Actualidad
 
 
 
El 18 de julio y las ratas
 
 
Jesús Flores Thíes
Coronel de Artillería (R) 
 
 
 
   Quien haya leído “Gerona” de Pérez Galdós recordará el episodio espeluznante que vivieron el pequeño Mascaró y sus hermanos con las ratas que infectaban los sótanos, alcantarillas y cloacas de la ciudad sitiada por el francés. Aquellas ratas estaban mandadas por una enorme y repugnante a la que bautizaron “Napoleón”. Otras ratas han salido hoy a la superficie aplastando a eso que llaman ciudadanía, a los que no nos atrevemos a denominar españoles ya que no pocos se niegan a serlo. Y es tal el dominio de las ratas que, como nos negamos a creer en la casualidad, consideramos que esta invasión tiene su “Napoleón”, alguien que las dirige ¿Y quién es el “Napoleón” que mueve los hilos de la ciudadanía adocenada?
 
   Nos negamos creer que pudo ser Rodríguez Zapatero, cuya estupidez y maldad son notables, pero lo consideramos como a ese Jaimito que va tocando todos los timbres de los vecinos de la casa, para quienes el perverso chaval sólo es el “hideputa del 6º”, porque este personaje es incapaz, por falta de cerebro, de organizar por sí mismo una maldad de tal magnitud. Zapatero sólo se limita, o se limitaba, a cumplir lo que le mandaban ¿Y quién le mandaba? ¿Debemos husmear por alguna logia masónica autóctona o foránea?
 
   Se ha desatado una feroz actuación contra todo lo que huela a Franco o “franquismo”. Todos los días leemos noticias sobre devolución de honores, homenajes, diplomas y medallas que en su día pueblos y ciudades le fueron concedidos, al cual ya no pueden humillar porque ha muerto, pero quedarán muchos vivos que pertenecieron a todos aquellos municipios que han sido echados conveniente y espectacularmente a la basura. Por aquí y por allá se declara día de la “condena al franquismo”, incluso un pendejo diputado en el Parlamento Europeo o en otra logia europea similar, y que en su tiempo fue ministro del corrupto PSOE, ha conseguido una especie de condena ante la cara de palo de los parlamentarios del PP en esa “Uropa” que tanto nos quiere. Nos referimos a José Borrell quien en el club siglo XXI, donde Fraga presentara a Carrillo, dijo aquello de que “detrás del cristianismo se esconde la Inquisición, la tortura, la quema de libros, la aberrante enseñanza de la Iglesia en materia moral…”
 
   Ahora pretenden hacer el “Día mundial contra el Alzamiento del 18 de Julio”, mientras que esa izquierdista y musa de la derecha, llamada Rosa Díez, propone que negar los “crímenes de Franco” sea declarado delito, como lo es hoy el negar el “Holocausto” (por supuesto que sólo el holocausto judío). Y una recientemente creada asociación de “Artistas Antifranquistas” ha hecho, o va a hacer, unas exposiciones de “arte antifranquista” que va a pasear por esta irreconocible España. Y es que la invasión de las ratas parece ya imparable. Mascaró y sus hermanos se metían en un barril para escapar de las ratas, pero aquí ya no hay ni barril. 
 
   Esta especie de fiebre desatada no puede ser casual y responde a una norma, una directiva y un fin bien concreto. Sospechamos que en una tenida masónica se decidió que había que preparar de alguna forma la llegada del nuevo Frente Popular, que se nos viene encima de una forma que ya parece implacable, y que por esa razón había que hacer odiosa la fecha del 18 de julio, que para ellos tiene connotaciones lógicamente muy siniestras.
 
   ¿Y qué se hace para contener la invasión de ratas o, mediante un Hamelin oportuno, tirarlas al mar? Pues no se hace nada. No olvidemos que es hoy el corrupto PP quien tiene el mango de la sartén del presunto gobierno, pero el de verdad, el de la calle y el de los “medios”, ese poder está en la aun más corrupta izquierda.
 
   Hay ombligos que se arrugan y miradas que van al suelo para disimular su cobardía… Hace una año escribimos sobre la fecha del 18 de julio lo siguiente:
 
   “España ha descendido, Ejército incluido, a unos niveles de quiebra de dignidad moral bastante preocupantes. Y que nadie diga que exageramos, porque mañana en ningún acuartelamiento, centro militar, nave o aeronave se tendrá el más mínimo recuerdo de aquellos españoles, indudablemente de otra raza, que sin importarles sacrificios, y exponiendo su vida, evitaron que España se fuera por el sumidero marxista del Frente Popular el 18 de julio de 1936”. 
 
   Ya tenemos aquí otro 18 de julio ¿Quién se atreverá en acuartelamiento, centro militar, nave o aeronave a meter en sus “Efemérides” esta fecha clave en nuestra Historia Moderna? ¿Qué revista militar oficial hará la más breve reseña de esta fecha histórica? Nos tememos que las generaciones que entraron en las Academias Militares mucho después de la muerte de Franco ya no tienen una idea real y cabal de lo que representó para España el alzamiento del 18 de julio.
 
   La situación de España no es hoy la misma que en febrero de 1936, cuando el Frente Popular se hizo con el gobierno después de un espectacular pucherazo contra el que la derecha no fue capaz de actuar, y que con el asesinado de Calvo Sotelo provocaría el alzamiento el 18 de julio siguiente. Y no es la misma porque, además del gigantesco paso delante de una sociedad a lo largo de los cuarenta años del denominado “franquismo”, entonces tenían enfrente a una parte del Ejército que no estaba dispuesto a consentir que España se sumergiera en el pozo de una dictadura marxista, hoy parece que ni está ni se le espera…. Porque hoy, lo mejor del Ejército, esa savia indestructible, puede solucionar problemas en lejanos países, en muchos casos para resolver intereses de petroleras o para apoyar intereses USAcos, pero nada puede hacer con los nuestros, ni contra el terrorismo ni contra los intentos de secesión de pedazos de nuestra Patria. No le dejan…
 
   Da la impresión de que la rata “Napoleón” no tiene enfrente a nadie, y que puede actuar como quiera. Pero aunque ya no puede imponer una dictadura marxista (a algunos de los partidos de ese Frente Popular ya les gustaría…), sí se puede imponer a la sociedad española un sistema político (lo definimos así para terminar antes) ateo militante, amariconado hasta la extenuación, ya que el poder del llamado “lobby gay” carece de límites conocidos, y con el objetivo bien definido de quebrar España arrasando, como primer objetivo, a la familia. Aceptarán, que para eso ya lo han pactado antes, una consulta sobre la independencia en la regiones con fuerte poder mediático independentista, como Cataluña o Vascongadas. Arrasarán todo resto, señal, indicio… que aun se conserve de lo que llaman “franquismo”, como el “Valle de los Caídos”; cerrarán por orden judicial toda organización que tenga el menor fleco “nacional” o falangista; e impondrán en las escuelas, desde párvulos, un odio hacia el español que les derrotó al frente de un Ejército Nacional. Que nadie diga que exageramos, porque ya hay proyectos para enseñar desde la escuela la Historia de España según sus criterios de odio. 
 
   Ahí tenemos esa foto en la que vemos a los representantes de lo que llaman, con terminología “orweliana” PLATAFORMA PARA LA COMISIÓN DE LA VERDAD, cuya misión es la de ejercer de dedo acusador para señalar cualquier resto o señal que recuerde a una España que supo ganar una guerra con las armas en la mano, pero que también ha sabido perder en la paz, sin razón y sin vergüenza. Los plataformistas comisionados ya están afilando las plumas para escribir la“Historia del franquismo” a cara de perro. Y como el 18 de julio está ahí, la campaña preparada estallará, y en gran parte subvencionada con nuestros propios impuestos. 
 
   Nosotros sí vamos a celebrar, con los amigos que tengamos más cerca y en la ciudad, pueblo o aldea donde nos pesque más a mano, la fecha del 18 de julio. Porque nosotros, al igual que muchos que no tienen ni plataformas ni ventanas donde asomarse a los medios de comunicación, no hemos perdido ni un ápice de dignidad ni de vergüenza. Y en lugar de brindar, como en tantos actos militares, por un “desconocido” al que denominan el “Primer Soldado de España”, brindaremos por otro bien conocido, por Francisco Franco que llevó al ejército nacional a la victoria, y brindaremos por el soldadito de a pie, por el legionario, por el de regulares, brindaremos por requetés y falangistas, brindaremos por aquellos que vinieron a cooperar en la victoria, no olvidemos que muchos de ellos aquí entregaron su vida: los italianos de las CTV y los alemanes de la Cóndor. Y tampoco olvidaremos a aquellos otros voluntarios, portugueses, irlandeses, rusos blancos y de otros muchos países y hasta continentes que en la Legión, en las brigadas navarras o en las banderas de Falange, cooperaron en la victoria.
 
   Y rezaremos por todos, también por los de enfrente, por los que lucharon noblemente cara a cara y hasta por los criminales que son quizá los que más necesiten nuestras oraciones. Y con un verdadero esfuerzo evangélico rezaremos hasta por los platafórmicos buscadores de “verdades programadas” para que el Cielo les ilumine y se marchen al desierto a meditar sobre su espíritu de pendejos. 
 
   Y a aquellos innumerables mártires, los beatificados y canonizados, o los que están en la cola, les pedimos que se acuerden allá Arriba de nosotros, que sepan que su trabajo no terminó con el martirio, y que ahora han de pedir a Dios por este país de héroes, mártires…, e ingratos.
 
¡ARRIBA ESPAÑA! 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía