Negro sobre Blanco
 
 
 
Leopoldo Eijo Garay, patriarca de las Indias Occidentales y Obispo de Madrid
 
PPG - FNFF 
 
 
   Leopoldo Eijo Garay nació el 11 de abril de 1878, en Vigo, Pontevedra. Se trasladó a los cinco años con su madre, Generosa Eijo, humilde criada de Vigo a Sevilla, ciudad donde ingresó en el Seminario. Fue ordenado Sacerdote el 27 de diciembre de 1900. En 1914 fue promovido a Ordinario de la Diócesis de Tuy, siendo ordenado Obispo el 8 de noviembre de ese mismo año por el Cardenal Martín Herrera, Arzobispo de Santiago de Compostela. A partir de entonces siguió una carrera vertiginosa, pues el 22 de marzo de 1917 fue nombrado séptimo Obispo de Vitoria, sucediendo a Prudencio Melo y Alcalde, que acababa de ser nombrado Obispo de Madrid-Alcalá. Ese mismo año publicó su obra El primer origen de la vida según el Hexamerón y según la ciencia.
 
   Desde Vitoria dio el salto definitivo a la capital de España, el 14 de diciembre de 1922, sucediendo nuevamente al Obispo Melo, nombrado Arzobispo de Valencia. El 26 de junio de 1923, tomó posesión como Obispo de Madrid-Alcalá, también el séptimo de los mismos. En este cargo se mantuvo durante cuarenta años, siendo el suyo el pontificado más largo que ha tenido un Obispo español contemporáneo. Desde allí fue testigo privilegiado de los beneficiosos años de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, de los convulsos años de la II república, de la Cruzada de Liberación Nacional, y de la Paz y el Régimen del 18 de julio. Obras suyas son Santo Tomás y la mística; El concepto de la materia universal en los textos medievales; Esbozo apologético de la poesía clásica eucarística española; y Directrices sociales; consolidándose así como uno de los intelectuales más destacados de la cultura del momento. De hecho había ingresado en 1927 en la Real Academia Española, siendo su discurso inaugural La oratoria sagrada en España, y ocupando el asiento “U mayúscula” hasta su muerte. Ingresó también, el 10 de enero de 1932, en la Academia de Ciencias Morales y Políticas (Medalla nº 6); su discurso inaugural, el 9 de junio de 1935, había versado sobre La persona jurídica. Su concepto filosófico y derechos fundamentales que debe respetar en ella el Estado.
 
   También fue miembro de la Real Academia Gallega. Durante la II república Eijo Garay tuvo un papel de especial importancia en la vida del Opus Dei y de su fundador, Josemaría Escrivá de Balaguer. Acabada la Cruzada española, pudieron encontrarse por fin, y hablar directamente sobre el Opus Dei y sus proyectos de expansión. Esta primera entrevista fue el 2 de septiembre de 1939.
 
Leopoldo Eijo Gaay con Francisco Franco bajo palio saliendo de San Francisco El Grande
 
   Como muestra de su afecto por el Opus Dei, Eijo ordenó a los tres primeros sacerdotes de la Obra, aparte del propio Escrivá, el 25 de junio de 1944: fueron Álvaro del Portillo, primer sucesor en 1975 de Escrivá; José María Hernández Garnica; y José Luis Múzquiz, así como a otras Promociones Sacerdotales del esta institución, en la década de los años 1960. Fue Consejero Nacional de FET y de las JONS designado por el Jefe del Estado, y entre 1943 y 1946 Procurador en Cortes.
 
   Eijo Garay promovió desde su puesto de Arzobispo de Madrid que Franco acudiera a los actos religiosos bajo palio. Esto suponía el máximo respaldo de la Iglesia al Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos. Con motivo del 18 de julio de 1945, el Caudillo Francisco Franco, le otorgó por sus méritos contraídos, la Gran Cruz de la Orden de Cisneros. El 21 de julio de 1946 el Papa Pío XII le nombró Patriarca de las Indias Occidentales. Fue durante este tiempo cuando más pudo destacar su gran altura intelectual. Falleció en Madrid, el día 31 de julio de 1963, a los 85 años de edad. 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía