Actualidad
 
 
 
Retrato de una náufraga desempleada
 
José Manuel Cansino
Profesor Titular de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla
 
 
   Mujer, joven, extranjera y residente en Andalucía. Ese es el retrato más habitual de desempleado que nos deja la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística. Es el retrato de las personas que naufragan en esta crisis que no cesa en la mayoría de los hogares a pesar del cambio de tendencia que cada vez es más consistente.
 
   Pero estilicemos los datos que nos ofrece la EPA. Por ejemplo, ¿hay una clara ‘feminización’ del desempleo en España? Los datos nos dicen que no. La tasa de paro de las personas mayores de 16 y menores de 64 años es sólo un poco mayor entre las mujeres (26.67 %) que entre los hombres (25.63 %). Pero, ¡atención!, si la mujer reside en Andalucía (36.37 % de paro) o en Extremadura (33.24 %), sus posibilidades de estar parada aumentan notablemente. Parte de la explicación de la elevada tasa femenina de desempleo en Andalucía (38.06 %) y en Extremadura (35.14 %) la puede el lector interesado encontrar en ‘El campo andaluz y extremeño’, un libro que tuve la oportunidad de coordinar en 2003 y que publicó el Consejo Económico y Social. Una situación muy similar aparece en las dos Castillas –Madrid, a un lado, aunque también es Castilla ¡faltaría más!-.
 
   En el resto de regiones, la tasa de paro femenina o es inferior a la masculina (Canarias y Baleares) o es muy similar (Cataluña).
 
   Por su complejidad, un comentario más detenido merece la situación de los residentes extranjeros. Sobre esta cuestión me llamaba la atención recientemente en Twitter el profesor Mario Bilbao, de la Universidad de Sevilla. El profesor Bilbao subrayaba la contribución de la reducción de la población activa en la explicación de la bajada del paro registrado. Tras ello estaba el regreso a sus países de origen de miles de personas extranjeras residentes hasta el momento en España.
 
   Efectivamente, el perfil de ‘náufrago’ de esta terrible recesión económica nos dice que la tasa de paro entre los extranjeros mayores de 16 años es del 36.82 % (¡prácticamente la misma tasa de desempleo que en Andalucía!) frente al 24.20 % de la población española. Naturalmente esto empuja a muchas personas extranjeras a tomar las maletas de regreso. Pero desde la perspectiva de la política económica para reducir el desempleo esto tiene una lectura económica terrible ya que la mejor política sería “no hacer nada”. Bastaría con esperar que la población extranjera siguiese su camino de regreso y que la destrucción de empleos se frenase, para conseguir bajar la tasa de paro sin apenas crecimiento económico.
 
   Analicemos esto. Las estadísticas del Ministerio de Empleo nos dan buena información. Ojo que ahora no seguimos los datos de la EPA que hasta ahora veníamos comentando. Bien, estas otras estadísticas nos dicen que la variación absoluta de contratos laborales en España entre enero y septiembre de 2013 ha sido de 74.300 empleos netos. Esto es, el número de empleos que se crea es mayor que el que se destruye aunque en un número muy reducido si se tiene en cuenta que la población activa en España es de más de 22.7 millones de personas. Además, existe una fortísima destrucción de contratos indefinidos de enero a septiembre de 2013 (-287.100) compensada por la mayor creación de empleos temporales (+361.400). Alguien se ha definido a este proceso como el resultado brutal de unos hijos con contratos temporales que echan del trabajo a sus padres y abuelos que tenían contratos indefinidos. Si al final tenemos que quedarnos con las mayores cicatrices que recuerden esta recesión, sin duda esta será una de las más grandes.
 
   Por tanto, tenemos una pequeña generación neta de empleo de carácter temporal pero ¿y la población extranjera? Pues efectivamente como me decía el profesor Bilbao, la población extranjera se está marchando en buena medida. De regreso a la EPA, los datos nos dicen que con respecto al tercer trimestre de 2012, la población extranjera de más de 16 años residente en España se ha reducido un 4.83 %, esto es, en casi 220.000 personas. Son las “Maletas de desafío y desarraigo” que recuerda la periodista Noelia Acedo.
 
   Hay quien demanda un plan específico de empleo para Andalucía dada la pertinaz primera posición que ocupa en el ‘ranking’ del desempleo español. Si hay quien necesita de un plan así será la ciudad de Melilla, cuna del poetaAntonio Rivero Taravillo, con un 41.20 % de paro. No es la mejor estrategia recurrir a rancias políticas keynesianas que no resuelven problemas estructurales de debilidad del tejido empresarial andaluz, de las malas prácticas de la Administración y de los casos extremos del uso de los fondos para la formación para financiar lo “infinanciable”.
 
   Bajemos a la realidad cotidiana y “remanguémonos” cada cual en su responsabilidad. Mi realidad es trabajar con unos excelentes alumnos universitarios de entre los que hablan perfectamente inglés son los extranjeros cuya lengua nativa no es, precisamente, la de Chesterton.
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía