Negro sobre Blanco
 
 
 
Federico García-Sanchiz, españoleando por el mundo
PPG - FNFF 
 
 
   Federico García-Sanchiz Madruga nació en Valencia, el 7 de marzo de 1887, en la calle Guillén de Castro. Estudió el Bachillerato y la Carrera de Medicina, de la que cursó tan solo tres años, en Valencia. Se trasladó a Madrid y estudió Filosofía y Letras, a la vez que escribía.
 
   Sus primeros artículos y cuentos de importancia aparecieron en El Imparcial; Blanco y Negro; y La Lectura. Publicó diversas novelas cortas y marchó a París, donde residió durante un año y trabajó en una editorial y en una revista hispanoamericana.
 
   De vuelta en Madrid, ingresó en el diario ABC, donde realizó diversas funciones, entre ellas la de Cronista Parlamentario. Más tarde pasó a la Prensa Gráfica, colaborando asiduamente en La Esfera. Su extraordinaria oratoria le dio una gran y merecida fama y popularidad. Comenzó a los 20 años con una conferencia sobre Valencia en el Ateneo de Madrid. Pero el charlista no nació hasta 1923, y no adquirió plena vigencia hasta 1926, en Buenos Aires. A su regreso de América quedó consagrado definitivamente como inigualable charlista. A partir de entonces no cesó de viajar, españoleando, según le gustaba decir con verbo de su invención y cuyo sentido aclaró con las siguientes palabras:
 
   “Los siglos XIX y XX crearon y afirmaron la anti-España. Salí yo a correr tierras y, al observar la insidia con que se nos combate y convencido de que muchas de nuestras ideas y actitudes clásicas son de un valor universal y permanente, me consagré a su predicación con el fervor de un misionero, y en ello sigo.”
 
   Se sumó al Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936 y colaboró activamente en Prensa y Propaganda. Cruzó treinta veces el Atlántico para dar charlas en todos los países de América. Atravesó diez veces el Océano Pacífico, visitó Japón, Rusia, vivió con los bereberes del Sáhara, hizo el Crucero Polar, viajó en el Graff Zeppelin, etc.
 
   Escribió más de treinta libros y trabajaba en el cuarto tomo de sus memorias. Académico de Número de la Real Academia Española de la Lengua, perteneció al Instituto de España. Era también Académico de la de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, de la de Bellas Artes e Historia de Toledo y de la de Buenas Letras de Sevilla. Fue Director de la Sociedad de Cultura Valenciana, Doctor Honoris causa de la Universidad de Santo Tomás de Manila, Filipinas, e Hijo Predilecto y adoptivo de varias ciudades españolas.
 
   Estuvo casado con María Isabel Ferragut, y tuvieron un hijo, que muy joven halló gloriosa muerte por Dios y por España en el hundimiento del Crucero Baleares durante la Cruzada Nacional de Liberación. Esta desgracia le apenó gran parte de su vida, y en su memoria escribió Los Libros del Doncel, que son cuatro:
 
1. Más vale volando. En Memoria del Doncel Luis Felipe García Sanchiz y Ferragud y demás héroes adolescentes.
2. Sacrificio y Triunfo del Halcón.
3. El Águila Bicéfala.
4. Pájaro en mano.
 
   Otras obras son: Tedeum laudamus; América, españolear; Nuevo sitio de Gibraltar (El 15º); Del robledal al olivar. Navarra y el Carlismo; Duero abajo, la Castilla del Cid; Las soluciones: Rusia, Roma, España; Rocío; Paloma; El Baile; La golondrina y los rascacielos; La comedianta china; Fin y principio; Fémina; Escenas pintorescas; Escenas del barrio latino; Ironía; La Sulamita; Barcos y Puertos; Al oído; Los Marineros y sus amigas; Habanera; El viaje a España (Andalucía y Extremadura); La comedia china (Cantón 1.830); La ciudad milagrosa (Shanghai); La Pampa erguida; Nao española. Asía, América y Oceanía; La dama del barrio chino; Madre Nuestra; Magda; Al son de la guitarra; Historia romántica; A la antigua española; Cosmopolita: Novelerías de Francia, Cuba, Marruecos, los Estados Unidos y el Japón; Al margen; Prólogo y epílogo; El humo del país. Exvoto marinero y triunfo del Mediterráneo; Las charlas; Playa dormida; Color. Sensaciones de Tánger y Tetuán; Adiós, Madrid;  Ya vuelve el español donde solía; El amor a España. Escuela Patriótica de la mocedad; He dicho, etc.
 
   Falleció a los 76 años, el 11 de junio de 1964, en Madrid, en su domicilio de Serrano, 28, repentinamente, a consecuencia de una angina de pecho. Fue enterrado en El Toboso, Ciudad Real, cumpliendo su voluntad. El féretro fue llevado por Soldados de la Marina Española, como homenaje a quien fue Señalero Honorario de la Escuadra Española. 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía