Negro sobre Blanco
 
 
 
Santiago Bernabeu, el mejor Presidente del Real Madrid
 
PPG - FNFF 
 
 
   Santiago Bernabéu de Yeste nació el 8 de junio de 1895, en la finca "La Cueva", en Montealegre del Castillo, Albacete, siendo empadronado en casa de sus padres en Almansa. Hijo de José Bernabéu Ibáñez, Abogado valenciano y de Antonia de Yeste Núñez. Se trasladó de muy pequeño a Madrid con sus cuatro hermanos, Isabel, José, Antonio y Marcelo. En 1909, con 14 años, cumplió su sueño de jugar en el Real Madrid, aunque en categoría juvenil. Con 17 años y finalizando la temporada 1912-13, ascendió al primer equipo donde jugó como delantero desde 1911 hasta 1928, consiguiendo una Copa de España.
 
   Estudió Derecho en la Universidad Central de la calle San Bernardo de Madrid. Colgó las botas en 1927, pasando a ser Delegado del Real Madrid. Después, pasó a formar parte de la gerencia técnica. Un año más tarde entró en la directiva del club. Hasta 1935 desempeñó en el Real Madrid los puestos de segundo Entrenador, Entrenador, Delegado del equipo, Secretario y Directivo. La Cruzada de Liberación Nacional le sorprendió en Madrid, donde apareció en la lista negra de personas a asesinar por el partido comunista. Permaneció durante dos años escondido, para salvar la vida, en la Embajada de Francia.
 
   Pudo, por fin, salir de la España roja y pasarse a Zona Nacional, donde se alistó como Voluntario en el Ejército Nacional, en la División de Infantería 150 del Frente de Aragón, que estaba al Mando del General falangista Agustín Muñoz Grandes, participando en la Campaña de Cataluña y siendo condecorado con la Medalla de la Campaña 1936-1939. Ascendió a Cabo por Méritos de Guerra. Finalizada la contienda, la situación del Real Madrid era crítica. Las instalaciones del club estaban arrasadas por el pillaje que se sufrió en zona roja. Apenas había jugadores y dinero con los que rearmar el equipo, ya que el patrimonio del club había sido saqueado por los milicianos rojos frentepopulistas, llegando, incluso, a ser robadas la mayoría de las copas, algunas muy valiosas, de principios de siglo. Fue un sincero admirador del Caudillo  Francisco Franco y del Movimiento Nacional.
 
   El 15 de septiembre de 1943, Santiago Bernabéu fue elegido Presidente del Real Madrid, puesto que ocupó, ininterrumpidamente, hasta su fallecimiento. Pronto comenzó a trabajar en la construcción del Nuevo Chamartín, que llegó a ser el estadio más grande de Europa. Junto a Raimundo Saporta, su mano derecha, fue inaugurando nuevas secciones en las que se encontraban el baloncesto, balonmano, voleibol, tenis o la gimnasia. El 14 de diciembre de 1947, se inauguró oficialmente el nuevo Estadio de Chamartín, con el partido amistoso entre el Real Madrid y el Os Belenenses luso, partido que ganó el equipo español por 3-1. En 1952 fichó a Alfredo Di Stéfano. Fichó después a jugadores históricos de la etapa dorada blanca como Francisco Gento, Molowny, Santamaría, Miguel Muñoz, Kopa, Joseíto, Rial o Puskas.
 
Santiago Bernabéu con Alfredo Di Steffano
 
   El 4 de enero de 1955, la Junta General de Socios del Real acordó por unanimidad cambiar el nombre del Estadio Nuevo Chamartín por el de Estadio Santiago Bernabéu. Bernabéu propuso la creación de un torneo europeo donde los campeones nacionales de liga disputasen el título de Campeón de Europa. El periodista del diario deportivo francés L' Equipe, Gabriel Hanot apoyó desde el primer momento la idea. El propio periodista francés, se reunió junto a Bedrignan, Bernabéu y Gustav Sevesen en el Hotel Ambassador de París. La UEFA aprobó la idea y organizó aquel torneo sin demasiado convencimiento. El Real Madrid ganó las cinco primeras ediciones de la Copa de Europa, marcando un hito y consiguiendo la admiración del continente europeo. Varios clubes, entre ellos el Leeds United inglés, variaron su uniforme para vestir de blanco como homenaje al Real Madrid. La Sexta Copa de Europa de 1966 fue obtenida por el Real con un equipo formado exclusivamente por españoles y que se denominó el equipo de los “ye-yes”. El Real Madrid es junto al Celtic de Glasgow y el Steaua de Bucarest el único club que ha ganado la Copa de Europa con un equipo sin extranjeros. También inauguró la Ciudad Deportiva del real Madrid en la Avenida del Generalísimo de Madrid.
 
   Famosas fueron sus arengas, denominadas "Santiaguinas", a los jugadores en el vestuario, que hicieron remontar muchas partidos. Bernabéu fue siempre un hombre de gran honestidad y honradez. Como anécdota ya legendarias cabe destacar que no aceptó que el Real Madrid le pagara un sueldo como Presidente, pagándose de su bolsillo incluso el periódico del día e, incluso, llegó a asistir a algunas recepciones con trajes remendados hasta tal punto que sus directivos llegaron a acordar regalarle un traje el día de su cumpleaños.
 
   Ya enfermo de cáncer en sus últimos días prohibió a su mujer aceptar una pensión del club. A pesar de su gravísima enfermedad, nunca quiso faltar a sus obligaciones. Su última aparición en el palco del estadio que lleva su nombre provocó una escena inolvidable al levantarse los 120.000 espectadores estallando una atronadora ovación en la que se mezclaron aplausos y lágrimas de homenaje. Su última Junta Directiva la presidió con un estado de enfermedad bastante avanzado. Apenas podía ya sostenerse en pie y los directivos a duras penas pudieron contener las lágrimas. En marzo de 1978 recibió la Medalla de Oro y Brillantes de la Real Federación Española de Fútbol. Igualmente se le concedió la Medalla y la Placa de Oro al Mérito Deportivo.
 
 Santiago Bernabéu con Francisco Franco, en la inauguración de la Ciudad Deportiva del Real Madrid
 
   Estuvo casado con María Valenciano, y no tuvieron descendencia. En su lecho de muerte pidió a sus íntimos que no dejaran a su mujer desamparada. Falleció en Madrid, el día 2 de junio de 1978. Más de 100.000 personas desfilaron por la Capilla Ardiente instalada en el Estadio de su nombre para darle el último adiós. Fue enterrado en su ciudad natal. Su muerte coincidió con la celebración del Mundial de Argentina'78. En la jornada inaugural se guardó un minuto de silencio en todos los partidos y la FIFA decretó tres días de luto.  
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía