Actividades
 
 
 
-
En ARCO se mofan del Caudillo

José Alfredo García Fernández del Viso, historiador

La feria más importante de arte contemporáneo de España es ARCO. En total se dan cita propuestas procedentes de 29 países con obras de aproximadamente 3000 artistas distribuidos en 215 galerías. Una obra ofensiva contra el Generalísimo ha levantado la polémica, quizás como pretendía su autor.

La controversia se ha producido en su inauguración, el artista Eugenio Merino presenta varias obras destacando una en la que plasma una escultura del anterior Jefe del Estado, Francisco Franco en una cámara frigorífica a modo de ataúd con los colores de Coca Cola, la denomina “Always Franco”, que sale a la puja por más de 35.000 euros. No es nada nuevo, dicho artista siempre se ve salpicado por la polémica, en la edición de hace dos años de la muestra presentó una obra dónde reunía a un muslmán, a un sacerdote y a un rabino en una misma escultura bajo el título de “Escalera hacia el cielo”. Mientras en la pasada presentó su obra “Punching Franco”, el busto del caudillo simulando a una pelota de boxeo. Explica Merino que  "Franco creo que es un tema del que se habla constantemente y no tratarlo es una forma de eludir algo importante para un artista, Franco está vivo de una manera alegórica".

El arte siempre es arte, pero respetando a las personas, no mofándose de ellas como ocurre en este caso.
 
La Fundación contesta en una carta dirigida a ARCO, a IFEMA y al autor:

Sr. D. José Mª Álvarez del Manzano

Presidente de IFEMA

Madrid

Muy señor nuestro: A través de los medios de comunicación, hemos tenido noticias de la ubicación en esa IFEMA (Feria de Arco) de la figura de Francisco Franco introducido en un expositor de coca-cola obra de Eugenio Merino, titulada “always Franco”.

Esperamos de su recto proceder, que tal hecho no se produzca, pues resultaría intolerable y mezquino tal afrenta al que durante 36 años rigió los destinos de España como Jefe del Estado después de vencer al comunismo y que nos legó un país prospero y en paz instaurando la monarquía en la figura del actual rey D. Juan Carlos I.

Asimismo constituiría una agresión a muchos españoles y a esta Fundación que se sentirían íntimamente ofendidos en sus sentimientos y creencias volviendo a reabrir viejas heridas que no contribuyen a una convivencia pacífica y democrática.

A la vez seria ruin y cobarde proceder a exhibir esta obra de un personaje que pertenece a la mejor historia de España, al menos para muchos españoles, después de muerto hace 37 años.

Por tanto esperamos que tal situación no se produzca, pues nos obligaría a proceder judicialmente contra el autor y subsidiariamente contra esa Entidad y ARCO.

Dejamos a su consideración la subsanación de lo que resultaría un atropello a los sentimientos de muchos españoles.

Muy agradecidos, le saludamos atentamente,

 

 

Fdo: Jaime Alonso García

Vicepresidente ejecutivo

 

D. Eugenio Merino

 

Madrid, 15 de febrero de 2012

 

            Estimado Sr. Merino:

Veo en la prensa de hoy la pieza que con la denominación “Always Franco” ha colocado Vd. en la exposición de ARCO en IFEMA.

Quisiera hacerle llegar con estas líneas, mi indignada protesta por tan infame proceder. Por mucho que satanicen, denigren y manchen la figura y la obra de Franco, no conseguirá evitar que para la historia y para muchos españoles el que fuera Generalísimo y Jefe de Estado durante cuarenta años sea considerado el estadista más importante que ha tenido España desde los Reyes Católicos.

Hay una regla elemental, aceptada por todos: Un político es un buen estadista cuando cumple con dos objetivos. Uno, demostrar amor a su país y, dos, que al abandonar el gobierno lo deje en mejores circunstancias que cuando lo inició. Franco, por tanto, es el estadista óptimo por excelencia. Todas sus actuaciones estuvieron movidas por el amor a su pueblo y a su país. Y cuando muere, deja una sociedad próspera (desde 1970 éramos octava-novena potencia industrial), culta (en 1936 cerca del 40% de la población era analfabeta), reconciliada (los odios que generó la República y la Guerra Civil estaban olvidados), abierta al mundo occidental europeo, y todo ello con un estado pequeño y un régimen tributario ínfimo y no con la asfixiante situación de los actuales.

Por todo lo dicho y en el caso de que Vd. se empeñe en exhibir su obra de mal gusto y atentatoria para familiares y seguidores, nos veremos en la obligación de proceder judicialmente contra Vd. por ser autor de la misma y subsidiariariamente contra ARCO e IFEMA:

Le saluda,

 

Fdo.: Jaime Alonso

Vicepresidente Ejecutivo

           

La Exposición de la Injuria

Del 16 de febrero al 4 de abril se muestran una serie fotografías obscenas en la galería “La Fresh”, de Madrid, sita en pleno barrio de Salamanca.

El autor es un viejo conocido, Bruce LaBruce, un hombre sumido en complejos. Fotografía, diirige y produce cine con gusto pervertido, con suma frecuencia se centra en temas como películas pornográficas con amputados de las piernas o regodeándose en el sadomasoquismo. Su fama le precede, así este pasado verano fueron decomisadas unas 400 fotografías para una exposición en Oporto (Portugal), mientras parte de su material cinéfilo y fotográfico fue censurado en Canadá, prohibiéndole la entrada al mismo.

Sin embargo en España las cosas cambian, desde las altas instancias del Gobierno madrileño, se autoriza sin el menor rubor semejante dislate que algunos llaman exposición, denominada Obscenity dónde su autor se mofa de todos los católicos con un ataque virulento y mórbido hacia la religión católica mediante fotografías obscenas encarnadas por algunos actores españoles como son Pablo Rivero ( de la serie Cuéntame) o Rossy de Palma, acompañados de Alaska con su marido. Todos ellos portan en algún momento un crucifijo ridiculizándolo en posturas más que violentas para los católicos, prácticamente sin ropa y en actitudes provocativas.

Dicen que España es un país de libertades dónde todo tiene cabida, pero sin lugar a dudas la libertad se acaba cuándo se ataca a la libertad de otras personas, por desgracia en nuestra nación sólo existen las libertades de unos pocos, cercenando la del resto de personas. En este caso ya no sólo se ataca sino que se mofan de la religión dónde se cimienta España y toda Europa, es curioso los ataques sufridos desde algún tiempo por los católicos en España, mientras otras religiones totalmente perniciosas para la dignidad humana dónde se subyuga a la mujer o tienen entre sus principios la guerra santa gozan del mayor de los respetos por parte de todos los entes.

 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía