Inicio
 
 
 
Gracias, Sr.Sánchez
Juan Chicharro Ortega
General de División de Infantería de Marina (R) 
 
Sí, gracias Sr. Sánchez, por haber propiciado, sin querer, que hoy miles de españoles nos hayamos reunido en el Valle de los Caídos para rezar por los que allí reposan en ese inmenso mausoleo.
 
Su sectaria y totalitaria iniciativa para exhumar los cuerpos del Generalísimo Franco y de José Antonio Primo de Rivera está despertando sentimientos dormidos que hoy han florecido al menos por unas horas. Gracias Sr. Sanchez.
 
Es evidente que cuenta Vd. con la información precisa de cuantos coches y cuantas personas han entrado hoy en el Valle y seguro que sabe ya que al contrario de lo que algunos andan diciendo por ahí respecto a que iba a ser una reunión de nostálgicos recalcitrantes el resultado ha sido la masiva presencia de una juventud que Vd. no imaginaba. Sí, Sr. Sánchez, yo he estado allí y le diré que si algo me ha sorprendido ha sido la inmensa presencia de jóvenes. Miles. A estas alturas del momento en el que escribo sólo encuentro referencias del acto de esta mañana en los medios digitales y audiovisuales dominados por la izquierda y ninguno en medios de otras tendencias que deben de pensar que el acto de hoy no tenía, ni tiene, ninguna trascendencia. Reconozco que, a pesar de los miles de los que hoy han estado allí presentes, son otros cientos de miles los que de corazón sí estaban aunque seguramente en la misma línea que los medios a los que he citado. A mí me recuerda esto cuando en 1898 nuestros marinos luchaban y morían defendiendo a España en Cuba y Filipinas y el pueblo español estaba en los toros y en las verbenas.
 
La exhumación, o más bien profanación, que Vd. pretende hacer de las tumbas de Franco y José Antonio, amén de suponer una descalificación de una parte importante de nuestra historia, supone provocar un dolor innecesario en millones de españoles de forma gratuita. ¿Habla Vd. de reconciliación ? No me haga reír . Vd. es un provocador. Así, sin más.
 
Sí, ya sé que el otro día en Madrid en la manifestación del “orgullo LGTBI” había mucha más gente que hoy en el Valle. Una presencia popular manifestación de una sociedad relativizada y desde luego descristianizada y de la que buena nota debía tomar la jerarquía eclesiástica que mucho tiene que decir ahora en un momento en el que exhumar a Franco no es más que el primer paso para desacralizar el Valle y en última instancia derribar la Cruz previa expulsión de los Benedictinos. ¿ Serán conscientes de ello?
 
Ante esta perspectiva no es de extrañar la creciente indignación de gran parte de muchos españoles hoy pendientes de la decisión última de la Iglesia y desde luego del derecho de la familia Franco. Vitales son estos dos factores para hacer frente a esta ignominia.
 
Nada más cierto aquello de que las ramas no dejan ver el bosque así que hablemos claro: nos encontramos ahora en España con un Gobierno que actúa dictatorialmente - lean la portada de ABC de hace unos días - a base de decretos con apenas 84 diputados y sin contar con la voluntad popular y que no pretende otra cosa que pervertir la historia y en un esfuerzo gramsciano destrozar el régimen surgido en el 78 llevándose por delante hasta la propia Monarquía. ¿Son conscientes en la Zarzuela, al igual que la Iglesia católica, de lo que está sucediendo?
 
El otro día un eminente exministro venezolano me hablaba de un “deja vu”. Nuestra dormida sociedad española debería mirar a Venezuela y a donde nos quieren llevar.
 
Pretende Vd. Sr. Sánchez ahora amedentrar a esta FNFF anunciando medidas para ilegalizarnos. Desde luego no nos sorprende. Es lo que sucede en las dictaduras. Se ilegaliza a quien no piensa igual que Vd. y luego se les mete en la cárcel y porque afortunadamente no estamos en 1936 que si así fuera ya sabemos cuál sería nuestro destino.
 
En cualquier caso aún creemos en el Estado de Derecho y confiamos en que si todo el mundo se atiene a él y se mantiene en sus principios la tormenta pasará , se convocarán elecciones y Vd. que nunca ha ganado unas elecciones ya nos imaginamos donde acabará.
 
Sí, gracias Sr. Sánchez, porque hoy me ha dado la oportunidad de comprobar que no son cuatro nostálgicos de la historia los que hoy estábamos en el Valle sino que eran miles de jóvenes. Seguro que ya lo sabe.
 
Y hoy estoy mucho más reconfortado que ayer. Gracias a Vd.
 
Seguiremos en la defensa de la verdad histórica pese a sus intenciones y a las de sus colegas comunistas y secesionistas.
 
“No puedo creer que todo esto sea verdad, y sin embargo las guerras recientes han demostrado hasta que cuento puede ser perniciosa tal situación y hasta donde puede conducir. Te lo ruego, tranquilizadme lo más pronto posible y dime que nuestros conciudadanos nos comprenden, nos sostienen y nos protegen como nosotros protegemos la grandeza del Imperio. Si ha de ser de otro modo, si tenemos que dejar vanamente nuestros huesos calcinados por las sendas del desierto, entonces, ¡ cuidado con la ira de las legiones! "
 
Marcus Flavinius, centurión de la segunda cohorte de la legión Augusta, a su primo Tertullus en Roma.
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía