Actualidad
 
 
 
Recuperar la comunicación, para recuperar la derecha y recuperar España
 
Blas Piñar Pinedo
 
 
   Esta semana ha comentado Pío Moa en su blog la presentación del libro Recuperar España. Una propuesta desde la Constitución, del Instituto de Estudios de la Democracia, de la Universidad CEU San Pablo. Sus conclusiones, acerca de las posibilidades de recuperar la nación son 4 y son interesantes:
 
   a) Los partidos emergentes pactan unos puntos comunes para afrontar la triple crisis y sustituir a la clase o casta política actual.
   b) Las luchas internas en el PP y el PSOE alumbran corrientes capaces de resolver realmente la crisis y de llegar a  acuerdos con los partidos emergentes.
   c) El PSOE se hunde y el PP se divide en dos: liberal-conservador y el que he definido como pijoprogre. El liberal-conservador emprende, con apoyo de otros partidos, una política de regeneración nacional y democrática y económica.
   d) Surge un partido con un análisis de la situación y unos puntos programáticos capaces de convencer a la mayoría y se impone sobre los demás.
 
   Por mi parte, con el sistema actual, poca esperanza tengo en la política tal y como se desarrolla hoy en día. Sin listas abiertas y democracia interna en los partidos, se hace imposible cambiar las cosas. Y un partido nuevo carece de posibilidades por el inmenso poder político y mediático de la partitocracia. La casta quiere mantener el chiringuito como sea.
 
   Pero hay alternativas. La derecha, no el PP –aunque en el PP haya gente válida anulada por el aparato-, la derecha, los que defendemos fundamentalmente a España, la libertad y nuestras costumbres, tradición y valores siempre de forma actualizada al mundo que nos toca vivir, ha dado por perdida la batalla de la comunicación. Pero esto no tiene por qué ser así. Ahí está el cambio. Cuando me preguntan por qué no estoy en un partido, contesto que escribo un blog, que colaboro con medios de comunicación y que intento despertar a la gente mediante conferencias y novelas. Cultura y comunicación son urgentes. No hay posibilidad de hacer política sin dar la batalla de los medios.
 
   La izquierda es modélica en el uso de la comunicación, de las redes sociales, en la utilización hábil de la propaganda y hasta del sentido del humor. Cosa que también han aprendido los nacionalistas. Por ejemplo, se ha presentado en la UE con millones de firmas la iniciativa por la vida ONE OF US. Apenas unos tuits. Si eso fuera una campaña de la izquierda para liberalizar el aborto en toda Europa, hubiera sido trending topic. El tema no es cuán alto nos quejamos, sino qué estamos dispuestos a hacer por una España mejor. Las redes influyen y la derecha, esto es, los ciudadanos que creen en España, la libertad y ciertos valores elementales de nuestra cultura, no las estamos aprovechando. Hay que espabilar. Llegará el tiempo de la libertad política y no podemos esperar a que resuelvan todo desde arriba. Necesitamos ciudadanos comprometidos que defienden sus ideas y den testimonio de ellas a la gente del trabajo o del barrio.
 
   Se puede uno lamentar, se puede uno quejar de que no tiene medios, de que el cine es de izquierdas y que los artistas son de la ceja. Me dijo hace años un sabio que en la derecha estaba mal visto dedicarse al arte o exponerse en los medios. No meterse en líos era un consejo de la gente de orden. No le falta razón. Me lo dicen hoy en día. También, la comodidad es en éste sentido una forma de egoísmo. Parece como si esa parte genial de la bohemia, del espectáculo, de la tele, del arte, del humor, fuera imposible teniendo ciertos principios. Nada más lejos de la realidad.
 
   Con nadie me río tanto como con la crítica mordaz de Jiménez Losantos aMariano Rajoy, con los palos de Carlos Cuesta al socialismo de la subvención o el Derroche Connection que nos regala Lorenzo Ramírez cada domingo La Marimorena de 13 televisión, con el teatro de Muñoz Seca o Poncela, o con los artículos de Ussía ridiculizando a los progres o con los repasos del sabioFernando Paz que dejan en ridículo a cualquier propagandista de la historia…
 
   Hay capacidad, hay medios. Hace falta unidad y valentía. Pero si no recuperamos la comunicación a todo nivel, ni recuperaremos la derecha, ni recuperaremos España.
 
   El artículo completo de Pío Moa pinchando aquí.
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía