Actualidad
 
 
 
Tomemos su ejemplo, sí, por Josefo
 
Josefo
 
Aquellos maravillosos años... donde la efervescencia juvenil, derramaba poesía, patriotismo y honor.
Aquellos maravillosos años... donde se combatía en una trinchera de la estepa rusa, a cambio de nada o de todo.
Aquellos maravillosos años... donde el espíritu de Imperio formaba parte del ADN de toda una generación.
Aquellos maravillosos años... donde la generosidad, la honestidad y la entrega abnegada sirvieron de ejemplo a muchas generaciones.  
 
   Muchos contemplamos con optimismo e ilusión aquellos maravillosos años, que permanecen indelebles en la retina de nuestro subconsciente, y que sin duda configuraron un ejemplo colectivo de como levantar a toda una Nación con muy poquito.    
 
   Que nos sirva de lección a todos los que nos quejamos de la pertinaz crisis económica, como si fuera a desaparecer el suelo debajo de nuestros pies, y que no paramos de quejarnos y mirarnos al ombligo.   
 
   Hoy me enorgullezco y rindo honores a  todos esos  españoles - lo mejor de su generación - que siendo austeros en lo material , pero ricos en lo espiritual, abandonaron una vida acomodaticia y  partieron hacia  Rusia para llevarles la luz , el ejemplo, y sobre todo a Dios y a España.  
 
   Qué sirva como declaración de intenciones.  
 
   Tomemos su ejemplo, SÍ.   
 
 TÓMALA, SÍ      
 
Ahora que Franco ha ganado la guerra 
Rumba la rumba la run 
Ahora que Franco ha ganado la guerra 
Rumba la rumba la run 
 
Volveremos a empezar, 
tomaremos Gibraltar, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Y si nos faltara tierra 
tomaremos Inglaterra, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Si nos da por la elegancia 
tomaremos toda Francia, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Montados en una barca 
tomaremos Dinamarca, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Tomaremos porque sí 
el Imperio marroquí, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Entraremos en la estepa 
gritando “¡Viva la Pepa!”, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Cuando estemos en Moscú 
tomaremos un vermú, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Al entrar en Leningrado 
tomaremos un helado, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Rusia es cuestión de un día 
para nuestra Infantería, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Al volver de nuevo España 
tomaremos una caña, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Tomaremos un tranvía 
porque ya viene mi tía, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
Fumaremos un pitillo 
que nos regala el Caudillo, 
tómala sí, un día, tómala sí, un dos. 
 
 
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía