Negro sobre Blanco
 
 
 
Pío Baroja, escritor de la Generación del 98
 
PPG - FNFF 
 
 
Pío Baroja y Nessi, nació en San Sebastián, Guipúzcoa, el 28 de diciembre de 1872.  Hijo de Serafín Baroja y Zornoza, que era Ingeniero de Minas, y de Carmen Nessi y Goñi. Estudió la carrera de Medicina en Madrid y Valencia, Doctorándose en 1893 pero ejerció poco tiempo como Médico. Desarrolló su faceta de Escritor y perteneció a la Generación el 98.
 
   Su primera novela fue Vidas sombrías (1900); a la que siguió el mismo año La casa de Aizgorri, novela que forma parte de la primera de sus trilogías: Tierra vasca, que incluye El mayorazgo de Labraz (1903) y Zalacaín el aventurero (1909). Otra de sus trilogías, fue La vida fantástica, que forman: Aventuras y mixtificaciones de Silvestre Paradox (1901); Camino de perfección (1902); y Paradox Rey (1906). 
 
   Alcanzó mucha fama fuera de España gracias a la trilogía La lucha por la vida, descripción de los bajos fondos de Madrid, que forman La busca (1904); La mala hierba (1904); y Aurora roja (1905).
 
   Viajó por España, Italia, Francia, Inglaterra, los Países Bajos y Suiza, y en 1911 publicó El árbol de la ciencia, posiblemente una de sus novelas más reconocidas. Entre 1913 y 1935 aparecieron los 22 volúmenes de una novela histórica, Memorias de un hombre de acción, basada en el conspirador Eugenio de Avinareta, uno de los antepasados del autor que vivió en la Vascongadas en la época de las Guerras Carlistas.
 
   Entre 1944 y 1948 aparecieron sus Memorias, subtituladas Desde la última vuelta del camino. En 1935 fue nombrado Miembro de la Real Academia Española.
 
   El Alzamiento Nacional del 18 de julo de 1936, le sorprendió veraneando en su casa de Vera de Bidasoa, cercana a la frontera francesa y, según cuenta su biógrafo Arbós, se trasladó a Lacasa y Almandoz para ver cómo los Requetés las liberaban. En el camino de regreso, se cruzó con una Columna y fue detenido por el Oficial Ortiz de Zárate y conducido a Vera, en donde fue liberado a la mañana siguiente, por intervención de Carlos Martínez Campos, Duque de la Torre. Baroja pasó a Francia y se instaló en Behobia, luego en San Juan de Luz y después en París, donde escribió artículos para la España Nacional. Escribió el famoso artículo «Una explicación», publicado en el Diario de Navarra, el 1 de septiembre de 1936, criticando duramente a la zona roja. Allí, pronto pidió a García Morente que le gestionara el visado para repatriarse; le fue concedido, y regresó a la España Nacional en otoño de 1937.
 
   En enero de 1938, fue a Salamanca para jurar como Miembro del recién creado Instituto de España y para gestionar la publicación de artículos periodísticos muy críticos con la república y con los políticos de la zona roja. Poco después publicaba su libro: Comunistas, judíos y demás ralea. En sus Memorias reconoció que nunca dudó de la victoria Nacional.
 
Pío Baroja con Bobby Deglané 
 
   Tras otra breve estancia en París, se instaló en el Madrid recién liberado y, aislado de la política como siempre, continuó publicando su obra. Murió en 1956 y su entierro fue presidido por el Ministro de Educación en representación del Gobierno. Fue hermano del pintor y, también escritor Ricardo Baroja; de la escritora Carmen Baroja y tío del antropólogo Julio Caro Baroja y del director de cine y guionista Pío Caro Baroja. Falleció en Madrid, el 30 de octubre de 1956, a los 83 años de edad.  
 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía