentido. Se trata una generación bien acomodada y bien situada social y económicamente. “ Niños de papá” les llamo yo. Buen ejemplo es el Sr. Sánchez y muchos de sus acólitos podemitas. Casas en zonas residenciales , segundas casas, buenas vacaciones……etc, y si aún no las tienen ya están en cola siguiendo el ejemplo del líder comunista de Podemos feliz ya con su nueva morada en Galapagar. Es una generación frívola crecida al amparo del bienestar social que el régimen anterior propició y al que ahora atacan denodadamente. Y qué decir de sus contemporáneos de la derecha llenos de complejos ridículos. Anda por ahí la esperanza frustrada del PP, el Sr. Casado, alardeando de un abuelo “ represaliado”sin darse cuenta de que Palencia es muy pequeña y que ahí se sabe todo. Querrá que hablemos de su familia paterna ? y lo mismo podríamos decir de su Secretario General, Teodoro García Egea, procedente igualmente de una familia notoriamente franquista. Dice el Sr. Casado que respecto a la exhumación y a la resignificación del Valle serán coherentes con su política anterior con absoluta indiferencia. Bueno, pues ahí sí dice la verdad. El Sr. Rajoy prometió en su programa electoral del 2010 que derogaría o modificaría la LMH, algo que incumplió, engañándonos a todos pese a tener la mayoría absoluta en ese momento. De aquellos polvos estos lodos. De haber sido leal a lo que prometió no estaríamos hoy en manos de esta izquierda radical y sectaria. Que cada palo aguante su vela.
 
Y en cuanto a la Iglesia Católica, que puede tener en su decisión el impedir la perversa intención del Sr. Sánchez, cabe decir que aún esperamos muchos católicos que actúe con arreglo a su conciencia y la impida. En sus manos está el no pasar a la historia con la demostración de la mayor ingratitud a quien le deben su existencia en España. Espero y deseo que no caiga sobre sus cabezas la sangre de tantos mártires masacrados por quienes hoy pretenden cambiar el signo de la historia en España.
 
Sí, es posible, como dice más de un tertuliano o tertuliana ( la lista sería interminable ) de hondas herencias franquistas, y hoy situados al amparo del sol que más calienta, que no seamos muchos los que nos oponemos de frente a la exhumación, pero sí sé que defenderemos nuestra posición hasta el final.
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía