Negro sobre Blanco
 
 
 
Julio Ruíz de Alda, falangista del Plus Ultra
 
PPG - FNFF 
 
 
Julio Ruíz de Alda nació el 7 de octubre de 1897 en la calle Zapaterías nº 1 de Estella, Navarra, hijo del industrial y dueño de la Fábrica de Curtidos, Silvio Ruiz de Alda y de Francisca Miqueléiz. Es el primero de los doce hijos del matrimonio, aunque sólo ocho alcanzarían la edad adulta: Lorenzo; Ángel (al mando de la Centuria Móvil fue herido en el Frente de Guipúzcoa); Eustaquio (Capitán de Artillería y Aviador, como su hermano, cayó tripulando un trimotor de bombardeo el 26 de septiembre de 1936 en el Frente de Toledo, muriendo también César Ledesma Ramos); María del Puy; Pablo; Nicolás (al mando también de la Centuria Móvil fue herido en el Frente de Guipúzcoa); y Antonio (el menor, murió en el frente del Barrio del Lucero de Madrid el 26 de mayo de 1937).
 
   Julio Ruiz de Alda cursó sus estudios en el Colegio de los Padres Escolapios de Estella y, posteriormente, en el Instituto de Logroño. Con quince años marchó a Madrid a cumplir su sueño de niño: ser Militar, entrando en la Academia Preparatoria Militar Iriarte. Con 16 años se presentó al examen de ingreso en la Academia de Artillería de Segovia, donde hizo un excepcional examen de Matemáticas. El 1 de septiembre de 1913 ingresaba en la Academia con el número 1. Su paso por la Academia de Artillería no es muy destacable en lo que respecta a los estudios, que sobrellevó sin perder curso. En 1918 salió de Teniente a su primer destino, el Regimiento de Montaña nº 2 con base en Vitoria, Álava. Al año siguiente era trasladado al  Regimiento Mixto de Tetuán, con ocasión de la Guerra de Marruecos, lo que marcaría, en gran parte, su vida posterior. En las Operaciones tomó parte en la Campaña de Beni-Aros, en la conquista de Xauen, donde quedó sorprendido al ver a la judería de la ciudad salir en procesión, entonando antiquísimos cantos litúrgicos en sefardí y dando vivas a la Reina Isabel de Castilla y en Mura-Tahar, donde cercada su batería por el enemigo tuvieron que resistir incluso a culatazos, hasta la llegada de refuerzos.
 
   Tras la guerra, y siendo Capitán, a los 24 años, permaneció en Tetuán trabajando para la Sociedad Electras Tetuaníes, para la que realizó el proyecto del salto de agua del río Lucus. En 1921 ingresó en el Arma de Aviación, obteniendo el título de Observador de Vuelo en la Escuela de los Alcázares, siendo destinado a los talleres del Aeródromo de Tetuán. En 1923 se interesó por la fotografía, planimetría y topografía aéreas, presentando un proyecto de catastro aéreo a la Diputación de Navarra. Rechazó, entonces, la Dirección de los talleres del Aeródromo de Tablada, para poder obtener el título de Piloto, en la Escuela de Getafe.
 
   Resultado de su especialización en la fotogrametría aérea, creó la Compañía Española de Trabajos Fotogramétricos Aéreos CEFTA, pero poco después estalló de nuevo el conflicto en el Protectorado, donde vivió uno de los hechos más gloriosos: el abastecimiento aéreo de la posición Koba-Darsa, volando con el Capitán Mariano Barberán; su avión recibió 27 impactos de los rifles rifeños.
 
   Tras la Guerra, el Gobierno de Primo de Rivera le ofreció una comisión para cursar los estudios de Ingeniero Aerodinámico en París, pero la rechazó para hacerse cargo de la adquisición de  material para la Aviación con destino en Madrid. Poco después fue reclamado por Ramón Franco Bahamonde para su gesta de cruzar el Atlántico hasta Buenos Aires.
 
   El 22 de enero de 1926 se inició en Palos de Moguer, provincia de Huelva, el vuelo del Plus Ultra: la noticia del despegue se leyó en las páginas de todos los periódicos del mundo.  Era un hidroavión Dornier WaIl con dos motores Napier Lion de 450 Hp, con el que el Comandante Ramón Franco hermano del Caudillo, Julio Ruiz de Alda, el Teniente de Navío Juan Manuel Durán y el Mecánico Pablo Rada consiguieron la gesta. En total el Plus Ultra recorrió 10.270 Km empleando 59 horas y 39 minutos. A su regreso fue nombrado Gentilhombre de Cámara de Su Majestad y recibió la Medalla al Mérito Aéreo. De esta gesta dejó constancia en el libro, que escribió junto con Ramón Franco, De palos al Plata.
 
   En 1927 fue nombrado Miembro del Consejo Superior de Aviación y del Automóvil y Delegado del Gobierno para la adquisición de una patente para la construcción de un vehículo utilitario. Al año siguiente le llegó su ascenso a Jefe de Grupo (Comandante) y su nombramiento como Presidente para España de la Federación Internacional Aeronáutica. Asistió como ponente y Vicepresidente al Congreso Internacional de Aviadores Transatlánticos, celebrado en Roma, recibiendo la Encomienda de San Gregorio el Magno de manos del Duce, Benito Mussolini.
 
   Este tiempo dedicado a la vida de despacho no le hizo olvidar sus ansias de aventuras y, junto con Ramón Franco, preparó la vuelta al mundo en un Dornier 16, que fracasó en junio de 1928. Tras este fracaso, causó baja voluntaria del Servicio activo en el Ejército.
 
   Dedicado de lleno a su empresa, realizó el catastro de las provincias de Navarra y Álava y levantó el plano de las Confederaciones Hidrográficas Españolas. En esta época falleció su padre, por lo que también debió ocuparse de los negocios familiares, principalmente la Fábrica de Curtidos.
 
   Con la caída de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, pasó al terreno político, ingresando en el Centro Constitucional del Duque de Maura, Gabriel Maura Gamazo, y de Francesc Cambó Batlle, con el que se presentó como candidato a Diputado a Cortes Constituyentes por Estella. Pocos meses después, abandonó la militancia y a mediados de mayo de 1931 entró en contacto con Ramiro Ledesma Ramos y su grupo de La Conquista del Estado, pero sin llegar a adherirse.
 
 
Julio Ruíz de Alda con Raimundo Fernández-Cuesta,
José Antonio Primo de Rivera y otros camaradas 
 
   En octubre de 1931 contrajo matrimonio en Santisteban con Amelia Azarola y Fernández de Celis, prima de Sancho Dávila e hija del Contralmirante Antonio Azarola Gresillón, Ministro de Marina con Portela Valladares, desde el 30 de diciembre de 1935 al 19 de febrero de 1936, a la que había conocido en Madrid cuando ella estudiaba Medicina en la Universidad de San Carlos.
 
   Corría el año 1932 y a Julio Ruiz de Alda ya se le consideraba, por ciertos sectores políticos y sociales, como Jefe del movimiento “fascista” en España, lo que le costó la rescisión del contrato con el gobierno republicano para la realización del catastro. Este grave quebranto económico y personal, lejos de amilanarle le espoleó y, poco después, creaba la Sociedad Armamentos de Aviación. Por estas fechas nació el primero de sus dos hijos Juan Antonio.
 
   En la revista El Fascio, el 16 de marzo de 1933, es entrevistado por Ernesto Giménez Caballero, lo que provocó gran revuelo en las instancias gubernamentales y llevó a que, en julio, se dictase orden de detención contra él, pasando entonces a Francia andando por el Baztán. Es en estas fechas cuando entra en contacto con José Antonio Primo de Rivera, y juntos deciden crear el MES, que más tarde sería, ya en unión con Alfonso García Valdecasas, Falange Española.
 
Triunvirato: José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma y Julio Ruíz de Alda 
 
   En Falange, tras la fusión con las JONS, ocupó un puesto en el Triunvirato Ejecutivo y organizó el SEU. Tras el I Consejo Nacional de Falange Española de las JONS, dejó de ser triunviro, ocupando la Presidencia de la Junta Política.
 
   El día 14 de marzo de 1936, la policía irrumpió en su domicilio de la calle Abascal nº 43, sin encontrarlo, dirigiéndose entonces a su despacho profesional en la calle de la Lealtad nº 10, donde le detiene alrededor de las 10:00h de la mañana, en su calidad de Presidente de la Junta Política. Era el principio del fin de su vida...
 
   El 23 de agosto de 1936, durante el asalto de los milicianos rojos frentepopulistas a la Cárcel Modelo de Madrid, los presos comunes son rápidamente liberados, mientras que muchos de los políticos, entre ellos Julio Ruiz de Alda y Fernando Primo de Rivera, hermano de José Antonio, pocos minutos después eran vilmente asesinados en los sótanos de la cárcel, muriendo gloriosamente por Dios y por España.
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía