Sobre Francisco Franco y su tiempo...
 
 
 
Declaraciones del Caudillo a T.R. Ibarra, publicadas en "Collier's" (7 de agosto de 1937)
 
 
 
 
   Collier’s fue una revista de EE.UU. Fundada por Peter Fenelon Collier (1849-1909) en 1888 con el nombre de El semanario del minero , título y luego acortado a Collier’s después. También trabajó su hijo Robert J. Collier desde 1898 y desde 1914 el nombre de la revista fue cambiado a Collier’s: El Semanal Nacional . Después de la muerte de padre e hijo (en 1918) la empresa pasó a sus amigos: Samuel Dunn , Harry Payne  Whitney y Francis Patrick Garvan. Finalizó su publicación en 1957.
 
Declaraciones del Caudillo  
 
   No son sólo problemas de guerra los que nos preocupan en este momento. También tenemos serios problemas civiles. ¿Se da usted cuenta de que nos vemos obligados a improvisar la Administración civil del territorio que está bajo nuestro control?
 
   Antes, la Administración española estaba centralizada en Madrid, la capital. El trabajo lo realizaban más de 22.000 funcionarios civiles. Ahora tratamos de arreglarnos con sólo 200.  
 
   - En sus relaciones exteriores, ¿qué política seguirá la Nueva España?
   - En sus relaciones exteriores, el Estado español adoptará una actitud amistosa hacia aquellos Estados que le han ofrecido un apoyo moral desde el comienzo del Movimiento. Mantendrá una cooperación estrecha con los Estados cuyos Gobiernos tienen una Constitución similar a la nuestra o con aquellas naciones que son anticomunistas. Hay una nación a la cual la Nueva España nunca reconocerá ni mantendrá relaciones amistosas. Innecesario es decir que se trata de la Rusia soviética.  
 
   - ¿Volverá a establecerse en España un Gobierno parlamentario de una, u otra modalidad?
   - Los Gobiernos parlamentarios, al modo establecido por los dirigentes de la Revolución Francesa y por los políticos españoles de principios del siglo XIX han fracasado, pues nunca ganaron la confianza del pueblo. En primer lugar, el sufragio popular fué tergiversado y falseado por los caciques; y, en los últimos años, los Sindicatos lo usaron en provecho propio. La voluntad del pueblo español se manifestará, oportunamente, a través de los organismos técnicos y corporaciones de antaño, profundamente arraigadas en el país, que representan fielmente sus ideales y sus necesidades. Esa Cámara corporativa será creada en momento oportuno, cuando las necesidades futuras lo requieran.  
 
   - En los Estados Unidos, la gente está profundamente Interesada en el bienestar de los trabajadores, campesinos y pequeños comerciantes. ¿Qué reformas se introducirán en la Nueva España, a fin .de mejorar la condición de esas clases en relación a las clases privilegiadas de la España de antes de la guerra?
   - Como con frecuencia he repetido en mis declaraciones públicas, no se dejará piedra por mover para que en la Nueva España no haya un hogar sin lumbre y para que nadie pase hambre. Cuidaremos, especialmente, de mejorar la condición de las clases trabajadoras y de aquellos que han sufrido sin culpa. Hablo en tiempo futuro, pero ya. se ha hecho mucho en este sentido desde el comienzo de la Cruzada contra el Comunismo. Cualquier mejora justa que esas clases hayan logrado en el pasado, compatible con las posibilidades económicas del país, será respetada y cualquier otro avance posible se estudiará con un espíritu de equidad y de justicia. La legislación social de España, como es bien sabido, es tal vez la más progresiva del mundo, y en el nuevo Estado que crearemos, el trabajador encontrará siempre un padre y un amigo.
 
   - ¿Habrá dificultades para reconciliar a los diversos grupos políticos que toman parte en el Movimiento Nacionalista? ¿Cómo podrá llegarse a esta reconciliación pacíficamente, sin producir roces?
   - Los grupos de distintas ideologías han sido unificados por el decreto de Unificación, dado en 19 de abril último. Por él, la Falange Española y los tradicionalistas han sido fundidos en un partido del Estado y los demás grupos han sido disueltos. Todo el país ha aceptado esta medida con gran satisfacción. Miles de telegramas de toda España y de Sudamérica han llegado durante los últimos días. Esta demostración espontánea de adhesión, prueba que la medida adoptada es popular y que toda la población la deseaba. Se ha llegado a la unificación, pacíficamente como usted diría; y única y simplemente porque todos los españoles de la España Nacional están preparados y deseosos de llevar a buen fin la Causa que defendemos. Unos han dado sus vidas, otros su dinero y su oro, y ahora los grupos políticos han borrado pequeñas diferencias de credo, que los separaban, para hacer posible et partido único del Estado, que será la medula de la Nueva España.  
 
   - En la Nueva España, según la ven los nacionalistas, ¿habrá absoluta igualdad de clases, a pesar de la ausencia de un Gobierno democrático parlamentario?
   - La absoluta igualdad de clases será uno de los factores necesarios, inherentes al nuevo Estado español, que tendrá un carácter fundamentalmente democrático. En España, a través de los años, la habilidad se ha hecho siempre respetar, y se ha puesto en vanguardia de tal manera que, al lado de la aristocracia de la sangre, ha surgido una nueva aristocracia, hasta que la República cerró, sus puertas a todos, excepto a aquellos que la servían incondicionalmente. En la España Nueva se guardará la tradición democrática y, si es posible, se mejorará.  
 
   - En los Estados Unidos existe la impresión de que V. E. prevé una dictadura militar transitoria después de la guerra, antes de que España vuelva a un sistema normal de Gobierno. ¿Entrañará esta transición el peligro de un militarismo? ¿Cómo prevé V. E. el cambio de esta dictadura a un Gobierno normal?
   - La dictadura militar será necesaria hasta que el país, libre de interferencias políticas que han impedido toda actividad durante los últimos años, pueda volver a condiciones normales, bajo un sistema de Gobierno que asegure orden, paz y progreso.  
 
   - ¿Cuáles son las más graves equivocaciones cometidas por los gobiernos del pasado y cómo pueden evitarse en el futuro?
   - Los gobiernos que han regido a España, desde el advenimiento de la República fueron casi todos incompetentes, débiles y perniciosos. Desde el 11 de mayo de 1931, cuando las primeras iglesias fueron quemadas, la muchedumbre sabía que podía imponer su voluntad, y actuaba de acuerdo con este saber. Se impuso a los gobiernos por medio de huelgas revolucionarias; les acobardaron las organizaciones de trabajadores, y se vieron forzados a aceptar compromisos Y a someterse contra su voluntad. Los ministros de esos años, no sólo desgobernaron, sino que fueron manejados a su antojo por el populacho. Los componentes de aquellos gobiernos pensaban estúpidamente que podrían imponerse a las masas en las cuales se habían apoyado para subir, pero de pronto descubrieron que el populacho les forzaba a gobernar a su dictado y a imponer la voluntad del pueblo en otros sectores de la comunidad. En 22 semanas, el Gobierno del Frente Popular, que estaba en el Poder cuando la parte sana de la población de España se levantó contra su tiranía, cometió los siguientes atropellos: 113 huelgas generales; 218 huelgas parciales; 284 edificios incendiados; 171 iglesias; 69 centros políticos; 10 redacciones de periódicos completamente destrozados, y 3.300 asesinatos. Un Gobierno firme y estable, capaz de imponer su voluntad al pueblo, y capaz de regir al país, es todo lo que los españoles necesitan y desean. Un Gobierno honrado, consciente de su deber para con la nación, e impulsado por un sentimiento nacional, encontrará todo el apoyo que necesita del pueblo para llevar la nave del Estado a través de los escollos, unas veces escondidos, otras a flor de agua, que han traído el caos y la ruina al país.  
 
   - ¿Qué sistema de educación sería el mejor para el futuro?
   - Es demasiado pronto para definir, de una manera precisa, el sistema de educación que recibirán los niños españoles. Se puede decir, sin embargo, que la educación recibirá atención especial. Si nosotros exigimos a los hombres de mañana que vivan conforme a los ideales que las generaciones presentes están amasando con su sangre, es evidente que, desde su tierna infancia, se les educará en principios patrióticos e ideas eternas. Por moderno que un sistema de educación sea, siempre será compatible con las enseñanzas cristianas y se apoyará en tres principios fundamentales: patriotismo, despertado desde los primeros años; ausencia de toda influencia extranjera y moral cristiana.  
 
   - ¿Existe la impresión entre el pueblo español de que los Estados Unidos y otras naciones no comprenden el Movimiento Nacional?
   - Sí, así es.  
 
   - ¿Cómo se manifiesta esta incomprensión?
   - Por lo general, no se comprende que estamos empeñados en una Cruzada contra el Comunismo. Rusia lo ha visto, y esa es la razón por la cual, con la ayuda del Gobierno socialista francés, hace tales esfuerzos para aprovisionar a Valencia de armas y hombres. Si no hubiese sido por esto, la guerra habría terminado hace tiempo.
   Lo mismo que España salvó la civilización mundial en la batalla de Lepanto, ahora ha emprendido otro acto histórico semejante contra la amenaza presente, no menos peligrosa.
   Repetidamente hemos probado que no existe el Gobierno de Valencia; por su proceder han probado ser comunistas, ladrones y antipatriotas. Sistemáticamente han destruido las iglesias, asesinado a los sacerdotes y ciudadanos pacíficos, mujeres y niños. Han robado y exportado los tesoros nacionales que el mundo admiraba; han expoliado las reservas oro de la nación; han despilfarrado y saqueado palacios y hogares. En una palabra, han arruinado a toda la nación.
   A pesar de todo esto, todavía hay gente lo bastante ciega o egoísta que se pone al lado de los rojos, que preferiría que ellos vencieran. Hay gentes con .tales prejuicios que prefieren ignorar la verdad. Pero, con su apoyo o con su antipatía, los nacionalistas venceremos. Que reflexionen, que examinen la cuestión a fondo, y tengo la seguridad de que aceptarán la verdad y nos darán su apoyo incondicional.  
 
   - En un momento como este, mi General, un viaje al frente debe suponer un descanso para usted.
   - Lo es. Ciertamente lo es. 
 
 
 
(Texto facilitado por Eduardo Palomar Baró) 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía