Actualidad
 
 
 
Deuda Pública Andaluza
 
 
José Manuel Cansino
 
 
   Hace unos días la agencia de calificación de riesgo ‘Standad & Poor’s” –normales y pobres en su traducción del inglés- avisó que podía revisar a la baja aún más la “nota” que le ponía a la solvencia de la deuda pública emitida por laJunta de Andalucía. La agencia de calificación –rating- de riesgo basaba su opinión en las consecuencias que se podían derivar de las acciones judiciales entorno a los 2.000 millones de euros que desde 2.003 se han destinado a financiar la formación de los desempleados. Indudablemente y juicios políticos a un lado pues estos se resuelven en las urnas, una condena judicial por mal uso de este montante no sería “peccata minuta”.
 
   Habrá que ver lo que la agencia de calificación acaba haciendo en ese entramado oligopólico en el que sólo tres agencias en el mundo reparten las calificaciones en todo el Planeta, lo que aquí escribimos sobre la deuda pública andaluza lo hacemos desde otra óptica.
 
   La primera cuestión que nos planteamos es ¿cuánto nos cuesta la deuda pública andaluza viva –no amortizada-? Pues para 2014 nos cuesta algo más de 1.000 millones de euros sólo en intereses y más de 2.100 en devolver o amortizar la deuda pública que vence este año. En otros términos, el pago de intereses representa la tercera parte del coste total de la deuda.
 
   La urgencia en la devolución de la deuda pública es otra cuestión importante. Una concentración de vencimientos en una misma fecha provocaría una tensión de liquidez probablemente insoportable. En este sentido, la deuda pública contraída por la Junta de Andalucía vencerá a medio y largo plazo. Concretamente, casi el 40 % no habrá que devolverla antes de los próximos 5 años y otro 22,39 % entre los próximos 3 y 5 años. La deuda pública que vence este año no alcanza al 9 %.
 
   Una tercera cuestión es ¿y esto cómo se paga? Ahora que se alzan voces con enfado legítimo pero ayunas de rigor científico en materia de deuda pública, hay que recordar la idea básica de que cuando uno no tiene dinero suficiente para pagar lo que debe y lo pide prestado, o lo devuelve puntualmente o se le cierra el grifo del crédito. Esta idea básica que rige para amigos y familiares, es perfectamente extrapolable al mercado del crédito nacional e internacional. Uno puede pensar que las reglas de estos mercados son abyectas. Es posible. Pero entonces lo coherente sería no tener que pedir prestado.
 
   La Junta de Andalucía ha vuelto a conseguir colocar deuda pública con regularidad. Esa es una buena noticia porque significa que hay quien cree en su capacidad de devolver lo que pide a crédito. En eso y no en otra cosa consiste la emisión de deuda. Es más, la web de la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía ofrece ahora una información muy detallada de los calendarios de subastas de deuda. Menos actualizada está la información de los resultados de esas subastas; de hecho están pendientes de publicar los resultados de las subastas del 25 de Marzo, del 22 de Abril y del pasado 27 de Mayo, pero hay que reconocer su esfuerzo ya que hace unos meses esa información no estaba disponible. Además me consta que el personal del Departamento competente tiene una gran cualificación.
 
   Pero ¿Qué tipo de deuda pública se está emitiendo? Esta sería una cuarta pregunta de interés.  La respuesta es que la deuda que se emite es deuda a corto plazo; con un vencimiento no superior a los 18 meses. Además el volumen de colocación es muy reducido en relación a lo que está previsto gastarse en esta partida y en 2014. En la última subasta para la que existen datos, la cantidad total adjudicada fue de 35,7 millones de euros. Además, el interés marginal que se va a pagar es muy superior al que pagan las Letras del Tesoro español con mismo vencimiento. Así, el tipo de interés marginal para los Pagarés a 12 meses fue del 1,49 % mientras que el de las Letras del Tesoro fue de apenas el 0,6 % ¡menos de la mitad! En definitiva la Junta de Andalucía sólo está emitiendo deuda a corto plazo, en cantidades muy pequeñas y con tipos de interés mucho mayores de los que paga el Estado español.Así las cosas, la tabla de salvación a la que se sigue agarrando la Autoridad regional para equilibrar sus cuentas es el Fondo Liquidez Autonómico, como también hacen la mayoría del resto de regiones españolas. Y es que resulta menos costoso endeudarse con el resto de España (y España con el resto delMundo) que hacerlo directamente en los mercados de capital. 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía