Negro sobre Blanco
 
 
 
Rafael Gil, director básico del cine español
 
PPG - FNFF 
 
 
Rafael Gil Álvarez nació en Madrid el 22 de mayo de 1913. Fue Director, Guionista y Productor de cine. Empezó su actividad en 1931 como crítico cinematográfico en el diario ABC y otras revistas especializadas como Popular Films y Films Selectos.
 
   Al finalizar la Cruzada de Liberación Nacional inició su relación con la productora valenciana CIFESA, dirigiendo su primera película en 1941: El hombre que se quiso matar, una adaptación del libro de Wenceslao Fernández Flórez con guión de Luis Lucia, protagonizada por Antonio Casal.
 
   Su primer gran éxito fue Eloísa está debajo de un almendro, basada en la obra de Enrique Jardiel Poncela, producida también por CIFESA. El éxito le impulsó a continuar su relación con CIFESA, con la que llegó a dirigir ocho películas de gran éxito.
 
   Desarrolló una extensa actividad que abarcó más de cuarenta años de ejercicio como director, rodó sesenta y ocho películas, también trabajó como guionista y productor.
 
   Dirigió su primer cortometraje, de carácter documental, en 1937; se tituló Sanidad. Al año siguiente rodó otro documental de género bélico: Soldados campesinos (1938). Sus siguientes cortos fueron: Salvad la cosecha (1938), codirigido junto a Arturo Ruiz Castillo; Resistencia en Levante (1938); Flechas (1939); La corrida de la victoria (1939); La copa del Generalísimo en Barcelona (1939); Ametralladoras (1939); Luz de Levante (1940); Luna gitana (1940); y Feria en Sevilla (1940), basado en un poema de Luis Fernández Ardavín, cuyo narrador era Juan de Orduña.
 
   Inició su cine en los años cuarenta con tres películas pequeñas, que los críticos destacan, de aquí pasó a una fase en la que realizó algunos melodramas de gran éxito y adaptó gran cantidad de obras literarias de clásicos autores españoles como Galdós, Lope de Vega, Fernández Flores, Jardiel Poncela y otros. También cultivó el cine histórico y religioso. En esos años fue una de los realizadores básicos de la industria española del cine.
 
   En los últimos años de su carrera, en los años ochenta, realizó varias adaptaciones de renombrados best-sellers de su buen amigo y camarada, el escritor Fernando Vizcaíno Casas, con un gran éxito de taquilla: La boda del señor cura (1979); Hijos de papá (1980); ...Y al tercer año, resucitó (1981); De Camisa Vieja a chaqueta nueva (1982); y Las Autonosuyas (1983).
 
   En sus artículos de cine, se confesaba admirador de la obra de Murnau, Charles Chaplin, Buster Keaton, John Ford, Howard Hawks, Frank Borzage o King Vidor. Era un hombre bueno, fiel, entrañable, pero sobre todo un romántico enamorado del cine, arte al que dedicó su vida y de lo que hoy conserva su máximo atractivo, gracias al legado de sus películas. Era franquista convencido y admirador sincero de José Antonio. Fue uno de los directores más premiados del mundo.
 
   Entre sus películas, también destacan:
El clavo (1944, como guionista); 
Reina santa (1947, como guionista);
Teatro Apolo (1950);
La señora de Fátima (1951);
El gran Galeoto (1951);
Sor intrépida (1952);
El beso de Judas (1954);
El canto del gallo (1955);
El Litri y su sombra (1959);
La reina del Chantecler (1962);
Chantaje a un torero (1963);
Currito de la Cruz (1965);
El marino de los puños de oro (1968);
Sangre en el ruedo (1969);
El relicario (1970);
El sobre verde (1971);
El mejor alcalde, el rey (1973);
Novios de la muerte (1974);
A La Legión le gustan las mujeres (1976); etc.
 
   Entre otras distinciones, destacar que obtuvo la Concha de Plata al mejor Director y a la mejor película por La guerra de Dios, en 1953; y el León de Bronce del Festival de Venecia por la misma película en ese 1953. Casado con Vicenta Álvarez Ortega, tuvieron seis hijos: Vicente, César, Rafael, Gabriel, Miguel y Javier. Falleció en Madrid el 10 de julio de 1986.
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía