Negro sobre Blanco
 
 
 
María Fernanda Ladrón de Guevara, una de las grandes damas de la escena española del siglo XX
 
PPG - FNFF 
 
 
María Fernanda Ladrón de Guevara y Trápaga, nació el 30 de mayo de 1897, en Madrid. Debutó sobre el escenario el 13 de diciembre de 1913, con sólo 16 años, cuando se incorporó en la famosa compañía teatral de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza para representar un papel en la obra La Malquerida, de Jacinto Benavente. Con esta compañía estrenó, entre otras obras El retablo de Agrellano (1913), de Eduardo Marquina; Mamá (1913), de Gregorio Martínez Sierra; La fuerza del mal (1914), de Manuel Linares Rivas; Campo de armiño (1916); y La vestal de Occidente (1919), ambas de Jacinto Benavente; y El último pecado (1918), de Pedro Muñoz Seca. Más adelante cursó estudios de interpretación en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, de la mano de María Tubau.
 
   En 1922 formó su propia compañía con Rafael Rivelles, actor con el que contrajo matrimonio, y pusieron en escena grandes éxitos teatrales, tales como: Cancela; La madre guapa; o El bandido de la Sierra (1923). Debutó en la gran pantalla en 1930, con la película El embrujo de Sevilla, de Benito Perojo. Poco después se trasladó a Hollywood donde rodó la versión en español de varias películas norteamericanas.
 
   Se sumó al Alzamiento Nacional del 18 de julio y realizó representaciones tanto en el Frente, para los Combatientes Nacionales, como en la retaguardia. Era admiradora de José Antonio y del Caudillo Francisco Franco. Tras la finalización de la contienda, terminó por consolidarse como una de las grandes damas de la escena española del siglo XX, con notables interpretaciones especialmente del dramaturgo Jacinto Benavente. Su compañía se disolvió en 1959.
 
   Su carrera cinematográfica, sin embargo, la mantuvo siempre en un segundo plano, aunque pueden mencionarse títulos como Rosas de otoño (1943), de Juan de Orduña; y La fiel infantería (1959), dirigida por Pedro Lazaga, sobre la obra de Rafael García Serrano, con Ismael Merlo, Tony Leblanc, Manolo Zarzo, Arturo Fernández y Laura Valenzuela. En Televisión protagonizó la serie Mi hijo y yo (1963). Filmografía: El embrujo de Sevilla (1930); La mujer X (1931); Cheri Bibí (1931); El proceso de Mary Dugan (1931); Niebla (1932); El hombre que se reía del amor (1933); Odio (1933); Rosas de otoño (1943); Pototo, Boliche y Compañía (1948); Sabela de Cambados (1949); Una chica de Chicago (1958); Música de ayer (1959); Miss Cuplé (1959); La fiel infantería (1959); ¡Qué bella eres, Roma! (1959); ¿Dónde vas, triste de ti? (1960); Un ángel tuvo la culpa (1960); Altas variedades (1960); La cumparsita (1961); La bugiarda (1964); La mujer perdida (1966); Encrucijada para una monja (1967); Me enveneno de azules (1969); y El bosque del lobo (1970). En 1922 contrajo matrimonio con el actor Rafael Rivelles, al que estuvo unida hasta el año 1934.
 
   Posteriormente se casó, en segundas nupcias, con Pedro Larrañaga Rui-Gómez, fallecido en el año 1944. Del primer matrimonio nació su hija Amparo Rivelles, y del segundo su hijo Carlos Larrañaga, que continuaron la tradición y fueron grandes actores. Sus nietos fueron Amparo Larrañaga y Luis Merlo, que también fueron actores. María Fernanda Ladrón de Guevara falleció en Madrid, el día 25 de abril de 1974.    
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía