Actualidad
 
 
 
Independentismo sea como sea
 
Miguel Rivilla San Martín
 
 
   Ahítos y molestos estamos la mayoría de los españoles y gran parte de los catalanes, al comprobar un día sí y otro también,  el poco aprecio, por no decir desprecio, del ínclito Presidente de la Generalitá señor Mas y sus socios republicanos, que tanto en público como en privado hacen a las sentencias del Tribunal Constitucional.
 
   Nada vale para ellos ni la Constitución, ni  las reglas del juego democrático, ni lo que diga-perdón por la vulgar expresión - el “sursumcorda”. Todo y todos han de someterse a su omnímoda voluntad si no coinciden con sus ambiciones independentistas. Tal pretensión puede ser la cortina de humo que encubre los graves problemas de la crisis, de la corrupción y del paro etcétera en Cataluña.
 
   Por idénticas o similares razones se le podría reprochar  que él no tiene derecho ni a exigir respeto ni obediencia a sus decisiones, leyes o mandatos a los ciudadanos asentados en territorio español. Pueblos, comarcas y provincias de la Generalitá  podrían, por la misma regla de tres, exigirle a él su independencia.
 
   Desde luego en toda esta representación política dan la sensación que el “seny” catalán fue y es cosa del pasado. La actual y pertinaz reivindicación independentista es solo una utópica megalomanía de un soñador que ciertamente no pasará con loas y grandes aciertos  ni a la historia de España ni a la catalana.
 
¡Pena, señor President!


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía