Negro sobre Blanco
 
 
 
Juan Antonio Samaranch y Torelló, Presidente del COI, artífice de los Juegos Olímpicos de BCN'92
 
 PPG - FNFF
 
 
 
 
Juan Antonio Samaranch y Torrelló nació el 17 de julio de 1920, en Barcelona. Practicó diferentes deportes. Fue destacado jugador del Real Club Deportivo Español de Hockey sobre Patines, Entrenador y llegó a Seleccionador Nacional. También fue boxeador y futbolista. Realizó los estudios de Profesor Mercantil y se Diplomó, posteriormente, en el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa.
 
   En mayo de 1938, con 18 años, tuvo que incorporarse al ejército rojo, logrando huir a Francia. Después se pasó a Zona Nacional, combatiendo en la Cruzada. Estuvo afiliado a FET y de las JONS, desde 1945. Fue Periodista Deportivo, enviado especial a las Olimpiadas de Helsinki 1952, y Presidente de la Federación Española de Patinaje, además de Jefe de la Delegación Española a varios Juegos Olímpicos, desde Cortina D´Ampezzo, en 1956. Fue Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, entre 1955 y 1962, organizando en dicha ciudad los II Juegos del Mediterráneo. Posteriormente, fue Delegado Nacional de Educación Física y Deportes, en 1967.
 
Juan Antonio Samaranch con Rodolfo Martín Villa y otras jerarquías del Movimiento 
 
   Procurador en Cortes por Barcelona en tres legislaturas, desde 1964 a 1977. En 1973 fue nombrado Presidente de la Diputación Provincial de Barcelona y, cuatro años después, Embajador en la URSS y Mongolia, cuando era ya Vicepresidente del Comité Olímpico Internacional, COI, organización en la que ingresó en 1966. Fue elegido Presidente del COI en la 83ª Sesión, celebrada en Moscú, previa a los Juegos Olímpicos de 1980, entre el 15 y el 18 de julio de ese año.
 
   Entre sus logros más importantes está haber acabado con el boicot político a los Juegos Olímpicos que se produjo en las ediciones de 1976, 1980 y 1984. Durante su mandato se permitió la participación de deportistas profesionales, lo cual supuso un aumento en el nivel de competición. Otro de sus mayores logros fue sacar al movimiento olímpico de la bancarrota en la que estaba al final de la década de 1970.
 
Juan Antonio Samaranch de uniforme con la Corona a José Antonio 
 
   En 1992 vio cumplido su sueño de albergar los Juegos Olímpicos en Barcelona, con gran éxito. En 2001, no se presentó de nuevo a la presidencia, siendo substituido por Jacques Rogge y nombrado Presidente de Honor Vitalicio. En 1985 recibió la Medalla de Oro de la Generalidad de Cataluña y, en 1988, se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, así como el Premio de la Paz, concedido por Corea del Sur. Estaba en posesión, entre otras distinciones, del Collar de la Orden de Isabel la Católica, la más alta distinción española.
 
   Se le concedieron distintas Condecoraciones de la Cruzada Nacional de Liberación, la Encomienda de la Orden de  Cisneros, de la Orden Imperial del Yugo y las Flechas, la Medalla al Mérito Deportivo Nacional y la Medalla de la Diputación de Barcelona, además de la Copa García Doctor de la Delegación Nacional de Deportes, todas ellas concedidas durante el Régimen del 18 de julio. Además poseía importantes colecciones de Arte y de sellos dedicados al deporte, por lo que fue nombrado Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Jordi y de la Académie Française des Sports. En 1991 le fue concedido el Título de Marqués de Samaranch. 
 
   Se casó el 1 de diciembre de 1955 con María Teresa Salisachs Rowe, conocida como "Bibis" (26 de diciembre de 1931 - 16 de septiembre de 2000), con la que tuvo una hija, María Teresa y un hijo, Juan Antonio, Miembro del COI y Vicepresidente de la Federación Internacional de Pentatlón Moderno. En los años setenta, siendo Presidente de la Diputación de Barcelona, era Socio del Círculo Doctrinal José Antonio, sito en Vía Layetana. Personalmente iba Cesáreo Jarabo a cobrar las cuotas a su despacho de la calle Fontanella, donde religiosamente recibía un sobre cerrado de manos de su secretaria.
 
   Por último reseñar un par de anécdotas. La primera: en una de las últimas audiencias que realizó Francisco Franco, contó Juan Manuel Pérez Miró que los que iban a acudir recibieron una llamada de Secretaría General del Movimiento rogándoles que no llevasen el Uniforme, sino solo la Camisa Azul con un traje. Samaranch apareció vestido de Uniforme, con Camisa Azul y todas sus Condecoraciones, siendo el único en aparecer así. Franco, muy contento, se pasó la audiencia hablando con él.
 
   La segunda anécdota: cuando se marchaba de Embajador a Moscú, comentó que se llevaba dos libros que siempre tenía en su mesilla de noche: la Biblia y las Obras Completas de José Antonio. A las preguntas que en la fecha del 20 de noviembre de 1975, le hicieron los periodistas sobre el fallecimiento del Caudillo, Generalísimo Francisco Franco, respondió muy emocionado: “Los españoles lloramos su desaparición. El mandato de Franco va a representar, según mi opinión, uno de los más brillantes de la historia de España, sin duda alguna”. Falleció en el Hospital Quirón de Barcelona, aquejado de una insuficiencia coronaria aguda, el 21 de abril de 2010, a los 89 años de edad.
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía