Actualidad
 
 
 
UPyD
 
Jesús Flores Thíes
Coronel de Artillería (R) 
 
 
   Es éste un partido de los llamados, como los indios de la India, “emergentes”. Es un partido que se ha desgajado de la madre original, el PSOE, partido que ha perdido el rumbo al igual que el opuesto PP. Es un partido que “emerge” de forma un poco sorprendente. Y lo consigue de dos formas: una, por la personalidad de su fundadora, Rosa Díez, que cuando habla arrasa; y también por sus fundamentos, llamemos ideológicos, que gustan en parte a la derechas, que están más que cansadas y aburridas de sus propios políticos, y a sectores de la izquierda que quieren recuperar lo que los cataplasmas del PSOE han perdido.    
 
   Veamos cual es su ideología, porque ellos nos aseguran de forma “joseantoniana” que no son ni de derechas ni de izquierdas. Rechazan de la izquierda actual su apoyo a las exigencias nacionalistas o separatistas, la asimetría regional o el diálogo político con los terroristas (aunque son partidarios del “acercamiento” de presos etarras propuesto por el PP…); y en política exterior tener como referentes a Fidel Castro o Chávez. De la derecha rechazan que consideren la homosexualidad una enfermedad (y el matrimonio entre personas del mismo sexo una indecente aberración), un delito el aborto o la experimentación genética con fines curativos, y tener a los padres por exclusivos responsables de la formación ética de sus hijos aún en cuestiones cívicas.  
 
   Pero es que, además, y sin que nadie haya empujado a doña Rosa Díez a hacerlo, pues ni siquiera es una idea surgida en el ambiente izquierdista más zafio, ha pedido una ley contra lo que llama el “negacionismo”. Al igual que es delito en España negar el “Holocausto” (el judío, los demás “Holocaustos” no cuentan), que sea delito negar los “crímenes del franquismo”.  
 
   Si George Orwell, autor del “1984”, levantara la cabeza, la dejaría caer del susto al ver cumplidas al pie de la letra sus predicciones sobre los “delitos de pensamiento”.   
 
   ¿Y quién es esta vizcaína Rosa Díez? Nos aseguran sus “biógrafos” que es hija de un obrero metalúrgico condenado a muerte por el “franquismo” (no nos amplían la causa de la condena) pero que de todas formas se libró de ella. Hizo su vida política en la izquierda, llegando a la Consejería de Comercio, Consumo y Turismo entre el 4 de octubre de 1991 y el 1 de julio de 1998. Fue entonces cuando sacó aquel lema de "Ven y cuéntalo" utilizado por el Gobierno Vasco para promocionar el turismo en “Euzkadi”. En 1994, el dibujante del diario ABC Mingote publicó una viñeta en la que aparecía este eslogan junto con la fotografía del cuerpo ensangrentado de una mujer mutilada por la explosión de una bomba. Rosa Díez promovió la presentación de una demanda civil contra el dibujante, alegando que la viñeta era una agresión clarísima al “País Vasco”.               
 
   Hay que decir, en honor de Rosa Díez, que ella fue objetivo de los etarras en un atentado fallido. En noviembre de 1997, ETA intentó asesinarla enviando a su domicilio un paquete bomba. Habían pasado sólo tres años de su desafortunado “slogan”. 
 
(Pinche en la imagen para ampliar) 
 
Esta es la viñeta que dibujara el genial Mingote donde mostraba la rabia impotente que sentíamos millones de españoles, entre los que indudablemente no se encontraba Rosa Díez
 
   Lo que no nos dijo Rosa Díez es que en ese año 1994 hubo cuatro asesinatos (4 de abril, 26 de julio, 10 de agosto y 15 de diciembre) ocurridos dos en Bilbao, uno en San Sebastián y otro en Lasarte. Pero es que en el año anterior hubo seis asesinatos de ETA (19 y 22 de enero, 18 de marzo, 2 de junio 16 de septiembre y 26 de noviembre), cuatro en San Sebastián, uno en Bilbao y otro en Andoaín; y al año siguiente, 1995, pese a su “Ven y cuéntalo”, se produjeron  cuatro asesinatos etarras (13 y 23 de enero, 10 de abril y 20 de octubre), uno en Bilbao y tres en San Sebastián. Pero ¡ojo! hablamos sólo de crímenes etarras en las Vascongadas porque en toda España fueron 30 los crímenes de ETA en esos tres años.    
 
   Hemos intentado acercarnos a UPyD para averiguar sus intenciones y que nos aclaren esa vileza de la ley “negacionista”, pero lógicamente no hemos tenido suerte, porque los partidos políticos (todos) se blindan cuando alguien quiere saber demasiado. Eso sí, hemos recibido una primera respuesta de “Información UPyD”, firmado por don José Vicente Pi García que, cual enfermera de Clínica, nos tutea diciendo: “Estimado Jesús: no pretendemos demonizar a nadie, pero nuestra opinión es firme y puedes verla en el siguiente enlace (aquí el enlace). UPyD pide tipificar como delito el negacionismo para evitar que se interpreten los crímenes de ETA y del franquismo”.    
 
   Indudablemente, nuestro intento de hacerles comprender que si les escribíamos era porque ya conocíamos ese enlace, había fracasado.  Hemos vuelto a escribir al tuteador quien nos ha respondido insistiendo en que no tienen el menor interés de entrar en polémica, añadiendo que nuestra carta era insultante. Nosotros habíamos calificado la decisión de pedir el “negacionismo” como miserable, estúpida y cainita, razonando a lo largo de nuestra carta tales calificativos. Y después el silencio.             
 
   Como “guinda”, hemos leído que UPyD pretende aliarse con BILDU (es decir, con los que le pusieron la bomba a Rosa Díez) y con otros subproductos de la política para quitarles el mango de la sartén “baska” a los de PNV.   
 
   Llegarán las próximas elecciones, cíclicas cual plaga de langostas, y los corruptos partidos políticos se lanzarán con nuestros dineros a la captura de votos. Los fijos, son cada vez menos, así que habrá que esmerarse en la caza de incautos. UPyD irá a la caza de estos en la triste y desarbolada derecha social, y muchos votarán a quienes les insultan y desprecian.  
 
   Es éste el terrible y desolador “mal menor”.
 
 
 


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía