Negro sobre Blanco
 
 
 
-
José María Sert, la Seo de Vich y la Exaltación de los Mártires
 
 
PPG - FNFF 
 
 
José María Sert Badía, nació en Barcelona, el 21 de diciembre de 1874, en el seno de una familia de industriales textiles. Estudió en un colegio de Jesuitas, pasando a la Escuela de Artes y Oficios de la Lonja de Barcelona y a diversas academias particulares de pintura: la de Pere Borrell, ebanista de profesión, que le introdujo en el trabajo artesanal; y la de Alexandre de Riquer, pintor cercano a los movimientos prerrafaelita y simbolista. Aquí contactó con el círculo eclesiástico del gremio de artistas católicos, especialmente con José Torras y Bages, obispo de Vich, quien le encargó una de sus principales obras. En 1899 se trasladó a París, donde entró en contacto con el grupo nabí, especialmente con Maurice Denis.
 
   En la capital francesa consiguió un primer éxito con el encargo del decorador Siegfried Bing de unos plafones decorativos para el pabellón que su establecimiento L'Art Nouveau había montado en la Exposición Universal de París de 1900. Ese mismo año recibió el encargo para decorar la Catedral de Vich, e hizo un viaje ese verano por Italia para conocer las grandes obras de la decoración mural.
 
   En la decoración mural de la Catedral de Vich, trabajó a lo largo de toda su vida y, desgraciadamente, fue destruida en 1936 por los rojos. Su primera obra de envergadura fue la decoración del Salón de Pasos Perdidos de Justicia de Barcelona, en 1903, realizada mediante grandes lienzos pintados al óleo y adheridos al muro. En 1910 hizo la decoración del Palacio del Marqués de Alella de Barcelona. Al año siguiente decoró unos salones de la Kent House de Londres y el salón de la música de la princesa de Polignac de París. El Salón del baile y Sala de música de la residencia de Sir Saxton Noble en Kent House en Londres, se trata de dos salas contiguas, unidas y separadas por un arquitrabe sostenido por ocho pares de columnas jónicas.
 
   También le encargó la decoración del comedor de su casa de campo en Wretham Hall. El lienzo más simbólico es el llamado Sacudiendo el ciruelo. Esta pintura recuerda al Goya de los cartones para tapices. Realizó Ciudades españolas en 1920 para el Palacio del Marqués de Salamanca en Madrid; y Las cuatro estaciones para un Pabellón de Caza de los Barones Rothschild, en Chantilly. La principal tarea artística que desarrolló fue la decoración mural. La trató de forma solemne, grandilocuente, con un estilo que revela la influencia de Tiépolo y Goya y acusa, a veces, un excesivo barroquismo.  
 
   Durante la Primera Guerra Mundial hizo de enlace entre el estado francés y los fabricantes catalanes que suministraban equipamientos a los ejércitos aliados, por lo que se le concedió la Legión de Honor. En enero de 1930 fue nombrado Académico de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En esta época efectuó sus mejores encargos: los plafones del Waldorf Astoria de Nueva York, El Palacio de Liria de Madrid, el Museo de San Telmo de San Sebastián, el Rockefeller Center de Nueva York y la Sala del Consejo de la Sociedad de Naciones de Ginebra.
 
José María Sert, en Montserrat unos días antes de fallecer 
 
   La destrucción de su obra de la Catedral de Vich en 1936, así como el asesinato de su amigo Jaume Serra, Canónigo de Vich, por parte de los milicianos frentepopulistas, hizo que se acercase al Bando Nacional. Fue admirador de José Antonio y del Caudillo Francisco Franco.
 
   Se casó dos veces, con Misia Godebska, conocida como Misia Sert, la musa de los simbolistas, y con Roussadana Mdivani. Fue tío del arquitecto José Luís Sert.
   
   Durante la Cruzada, como hemos visto, sus pinturas de la Seo de Vich fueron quemadas y, tras la contienda, se dedicó casi por completo a esta obra, pero no rehízo la destruida, sino que la concibió de nuevo. Empleó su decorativismo monumental en la exaltación de los mártires religiosos o de los defensores de El Alcázar; el primero fue el ganador de la Bienal de Venecia de 1938. Falleció en Barcelona, el 27 de noviembre de 1945.  
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía