Actualidad
 
 
 
El análisis de Roberto Centeno: Sin recuperación, el PP acabará como UCD
  
 
Roberto Centeno 
 
 
 
   No ha empezado bien 2014 para Mariano Rajoy y sus secuaces, ni en lo político ni en lo económico. Su desastrosa gestión, que en el endeudamiento y en la asignación de recursos públicos raya lo criminal, y los errores de bulto de toda índole han colocado al PP al borde del colapso si no hay recuperación, algo que no solo no va a suceder, sino que la situación económica va a ir a peor. Sólo su capacidad ilimitada para hacer las listas y repartir cargos y enchufes, que lució sus mejores galas en la Convención Nacional de Valladolid, mantiene en el poder a este desastre nacional, capaz de –como él mismo acusaba a su predecesor– “traicionar hasta los muertos”.
 
   Su pasividad y su permisividad suicida ante el desafío catalán, que ha agravado exponencialmente el problema; su política fiscal confiscatoria para la clase trabajadora y la clase media, mientras mantiene íntegro el gasto político improductivo; la excarcelación totalmente innecesaria de violadores, la rendición ante ETA, ya que siempre han hecho caso omiso de las sentencias del Tribunal de Estrasburgo sin que pasara nada; han producido una desafección masiva de votantes y una convulsión interna en el PP, que recuerda el final de UCD de “todos contra todos”. Fiados sólo en una milagrosa recuperación económica, el colapso del PP como gran partido nacional es hoy la hipótesis más probable.
 
¿Y con estos desequilibrios hablan de recuperación?
 
   Con una economía que sólo sobrevive gracias a las inyecciones masivas de liquidez del BCE, pero que mantiene íntegros todos sus desequilibrios estructurales, toda la “recuperación” se basa en dos cifras falsas publicadas por el BdE y el INE por órdenes directas de Luis de Guindos y en la entrada de capitales especulativos para la compra de trozos de España a precio de saldo. Pero ¿qué pasa con los fundamentales? Con consolidación fiscal, deuda, empleo, exportaciones, renta disponible, crédito a la economía productiva y solvencia del sistema financiero.
 
   Pues que todos sin excepción siguen empeorando, y los más trascendentes, como deuda o solvencia del sistema financiero, de forma acelerada. Y eso no puede conducir a la recuperación, sino al hundimiento, máxime cuando el entorno externo está empeorando (Unión Europea) o al borde del colapso (emergentes).
 
1.- Consolidación fiscal, ¿de qué consolidación hablan?
 
   En el crucial apartado de la consolidación fiscal, el gasto político improductivo está fuera de control y sigue creciendo a la increíble tasa del 6,9 % anual.
 
   Pero hay algo más grave todavía: el déficit entre cotizaciones sociales y pensiones.Esta situación es completamente insostenible, por lo que las pensiones tendrían que bajar en 27.000 millones y eso es el 21 %, es decir, la miseria y el hambre para millones. Y la perversidad de Rajoy es tal que, antes que recortar gasto político improductivo, está dispuesto a llevar a media España a la miseria.
 
2.- Deuda: récord histórico y crecimiento exponencial
 
   Consecuencia de lo anterior es el crecimiento exponencial del endeudamiento, lo que compromete no sólo nuestro futuro, sino el de las próximas generaciones. Nunca se había producido un crecimiento del endeudamiento en términos de PIB como el de la actual legislatura. Somos un país totalmente quebrado, que sólo se mantiene en pie por la barra libre del BCE y que, cuando esta cese, los tipos de interés suban o tome cuerpo la nueva crisis en marcha de los emergentes, España sufrirá la mayor suspensión de pagos de su Historia.
 
   No hacen falta muchas luces para ver que esto es insostenible. ¿Acaso alguien en el Gobierno ha mirado el calendario de vencimientos de deuda? Sólo en 2014 los vencimientos de deuda computable superan los 163.000 millones de euros y se necesitaran casi 100.000 adicionales, es decir, de nuevo 5.000 millones por semana. Y mientras tanto, estos canallas, porque no merecen otro calificativo, han llevado a la pobreza a 2,8 millones de niños, el 39% de la población infantil (1).
 
3.-Empleo
 
   El resumen es que la tasa de desempleo sigue subiendo, 26,03% y juvenil del 55%, lo que significa que más de la mitad de los jóvenes que están a punto de terminar sus estudios no encontrarán trabajo ni ahora ni en un futuro previsible, algo que jamás había sucedido en nuestro país. No solamente nos han destruido el presente, sobre todo han destruido el futuro de nuestros hijos y nadie mueve un dedo para evitarlo.
 
4.-Exportaciones
 
   Las exportaciones, esa maravilla que nos iba a sacar de la crisis, han empezado a bajar, un 2,2 % en noviembre. Y como las importaciones han caído mucho menos, el déficit comercial en noviembre ha subido nada menos que a un ¡25 %! Y entre el frenazo de la zona euro, nuestro principal importador, y la crisis de las economías emergentes, las cifras de comercio exterior en 2014 no pueden más que empeorar.
 
5.- Renta disponible de las familias
 
   Las rebajas salariales, el crecimiento del desempleo, la brutal subida de impuestos y de los servicios esenciales han llevado al registro más bajo de la renta disponible de toda su serie histórica, que se aceleró en 2012, cayó un 3,6%, el mayor descenso de la crisis, y 2013 se estima una bajada aún mayor. Igual que la tasa de ahorro, que cayó hasta el 9,2% en el tercer trimestre de 2013, casi la mitad que en todo 2009. ¿Cómo con una renta disponible menguante y un ahorro en mínimos históricos va a crecer el consumo y el PIB?
 
La insolvencia del sistema bancario
 
   Los dos últimos puntos, crédito y solvencia, van unidos y lo trataré aparte. Moody’s alertó el pasado día 15 de que “el reciente aumento de la deuda pública nacional de los bancos españoles es insostenible”, pero antes de que la deuda pública se los coma por los pies, la banca está, de nuevo, cuesta abajo. Los resultados de 2013 están siendo desastrosos, la parte correspondiente a España es para llorar, sólo el camelo de los créditos fiscales que al final pagaremos los contribuyentes les permite respirar. Y la mora sigue creciendo sin pausa.
 
   En el rescate bancario, realizado de forma indiscriminada sin analizar nada, se han empleado hasta ahora cerca de 300.000 millones de euros, entre efectivo, avales, esquemas de protección, etc., un 29,3 % del PIB: el mayor rescate mundial y del cual al menos 100.000 millones jamás serán recuperados. A pesar de este río de dinero, la banca sigue siendo insolvente. Y lo que es un escándalo, Guindos juró hace nada que el rescate no costaría un euro a los contribuyentes. Nada raro cuando al expresidente de Lehman España, que se infló a vender basura a los incautos que perdieron hasta la camisa mientras se forraba a comisiones, lo hacen Ministro de Economía. Ahora hace lo mismo, vende promesas basura de recuperación y aquellos incautos que le crean e inviertan perderán lo que les queda.
 
   Y es que la gente no tiene memoria: mintieron como bellacos cuando afirmaron que el rescate bancario haría fluir el crédito a la economía real y mienten absolutamente en todo. Se rechaza de media el 70% de las solicitudes de crédito para las actividades productivas rentables, la mayor caída desde que comenzaron a medirse hace 50 años, lo que supone 300.000 millones menos entre enero de 2012 y julio de 2013, mientras que el crédito al gasto político improductivo se han incrementado en más de 160.000 millones. Se trata de una gestión económica que supera ampliamente la incompetencia: es directamente criminal. Están destruyendo la economía productiva y la riqueza de las familias, para mantener un modelo de Estado que es un gigantesco festival de codicia y corrupción. Y mantienen un sistema financiero inviable.
 
   Y lo que faltaba, la crisis de los emergentes nos introduce en un nuevo periodo de alta volatilidad donde puede pasar de todo. El impacto divisa supondrá una caída media de beneficios del 23% sobre las empresas españolas. Telefónica, Santander, Mapfre y BBVA serán las compañías del Ibex más afectadas y los riesgos de todo el selectivo aumentarán considerablemente. Justo lo que necesitaba Mariano para vender recuperación. Lo único bueno es que Guindos huye de España.
 
 
(1) Espeluznantes conclusiones del último estudio de la ONG Save the Children.
 
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía