Actualidad
 
 
 
Mariano Rajoy = "Ni el déficit en 2013 ni empleo en 2014"
 
 
 
Roberto Centeno
 
 
 
   Es la última Rajoyada, “donde dije digo, digo Diego”. El viernes, la desgracia nacional que es Mariano Rajoy, en el 35 aniversario de la “Constitución oligárquica para la corrupción”, afirmó ante un grupo de periodistas  -como si el tema no fuera con él-: “Este año no se cumplirá el objetivo de déficit y dudo que se vaya a crear empleo en 2014”. ¿Y este trilero es el que va a sacarnos de la crisis?
 
   “Cumpliremos el objetivo de déficit sí o sí, es lo más importante”, dijo Rajoy recientemente en una entrevista con Bloomberg en Nueva York. “España va a cumplir con sus compromisos de reducción en el déficit”, afirmó Luis de Guindos hace unas semanas. “España cumplirá el déficit del 5,8% en 2014 sin necesidad de nuevos ajustes y tendrá margen para bajar impuestos en 2015”, aseguró De Guindos a Bruselas hace 20 días. Ahora dicen lo contrario y se quedan tan anchos.
 
   La evolución de ingresos y gastos de todas las Administraciones Públicas demuestra la imposibilidad de mantener este gigantesco Estado de despilfarro y corrupción. Y lo trágico es que estos descuadres, financiados con cientos de miles de millones de deuda, han arruinado el futuro de España para varias generaciones. Los responsables deberían pagar por ello. La troika culpa precisamente de la falta de crédito hacia el sector privado a la compra masiva de deuda pública por parte de la banca para ayudar a mantener a la oligarquía política. Pero si Draghi aplica descuentos a la deuda en los test de estrés, se acabó la fiesta.
 
Unos presupuestos imposibles de cuadrar
 
   La evolución de ingresos y gastos de todas las Administraciones Públicas demuestra la imposibilidad de mantener este gigantesco Estado de despilfarro y corrupción. Y lo trágico es que es que estos descuadres financiados con cientos de miles de millones de deuda han arruinado el futuro de España para varias generaciones. El cuadro adjunto presenta el resumen de la situación. La cifras de 2012 son las de liquidación del Presupuesto de ese año, según el Banco de España. La estimación de 2013 se ha realizado extrapolando a todo el año las cifras de octubre. Lo que este cuadro demuestra es una situación imposible. Los ingresos han tocado fondo y los gastos no paran de crecer, llegando ya al 46,6% sin el rescate bancario. Si lo comparamos con un el 39,2% de 2007, el incremento es de 76.000 millones, una auténtica salvajada, y ello a pesar de haber reducido drásticamente la inversión pública y recortado gasto social, salarios, prestaciones de desempleo y pensiones.
 
   La casta política no ha vacilado en incrementar sin freno el gasto para mantener su Estado autonómico en plena crisis, a costa del endeudamiento y del empobrecimiento de España.
 
   Estos miserables no han recortado, sino incrementado, el gasto político inútil, las duplicidades, los miles empresas públicas, los coches y oficinas de lujo, el más del millón de enchufados inútiles y los 20.000 asesores que nos asesoran a 80.000 euros la pieza. Estamos en manos de una mafia despilfarradora y corrupta que no está dispuesta a tocar nada que afecte a su chiringuito en espera de una recuperación milagrosa que no se va a producir. Todos los recortes se han hecho por motivos políticos sin ningún estudio económico que los sustente. De seguir así, el tema sólo puede acabar en un levantamiento social.        
 
                                        2012            Est. 2013                                       
Recursos totales         382.007           382.000                         
Empleos totales          491.414           485.000                                 
Sin ayudas bancos      452.290           475.000                                  
Gasto público/PIB      44,3%              46,6 %                                             
Déficit                        -109.407         -103.000                       
Sin ayudas bancos     -70.278           -93.000  
 
   Empecemos por el Estado. El déficit en los 12 meses anteriores a octubre es de 47.400 millones frente a los 40.300 a que se tiene que llegar en diciembre, o sea, que cumplir el objetivo es ya imposible. Del lado de los ingresos, estos han permanecido planos a pesar de las fuertes subidas impositivas por la manifiesta debilidad de las bases imponibles, lo que significa que por mucho que lleven la presión fiscal a niveles confiscatorios, de donde no hay no se puede sacar. El PIB real -y en consecuencia las bases imponibles- son un 30% inferiores a las oficiales.
 
   Pero, además, hay un hecho puntual que hace que la realidad de los ingresos sea peor todavía: de acuerdo con la nueva normativa europea, España y otros periféricos retrasaban al año siguiente parte de las devoluciones de impuestos ya reconocidas. Ahora Bruselas obliga a contabilizarlas justo cuando se reconozcan. Y esto es un regalo del cielo para Montoro: 7.000 millones de euros de 2012, cuya devolución había retrasado a 2013, han pasado a formar parte del déficit 2012, pero ¿a quién le importa ya el déficit 2012? Esto significa que los ingresos del Estado son en realidad 7.000 millones menores en 2013.
 
   El gasto, por su parte, ha aumentado un 6,9% a final de octubre, una desviación brutal debido, principalmente, al crecimiento de los gastos financieros, a las transferencias a la Seguridad Social y ¡a la Unión Europea!, partidas todas ellas que irán a más y no a menos en años próximos. La carga de intereses se había incrementado el 15,3% y en las transferencias a la Seguridad Social la situación raya en lo dramático. Para evitar la quiebra han tenido que transferir hasta septiembre 14.071 millones, ¡un 86,1% más que el año anterior!    
 
   El déficit en los 12 meses anteriores a octubre es de 47.400 millones frente a los 40.300 a que se tiene que llegar en diciembre, o sea, que cumplir el objetivo es ya imposible. De la ejecución presupuestaria de las comunidades autónomas sólo sabemos que las cifras oficiales son falsas y que es en el cuarto trimestre cuando se produce un mayor déficit. Según la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), el déficit de las comunidades ascenderá al 1,8%, casi un 40% superior al 1,3% previsto, lo que supone que dicho déficit está aumentando y no disminuyendo. Pero aun así esta cifra es muy optimista porque las anomalías en las cuentas regionales son inauditas. Del lado de los ingresos, los impuestos cedidos y las transferencias del Estado han bajado un 3,2%, y un 13% respectivamente hasta septiembre.
 
   No es de extrañar que haya varias regiones que hayan anunciado que no podrán cumplir el objetivo después del río de dinero recibido para pagar a proveedores. Montoro ha convocado a todos los caciques locales el próximo día 18, ¿y saben para qué? ¿Para decirles que o recortan gasto o los va a intervenir? Pues nada de eso. Los ha convocado para traspasarles más impuestos, o sea, más dinero para que puedan seguir despilfarrando a placer. Lo de Rajoy y Montoro es de juzgado de guardia. Siguen desmantelando lo poco que ya queda de España para dar satisfacción a unos caciques locales.
 
   Respecto a la Seguridad Social, las cotizaciones han caído un -3,1% en los últimos doce meses hasta septiembre y el total de gastos no financieros ha crecido un 5,3%. La diferencia  a septiembre es de 16.461 millones de euros, un 73% más que en septiembre 2012, lo que ha obligado a sacar otros 5.000 millones de la caja de la Seguridad Social que se añaden a los 14.071 transferidos para poder pagar la extra de Navidad. No es de extrañar que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmara a un grupo de inversores internacionales, “cuanto más se tarde en aplicar la nueva fórmula de sostenibilidad, mayores tendrán que ser los recortes”.               
   Para Bruselas, el déficit 2013 -excluidas las ayudas al sistema financiero- alcanzará el 8%. Según la extrapolación de la situación a octubre, este sería del 9%. Será uno u otro en función de las trampas que Montoro y los caciques regionales decidan hacer hasta fin de año. Montoro no ha pagado los 3.600 millones a que se había comprometido con las eléctricas, pero subirá el recibo de la luz un 12% en enero mientras baja en toda Europa, y los 5.000 millones prometidos a las farmacéuticas antes de fin de año están en el aire, su aplazamiento a 2014 le es esencial. Además, tienen los cajones llenos de facturas, no pagan a nadie desde octubre.
 
   Montoro no ha pagado los 3.600 millones a que se había comprometido con las eléctricas, pero subirá el recibo de la luz un 12% en enero mientras baja en toda Europa, y los 5.000 millones prometidos a las farmacéuticas antes de fin de año están en el airePara postre, siempre nos quedará María Dolores de Cospedal, que puede explicar a Montoro cómo reducir un déficit del 7,7% al 1,5% en 2012 y sin despeinarse. Según FEDEA, “redujo” el gasto de escuelas y hospitales en un 26% y, para ello, “deberían haber cerrado buena parte de las escuelas y hospitales, algo que no ha sucedido”. Lo único seguro es que ha hundido el crecimiento al nivel más bajo de todas las comunidades autónomas, un -3%.
 
Por qué no hemos salido de la recesión
 
   Pues no hemos salido de la recesión porque aunque el Banco de España y el Instituto Nacional de Estadística hubieran hecho su trabajo honestamente -lo que no es el caso desde 2008- la supuesta subida del PIB en un 0,1% es muy inferior al margen de error en este tipo de cálculos. Montar el circo mediático por una supuesta mejora entre tres y cuatro veces inferior al margen de error es de trileros de monarquía bolivariana.
 
   Y si vamos al fondo de la cuestión, el 0,1% no es compatible con la mayoría de indicadores de actividad y demanda, pero sobre todo es radicalmente incompatible con las cifras de la Central de Balances del Banco de España que arrojan los Valores Agregado Bruto, (es decir, el PIB, que es la suma de todos estos valores, una muestra más que representativa de empresas de todos los sectores de actividad). Según esta cifra, el PIB ha caído más de un 4% en los tres primeros trimestres. Y una de dos: o las empresas mienten o mienten el INE y el Banco de España.
 
   Montar el circo mediático por una supuesta mejora entre tres y cuatro veces inferior al margen de error es de trileros de monarquía bolivariana. Y ya, por último, ¿qué tenemos en el cuarto trimestre del año del Señor de 2013? El PMI manufacturero (1) -el índice de gerentes de compras de las empresas industriales que indica la tendencia de los próximos meses- se esperaba que subiera del 50,8 a 50,9, pero cayó al 48,6. Sorprendió a propios y extraños y ese día afectó a las bolsas europeas, “siendo el mercado doméstico la principal fuente de contracción”.
 
   Y en cuanto al PMI de servicios creció en noviembre por primera vez en tres meses ante la proximidad de la temporada navideña. Los mayores aumentos lo fueron en el sector Correos y telecomunicaciones, mientras que en hoteles y restaurantes bajaron de nuevo los pedidos. “Hemos visto con qué rapidez los signos de optimismo pueden verse truncados y se mantiene la posibilidad de una nueva desaceleración”, advirtieron al presentar los datos.
 
   En el resto de indicadores esenciales, las ventas en grandes empresas vuelven a caer en octubre un -0,3 % y el índice de comercio al por menor deflactado acelera su bajada al -0,8 %. El consumo aparente de cemento acusa un descenso también al -1,2 %; la mora bancaria real supera el 20%; el crédito al sector privado, no es que no se recupere, es que sigue desplomándose a velocidad acelerada, una media del -9,3 % hasta octubre, casi el doble que en 2012 y el triple que en 2013. Y la Seguridad Social, que ha perdido 66.829 cotizantes en noviembre, era lo que nos faltaba.
 
   Y luego los datos de empleo. Cuando los tramposos del INEM nos dicen que el paro asciende a 4,8 millones, Eurostat afirma que en octubre hemos alcanzado la cifra record histórica de 6.058.000 desempleados, una tasa de paro  del 26,7%. Sin embargo, el señor de la barba afirma con toda su cara en el Congreso que no ha habido destrucción de empleo. Y la guinda del pastel, la aportación positiva del sector exterior ha desaparecido. Las exportaciones de septiembre han sido muy inferiores a las de agosto, con lo que el volumen del tercer trimestre experimenta un desplome del 17% sobre el segundo trimestre en tasa anual. Y, según estos tramposos, hemos salido de la crisis “gracias al tirón de las exportaciones”. No tienen vergüenza.       
 
(1) Por encima de 50 estos índices indican crecimiento futuro, por debajo contracción futura.  
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía