La FNFF en los Medios
 
 
 
La Fundación Nacional Francisco Franco puntualiza a la revista TIEMPO


   La revista TIEMPO, en su número 1792, ha publicado un artículo firmado por Javier Otero, sobre la documentación que conforma el archivo de esta Fundación bajo el tendencioso título de “Los Secretos de Estado en poder de la familia Franco”. La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) lamenta que el citado periodista, al elaborar su artículo, no haya considerado importante contrastar la información publicada con esta Fundación y por ello, a lo largo del mismo, abundan los errores y distorsiones que hacen precisa esta réplica acogida a lo dispuesto en la legislación vigente.

   La FNFF, a día de hoy, no ha recibido comunicación alguna, por cualquiera de los medios disponibles, ni de la Secretaría de Estado de Cultura, ni del Secretario de Estado, don Fernando Benzo, ni de la Dirección General competente, sobre la limitación o denegación de acceso a determinados documentos de su archivo al objeto de investigación, que es para lo que esta Fundación los facilita. Al mismo tiempo queremos subrayar que la documentación referida no se encuentra en “manos de la familia Franco”, ni sus deudos se “los llevaron” a la muerte del Generalísimo, sino que ésta está custodiada en el archivo de esta Fundación, y formaban parte de la documentación privada de Francisco Franco.

   Consideramos equivocadas las conclusiones que el periodista obtiene y la idea que se transmite sobre la situación actual de la documentación perteneciente al archivo de la FNFF y del acceso a la misma. A continuación enumeramos los datos más relevantes: En 2001 la FNFF firmó un Convenio con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por el que se integraba en el Sistema Español de Archivos (Ley 16/1985); que por el mismo se ha comprometido a facilitar el acceso a sus fondos documentales; que a través de una subvención otorgada por el citado Ministerio la FNFF procedió a digitalizar/microfilmar más de 25.000 documentos con miles de páginas para facilitar la consulta de los mismos y preservar los documentos originales; que a resultas de lo anterior la FNFF entregó al referido Ministerio las copias correspondientes de la documentación microfilmada, que fue depositada a su vez en el Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH); que tal y como se establece en el Convenio, la FNFF ha facilitado la consulta de la documentación de su archivo con las normas habituales que establecen límites de uso y reproducción; que la FNFF ha sido siempre muy meticulosa en este aspecto, conservando la documentación referida a las consultas que se hacen en función del tema de investigación; que la consulta, al igual que según el artículo hace el CDMH, se realiza en función de un índice que realizó esta Fundación y que entendemos es el mismo al que hace referencia con queja el autor del artículo; que la FNFF siempre ha seguido estrictamente las recomendaciones técnicas que se le han hecho llegar por parte de la Administración Pública, ajustándose a las mismas.

   No es la primera vez que la FNFF tiene que aclarar -algo obvio cuando se hace referencia a los contenidos- que la documentación histórica, por el hecho de que tenga un sello de “SECRETO” o “RESERVADO” no está clasificada directamente como “Secretos de Estado” o “material clasificado”, algo que también debe sospechar el articulista.

   Causa asombro que TIEMPO no defienda el derecho a la consulta de textos esenciales para la historia de España, y que no se posicione en contra de la petición de Izquierda Unida, por simple razón de “odio ideológico”, de que se cierre el archivo de la FNFF y se niegue el acceso a la información que posee -contraviniendo la Ley de Transparencia-. No deja de ser significativo que para ello se caiga en la más absurda demagogia, tal y como en ocasiones le sucede a Javier Otero, cuando recurre a presentar como “Secretos de Estado” documentos referidos a la existencia de cañones alemanes en la frontera franco-española durante la II Guerra Mundial (lo que por cierto viene a subrayar la evidente amenaza alemana) o a que se detuviera a “pistoleros rojos” en Portugal (¿quiere TIEMPO que se censure la información sobre la llamada oposición antifranquista?) y similares.

   TIEMPO ha reproducido fotográficamente parte de algunos documentos que declara secretos, documentos que entendemos deben proceder del CDMH. Parece lógico asumir que para acceder a los mismos tuvo que firmar los convenios necesarios que le habrá exigido el CDMH, como hace con todo investigador que solicita acceso a los mismos. Todo ello significa que podría ser acusada de divulgar Secretos Oficiales si fuera cierta su tesis de que se trata de material clasificado. Dado que TIEMPO los ha publicado, de forma indirecta está concediendo que no los considera amparados por la Ley de Secretos Oficiales.

   Al hilo de la petición de IU de cerrar el archivo de la FNFF, tenemos que reiterar, una vez más, la incoherencia de IU y de todos aquellos que apoyan la reforma de la Ley de Secretos Oficiales de 1968 para implementar la desclasificación automática de cualquier documento reservado una vez transcurridos 10 o 25 años desde su clasificación, y que de forma simultánea piden el cierre del archivo de la FNFF. La FNFF, como haría cualquier persona o entidad con interés en fomentar el conocimiento real de la España de Franco, apoya el acceso ilimitado a la documentación histórica disponible, como única vía de reconciliación y futuro en paz. Esperamos y deseamos que TIEMPO se sume a esta iniciativa.

 
 Tiempo n° 1793
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía