Negro sobre Blanco
 
 
 
Montserrat Romeu, enfermera en la Cruzada y en la División Azul
 
PPG - FNFF 
 
 
 
María Montserrat Romeu Fernández nació en San Sadurní de Noya, Barcelona, el 14 de octubre de 1915, en la hacienda de Can Romeu de los Borrull. Hija mayor de Pedro Romeu Bolet, propietario agrícola, que fue Alcalde, como ya lo había sido su abuelo, de San Sadurní de Noya entre 1928 y 1930, los dos últimos años de la Dictadura del General Miguel Primo de Rivera; y de Gloria Fernández Guillén, nacida en Zamboanga, Filipinas, hija de un Militar de Carrera español. Más adelante el matrimonio tuvo cuatro hijos más: María Gloria, Maria Nuria, José María y Rosario, si bien esta última murió cuando aún era muy pequeña.
 
   Los Romeu eran grandes propietarios, gente de orden, conservadores, muy religiosos y  simpatizantes con el Directorio Militar del período 1923-1930.
 
   María Montserrat cursó estudios de Enfermería entre 1934 y 1936, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, obteniendo unas notas brillantes. A raíz la revolución de julio de 1936, la familia tuvo que abandonar la casa solariega de Can Romeu, que fue saqueada por miembros del Comité de Milicias Antifascistas de Sant Sadurní. Trabajó los primeros meses de la Cruzada en el Hospital de la Cruz Roja de Barcelona, del bando rojo, pero a principios de 1937 pudo huir a Marsella, y volvió a entrar en España por Hendaya estableciéndose en San Sebastián, entonces Zona Nacional.
 
   El 8 de julio de 1937 se afilió a la Sección Femenina de FET y de las JONS. De enero a septiembre de 1938 prestó sus Servicios en el Hospital “General Mola” de San Sebastián y, posteriormente, se trasladó al Hospital Militar de la Cruz Roja de Leganés. Dama de la Cruz Roja.
 
   Tras la Liberación de Barcelona, se incorporó al Hospital de Sangre de Pompeya y al Hospital Militar de la Cruz Roja. La familia se instaló nuevamente en Can Romeu. Fue Enfermera Voluntaria de la División Azul, una de las 38 primeras que salieron de Madrid, el 22 de agosto de 1941. Habiendo superado un curso de formación intensiva de dos meses, el grupo expedicionario de enfermeras viajó en tren de Madrid a Hendaya y, desde allí, a París, Stuttgart, Nüremberg, Grafenwöhr y Berlín. Fue Voluntaria al Hospital español de Varsovia y, posteriormente, pasó por los Hospitales de Campaña de Smolensko, Porchow y Riga donde, el 6 de febrero, fue confirmada en el cargo de Jefe de Enfermería.
 
   Finalmente fue destinada al Hospital español de Königsberg. Fue repatriada a España el 16 de julio de 1942. Catorce meses después de su regreso, el Ayuntamiento de San Sadurní de Noya le tributó un homenaje, registrado en el Libro de Actos, con el acuerdo siguiente:
 
   “Teniendo en cuenta que la señorita Montserrat Romeu Fernández es la única falangista de esta localidad que, poseída de un espíritu patriótico y despreciando las comodidades de su hogar, se trasladó a los campos de batalla de Rusia en donde se lucha contra el comunismo, para practicar sus humanitarios servicios de enfermera de la heroica División Azul, se acuerda por unanimidad hacer constar en acta la admiración y el agradecimiento de esta corporación por el valor y los servicios prestados por dicha señorita en beneficio de la Patria y de la Civilización”.
 
   En el Hospital de Riga conoció a Juan Fernández de Loaysa Casola, Militar Combatiente en la División Azul, de 23 años, que fue gravemente herido en el Frente de Novgorod, cuando el 21 de noviembre de 1941 le explotó una mina que le dejó ciego y le reventó el tímpano izquierdo, teniendo que serle amputada la mano izquierda. No se volverían a encontrar hasta enero de 1943. Él viajó nuevamente a Berlín con el objetivo de someterse a una segunda operación para recuperar la visión y ella lo acompañó dada su condición de Enfermera de cabecera. Estuvieron seis meses y medio. El Militar se encontraba ingresado, primero en la Clínica Universitaria y, después, en el Hospital Militar español, y Montse se hospedaba en el Hotel Excelsior de Berlín. Desgraciadamente esa segunda intervención no se pudo realizar y ambos volvieron a España el 15 de agosto de 1943. Se casaron el 21 de junio de 1945, en la Capilla de Can Romeu de los Borrull. Tuvieron ocho hijos: María Montserrat; Victoria Gloria; Ana María; María José, fallecida a los pocos meses de nacer; Manuel José; Juan Miguel; María Adela; y Guillermo Manuel.
 
   Estaba en posesión de diferentes condecoraciones, entre las que destacan tres medallas: la del Mérito al Trabajo, y la alemana y la española por la Campaña de Rusia. Falleció en Ronda, Málaga, donde residía, el 29 de septiembre de 2004, a los 88 años de edad.
 
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía