Memoria Histórica para todos
 
 
 
Franco se equivocó al subir el sueldo a los españoles
 
 
   Por su interés, vale la pena recuperar esta noticia de ABC publicada en agosto del año pasado. El titular de la noticia era "Nuestra paga extra de verano, un «parche» de Franco para resolver la crisis" y, a lo largo de la misma, el juntaletras de turno -en esta ocasión, un tal Israel Viana- nos ilustraba explicándonos que "esta paga conmemorativa no era sino el «parche» que se le ocurrió al Generalísimo y su ministro de Trabajo para esconder el enorme incremento del coste de la vida durante la década de 1940".
 
   Dicho con otras palabras, como el incremento del coste de la vida no permitía a los españoles llegar a final de mes, Francisco Franco y José Antonio Girón de Velasco no tuvieron mejor ocurrencia que ordenar que se abonase a los trabajadores una paga más, es decir, subirles el sueldo. Qué cosas, oiga.
 
   A diferencia de Mariano Rajoy y como salida a la crisis, Franco optó por elevar el nivel de vida de sus compatriotas mientras que el primero prefiere freirlos a impuestos y reducir unos salarios -valga la redundancia- ya reducidos. A pesar de que el Caudillo era militar y no un alumno pijo de la London School of Economics, éste tenía el suficiente sentido común para entender que si los españoles manejaban más dinero y finalizaban el mes con cierta holgura podrían consumir más y la economía, tanto la micro como la macro, crecerían.
 
   Pues no. Para el amanuense de ABC, abonar una paga más a los españoles fue un parche y una limosna. Todo sea por distanciarse de Franco -guste o no, el mejor gestor económico que, objetivamente, ha tenido España, como mínimo, en los siglos XX y XXI- y tratar de quedar bien delante de los inútiles acomplejados de la calle Génova, cuyo mayor temor es que El País o cualquier panfleto antiespañol les llame "fachas".
 
   En puridad, no se trata de declararse o no franquista o antifranquista. El que esto escribe -que ni está a favor ni en contra del Caudillo ya que nació posteriormente a su fallecimiento y no tuvo el gusto o disgusto de conocerle- sí considera, no obstante, que la figura de Franco es clave en la historia reciente de España y que, a buen seguro, será persistente en las próximas décadas. Como todo personaje histórico, Franco tiene sus luces y sus sombras. Es labor de los estudiosos del pasado debatir sobre ello y extraer sus conclusiones.
 
   Por concluir, lo que produce hilaridad y sonrojo es que un periódico -se supone que serio como ABC- publique semejante noticia en donde se critica que Franco y Girón de Velasco, tras comprobar que los españoles no llegaban a final de mes, decidiesen conceder una paga más a los trabajadores. Quizás para los sucesores de Torcuato Luca de Tena la solución para que los depauperados españoles de hoy puedan seguir viviendo el próximo junio puede ser, por ejemplo, reducirles sus doce o catorce pagas mensuales a once o trece respectivamente. Seguro que a Luis de Guindos y a Mariano Rajoy se les hacen los ojos chiribitas de leerlo.
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía