Memoria Histórica para todos
 
 
 
La izquierda y el Decálogo
 
Pedro Trevijano
 
 
   Hace unos días oí en un programa televisivo a una conocida izquierdista esa afirmación, bastantes veces repetida: “La izquierda defendemos valores y la derecha intereses”. Decidí comprobar el valor de esa afirmación en lo que respecta a la Izquierda y ver si uno de los grandes textos morales de la Historia, los Diez Mandamientos, son respetados y hasta qué punto, por ellos. El resultado ha sido espeluznante: no hay ni un solo mandamiento del Decálogo que la Izquierda respete.
 
   Sobre los tres primeros Mandamientos, los que hacen referencia a Dios, la inmensa mayoría de los dirigentes (no hablo de los militantes de base; ahí hay de todo), son gente no creyente y por tanto a la que no podemos pedir que cumplan con estos mandamientos; y en cuanto a los pocos que se declaran creyentes entre los mandamases hay que solicitarles por coherencia eucarística que no se acerquen a comulgar por votantes a favor del aborto.
 
   En el cuarto Mandamiento, “honrar padre y madre”, la Izquierda pretende arrebatar a los padres su derecho, reconocido incluso por la Declaración de Derechos Humanos y nuestra Constitución, de educar a sus hijos conforme a las convicciones morales y religiosas. Para ellos, la Escuela ha de ser única y laica, y el Estado tiene derecho a adoctrinar a los niños, enseñándoles entre otras cosas la ideología de género, lo que es puro totalitarismo y corrupción de menores.
 
   Sobre el quinto Mandamiento “no matarás”, ¿qué decir? Los últimos Papas hablan de la civilización de la vida frente a la cultura de la muerte, o del descarte. El crimen abominable del aborto pasa a ser un derecho, en cuanto se pueda hay que legalizar la eutanasia, y hasta los terroristas son personas de paz.
 
   En el sexto Mandamiento “no cometerás adulterio”, la ideología de género es todavía hoy, y mientras no se derogue la Ley del Aborto, la ideología oficial y legal del Estado. Para esta ideología, la única relación sexual a combatir es el matrimonio normal. Todo lo demás, incluida la corrupción de menores, vale. Su objetivo es simplemente destruir la familia, como nos advierte Benedicto XVI.
 
   Sobre el séptimo Mandamiento, “no robarás”, siempre nos han dicho que lo propio de la Izquierda era su preocupación por los pobres y los desheredados. Y como dijo Goebbels, el ministro de Propaganda nazi, una mentira cien veces repetida, acaba siendo verdad. Pero nos encontramos con muy pocas obras a favor de los desheredados realizadas por la Izquierda, mientras que ante los escándalos actuales, muchos pensamos que lo propio de la Izquierda, como también de los demás Partidos y Sindicatos, es, por parte de algunos, el robo descarado. Pero lo que no creo que nunca haya habido, al menos de muchos años a esta parte, un robo tan masivo y descarado a los pobres, en concreto a los parados, como el que está saliendo a la luz en Andalucía. Mil doscientos millones de euros son muchos millones y cada día emergen nuevos escándalos.
 
   El octavo Mandamiento “no darás falso testimonio contra tu prójimo”, ni mentirás, recuerdo que no creen que haya una Verdad absoluta. Lo que está bien o lo que está mal, la verdad o la mentira, no es algo objetivo, sino que depende de la voluntad popular, expresada por el Parlamente, pero como éste depende de lo que decida su mayoría, es a ella a quien toca decidirlo. En realidad debido a la disciplina de Partido son muy pocos, incluso uno solo, quien decide. Las consecuencias son el subjetivismo o el positivismo más descarado.
 
   Y sobre el noveno y décimo Mandamientos, como son los pecados de pensamiento referentes al sexto y séptimo mandamientos, está claro que tampoco son respetados.Y visto lo sucedido me gustaría saber cuáles son los valores de la Izquierda. Muchas gracias.
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía