Comunicados
 
 
 
Nota de prensa: RESPUESTA A LOS PORTAVOCES QUE INTERVINIERON EN LA APROBACIÓN DE LA PNL
Madrid, 3 de Marzo de 2017

 

El pasado jueves 16 de febrero se daba trámite parlamentario a una PNL de ilegalización de la FNFF, en la que intervinieron diferentes portavoces de la Comisión de Interior del Congreso, a los que dirigimos nuestra más considerada contestación mediante el presente escrito.
 
El diputado de En Marea, señor Gómez-Reino (seguimos perplejos ante su apellido, tratándose de un secesionista antiespañol y antimonárquico) insiste en preguntarse cómo es posible que se permita la existencia en España de una fundación dedicada a Francisco Franco, cuando no existe una en Alemania dedicada a Hitler o en Italia dedicada a Mussolini. En primer lugar aclárenos qué interés tiene un partido que quiere romper España en cuestiones internas de España. Creemos que ninguno legítimo. En segundo lugar, como ya hemos demostrado en un comunicado porque la historia así lo avala, la figura de Franco nada tiene que ver con las de Hitler o Mussolini, aunque ustedes insistan en confundir a la opinión pública poniéndolas en un plano de igualdad o equivalencia, falsificando la historia. Pero si de verdad sienten curiosidad en saber por qué existen fundaciones ilícitas en España, cuyos objetivos son opuestos al interés general, pregunten en sede parlamentaria cómo se permite que PSOE y PNV reciban subvenciones públicas para mantener fundaciones con los nombres de Pablo Iglesias y Sabino Arana, enemigos declarados de la democracia y de la unidad de nuestra patria. Todos queremos saberlo.
 
Nos gustaría mucho conocer las pruebas en las que basa la existencia de campos de concentración, las cifras de desaparecidos, muertos, esclavos políticos, fosas, niños robados, etc. de las que culpa a Francisco Franco. Creo que todos agradeceríamos esta aportación, sin duda sorprendente, que vendría a reescribir completamente la historia real de la Guerra Civil y del régimen del Generalísimo, anulando lo que demuestran los datos y documentos reales que se custodian en los archivos oficiales.
 
Y, para terminar, claro que la democracia tiene enemigos. Ustedes mismos lo son, empeñados en destruir el Estado de Derecho que dicen defender, porque ni se pliega a sus exigencias políticas ilegítimas, ni les permite alcanzar sus objetivos sectarios a costa del bien común. La Europa actual se reconstruyó demoliendo el comunismo soviético, aunque todavía quedan algunos que fingen ignorarlo.
 
La diputada de Bildu por el Grupo Mixto, señora Beitialarrangoitia Lizarralde, acusa a la FNFF de despreciar a las víctimas y de justificar la muerte de miles de personas durante lo que ella llama la Dictadura, de ofrecer asesoramiento legal a algunos ayuntamientos para no cumplir la ley mal llamada de memoria histórica, y de poseer documentación que no facilita a investigadores.
 
Es complicado reunir en una sola acusación mayor número de falsedades, inexactitudes y patrañas, pero parece no haber límites a la creatividad de los amigos de los valientes gudaris del tiro en la nuca y el coche bomba. La FNFF jamás ha despreciado a ninguna víctima ni ha justificado muertes de inocentes, no somos como ustedes los filoterroristas, que insultan y se mofan de las víctimas de ETA y justifican el crimen como forma de hacer política. Otra cosa es lo que ustedes entienden por víctima y por inocente, y dada su ideología y su trayectoria, tenemos que concluir que es exactamente lo opuesto a lo que señalan tanto la realidad como la justicia. En todo caso, nunca la FNFF ha despreciado, ni a los Caídos del Frente Popular (enterrados muchos de ellos en el Valle de los Caídos junto a los Caídos de nuestra Cruzada), ni a ninguna víctima inocente de ninguna contienda. Por otra parte es falso que la FNFF haya ofrecido asistencia legal para incumplir ninguna ley. Lo que ustedes afirman mintiendo equivale a decir que todos los asesores fiscales ayudan a incumplir las leyes tributarias, o que los abogados defensores ayudan a sortear el código penal. Porque lo único que ha hecho y hace la Fundación es ofrecer ayuda legal a aquellos ayuntamientos que lo han pedido y piden, por cierto con frecuencia y gran éxito.
 
Hemos de informarle también de que ni el gobierno actual ni ningún otro ha colaborado con la FNFF en nada, ni ha subvencionado nunca a esta casa, salvo para la digitalización de los archivos de Francisco Franco, probablemente el archivo histórico más importante de la España del siglo XX, acción de obligado cumplimiento para cualquier servidor del bien común. Antes de ponerse en evidencia ante la opinión pública le aconsejamos que se informe al menos someramente de las materias a tratar, no sea que caiga de nuevo en el ridículo.
 
Otro diputado por el Grupo Mixto, el señor Miguel i Valentí, interviene en la sesión no sabemos muy bien para qué, pues no aporta nada al debate ni ofrece prueba alguna que justifique su opinión en el mismo. Suponemos que recibirá sus emolumentos como congresista por algunas otras actividades meritorias para la nación, pues el pueblo español no podría comprender que sólo aportara su voto injustificadamente a iniciativas totalitarias.
 
Es el diputado de Ciudadanos, el señor Ramírez Freire, el único que se muestra contrario a la iniciativa podemita de investigar a esta FNFF por unos presuntos delitos, y el único que tiene el coraje políticamente incorrecto de afirmar que él no aprecia en la FNFF incumplimiento legal alguno. Desde la distancia doctrinal, agradecemos su valentía al defender la verdad, acto asombroso en la España de hoy, así como su propuesta de remitir cualquier posible actuación al Protectorado de Fundaciones.
 
Lamentablemente no se puede decir lo mismo de la diputada del PSOE, señora Robles Fernández. Nos trae un sugerente párrafo de la exposición de motivos de la ley mal llamada de memoria histórica que pide honrar a los que padecieron injusticias y agravios por unos u otros motivos políticos, ideológicos o de creencias religiosas en aquellos dolorosos periodos de nuestra historia. Imaginamos que, al leer estas frases, no incluye entre los que "padecieron injusticias por motivos de creencias religiosas" a los más de 8.000 religiosos asesinados por su partido y el resto de partidos y sindicatos del Frente Popular, muchos de ellos ya declarados mártires. Tampoco creemos que haya decidido honrar a los más de 6.000 inocentes asesinados en Paracuellos por los mismos criminales. Ni a los otros miles de inocentes secuestrados, torturados y asesinados en los cientos de checas o barcos prisión. Ni a los cientos de inocentes quemados o arrojados vivos al fondo de pozos o del mar con piedras atadas al cuello, víctimas también de aquellos valerosos luchadores de la democracia y la libertad frentepopulistas. Habla usted, señora Robles, como los encantadores de serpientes, pues apela a cerrar heridas todavía abiertas, unas heridas reabiertas por el señor Rodríguez Zapatero y el PSOE, junto al resto de socios parlamentarios que impusieron la ley de marras. Aquellas heridas se cerraron durante los años de gobierno del Generalísimo Franco, como demuestran los 39 años de gobierno pacífico y productivo que nos dejó, pero han sido ustedes de nuevo, los perdedores de aquella contienda, los que las han reabierto para tratar de ganar hoy en vanos discursos lo que perdieron en los frentes de batalla.
 
Si una fundación incumple sus cometidos será el organismo responsable el que entienda del asunto, que no es, en ningún caso, el Parlamento. Apoyando esta iniciativa de PNL se retratan ustedes perfectamente como los totalitarios que siempre han sido, como sus socios de Bildu y Podemos, como los eternos aspirantes a un nuevo Frente Popular. Que Dios nos libre a los españoles de esta nueva pesadilla.
 
Por último nos referiremos a la diputada del PP, señora Escudero Berzal, buena tibia al gusto del partido que lleva viajando al centro desde hace décadas. El discurso de la Sra. Escudero ha sido homologable al de Pilatos: se lava las manos aconsejando a los promotores de esta infame PNL que la canalicen a través de la Comisión de Cultura, y de esa forma evita posicionarse sobre la cuestión de fondo. Es difícil imaginar un acto de mayor cobardía política: negarse a debatir sobre el uso ilegítimo del Parlamento para imponer denuncias y establecer sanciones sin competencias legales para ello, por presuntos actos delictivos de los que no existe prueba alguna, en lo que es un claro ejercicio de totalitarismo, odio ideológico y comportamiento inmoral.
 
El debate sobre la PNL de ilegalización de la FNFF, con la honrosa excepción del Sr. Ramirez Freire, ha transformado nuestras Cortes en el hazmerreír del mundo. El proceso de declive moral e intelectual de nuestro Parlamento parece no tener fin. El juicio popular a sus Señorías se acerca a ojos vistas.
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía