Negro sobre Blanco
 
 
 
José Villalba Riquelme, modernizó la Enseñanza Militar e impulsó la Educación Física
 
PPG - FNFF 
 
José Villalba Riquelme nació en Cádiz, el 17 de octubre de 1856. Fue un Militar que modernizó la Enseñanza Militar e impulsó la Educación Física. Participó en la Tercera Guerra Carlista y en las Guerras de Filipinas, Cuba y Marruecos,  y fue Ministro de la Guerra en el gobierno de Allendesalazar, en los años 1919 y 1920. Desarrolló, asimismo, una intensa labor como escritor de temas militares.
 
   Era hijo de Rafael de Villalba Aguayo, primer Ayudante Médico del Cuerpo de Sanidad Militar con destino en Puerto Rico, y de Adelaida Riquelme O’Cruley, (o Veranley según otros documentos), natural de Cádiz y Maestra de Instrucción Primaria. Tuvo tres hermanos, Carlos, Ricardo e Isabel. Carlos Villalba Riquelme nació en Montalbán, Córdoba, el 9 de diciembre de 1854, y contrajo matrimonio con Luisa Escudero Requejo en Sevilla, en 1879; murió en acto de servicio en Surigao, Filipinas, en 1893. Isabel profesó en el Convento de las Comendadoras de Santiago de Toledo en 1893. José Villalba Riquelme estaba vinculado a dos dinastías de la Milicia y, a su vez, es el creador de una dinastía que ha dado a España cuatro generaciones más de Militares.
 
   Cuando tenía 14 años fue llevado por su padre que tenía el Grado de Comandante de Sanidad Militar, a la Isla de Puerto Rico, e ingresó como Cadete del Arma de Infantería el 17 de octubre de 1870. Fue ascendido a Alférez el 28 de octubre de 1873. Casó con Luz Rubio Rivas, con quien tuvo seis hijos varones, todos ellos Militares: Ricardo, Antonio, José, Álvaro, Fernando y Carlos. Tuvo, además, cuatro hijas: Luz, Adela, María Luisa e Isabel. En la Academia de Infantería de Toledo, desde 1892 hasta 1898 fue Profesor de varias materias: Táctica Militar, Tiro, Geografía e Historia Militar, Contabilidad, Ferrocarriles, etc., destacando por su celo en la instrucción de los Cadetes.
 
   En su segunda etapa docente en la Academia, de 1907 a 1912, es cuando se produjo su más fructífera labor con la reforma y reorganización de los planes de estudios de dicha Institución, ya que desempeñó la labor de Teniente Coronel Jefe de Estudios y, posteriormente, Coronel Director.
 
   Es la época en que ingresa un Cadete que dará mucho que hablar en España, Francisco Franco Bahamonde, que posteriormente recordaría al General José Villalba Riquelme como la persona que más influyó en su Educación Militar y la que le concedió la oportunidad de hacer Armas en la Guerra del Rif, ya que fue a él a quien se dirigió para pedirle ingresar en su Regimiento África número 68. En esta época fue cuando decidió darle a la Academia un Himno y sabiendo que entre los Cadetes había un músico, Fernando Díaz Gil, le encomendó dicha labor, y el joven compuso el bello Himno de la Academia de Infantería, que luego lo será de toda la Infantería Española.
 
   Entre medias de los destinos de Academia, fue nombrado Ayudante Militar de Campo del Capitán General Camilo García de Polavieja y del Castillo. Fue nombrado Oficial de la Legión de Honor y Gentilhombre de Cámara de SM el rey Alfonso XIII, con ejercicio.
 
   Durante la Guerra del Rif, en 1912 ascendió a General de Brigada y fue nombrado Jefe de Estado Mayor de la Capitanía General de la 6ª Región y Subinspector de Tropas de la Comandancia General de Melilla y, posteriormente, Presidente de la Junta de Arbitrios de dicha ciudad. En el año 1915 fue destinado como Comandante General de Larache y en 1916 ascendido por Méritos de Guerra al empleo de General de División. En 1919, el Gobierno de Allendesalazar lo nombró Ministro de la Guerra, y es cuando puso en práctica sus ideas sobre renovación militar. Fundó la Escuela Central de Educación Física de Toledo y empezó una reorganización a fondo del Ejército, cuya primera medida fue fundar el Tercio de Extranjeros, La Legión.
 
   En 1920 fue nombrado Gobernador Militar del Campo de Gibraltar. En 1923, fue nombrado Senador por Alicante. Entre 1920 y 1924 fue miembro del Consejo Superior de Guerra y Marina. También fue Presidente de la Comisión para la reforma de la Enseñanza Militar. Retirado de la actividad militar desde 1933, en julio de 1936 un grupo de milicianos frentepopulistas se presentó en su casa con la intención de llevarlo a una cheka y asesinarlo. Para evitarlo, la Misión diplomática británica dio al domicilio del General Villalba el rango de Legación Diplomática y durante toda la Cruzada, un centinela militar inglés veló por el bienestar del General e impidió que ningún miliciano pudiera violar su domicilio o acercarse a su persona. Aunque su producción literaria fue fundamentalmente de obras tácticas militares, muchas de las cuales fueron textos de enseñanza en la Academia Militar, también destacó en la producción de obras sobre educación física. En 1943, fue Presidente de la Junta Superior de Patronatos de Huérfanos de Militares.
 
   Estaba en posesión de numerosas condecoraciones, entre ellas: Cruz Roja de 1ª Clase del Mérito Militar con Distintivo Blanco, Medalla de la Campaña de Cuba con Distintivo Rojo; Gran Cruz de Isabel La Católica; Cruz de 1ª Clase del Mérito Militar; Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; Cruz de 2ª Clase del Mérito Militar con Distintivo Blanco; Gran Cruz de Oficial de la Legión de Honor de la República Francesa; Encomienda de Número de la Orden Civil de Alfonso XII; Gran Cruz de San Hermenegildo; Medalla de África; Gran Cruz del Mérito Militar con Distintivo Rojo; Cruz Inglesa de la Orden de Comendador de San Miguel y San Jorge con tratamiento de Sir, concedida por el Gobierno de Inglaterra; Título de Gentilhombre de Cámara de SM Don Alfonso XIII con ejercicio; Gran Cruz del Mérito Naval con distintivo Blanco; y Cruz de Primera Clase de la Orden del Tesoro Sagrado concedida por SM el Emperador del Japón. Falleció en Madrid, el 25 de noviembre de 1944.
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía