Actividades
 
 
 
Visita al Museo de la Guardia Real (El Pardo)
 
Redacción FNFF 
 
 
   El pasado día  2  del mes  de  febrero  miembros de esta Fundación junto a familiares y amigos  dentro del programa de  actividades culturales que se realizan, acudieron a una visita organizada al  Museo de la Guardia Real en la histórica localidad de El Pardo (Madrid).  
 
   Dicha visita consistió en una primera recepción a las 12 de la mañana por parte del personal destinado en el museo, con una interesante presentación audiovisual sobre las actividades de la Guardia Real en sus diversas unidades, Buceadores de Combate, Unidad Canina, Unidad de Montaña, Seguridad, Caballería, Artillería, etc… la mayoría desconocida por el público en general y que hizo las delicias de mayores y pequeños.  
 
   A continuación realizamos una visita guiada por la Sala Histórica donde tuvimos oportunidad de hacer un recorrido por la historia de España, pues la historia de la Guardia Real es la más antigua de Europa, comienza en el año de 1504 con el Rey Fernando El Católico y permanece al servicio de la Corona hasta nuestros días. Ha pasado por las tres dinastías que han reinado en este país, los Trastámara, los Austria y finalmente los Borbones, también tuvimos oportunidad de conocer la historia de otras Unidades al servicio del Estado cuando no ha existido monarquía, como fue la Escolta Presidencial Republicana en la época de la 2ª República y el Regimiento de la Guardia de S.E. El Generalísimo con la famosa Guardia Mora que prestó Servicio de Seguridad y Escolta al General Franco hasta que, en el año 1957, fue disuelta con motivo de la independencia de Marruecos. También vimos a los lanceros y piqueros, la Escolta más cercana al Generalísimo con sus vistosos y elegantes uniformes, esos cascos de acero y esas boinas rojas que nos impresionaban de pequeños y hoy la mayoría recordamos de las películas del NO-DO.  
 
   Tuvimos oportunidad  de ver una interesante variedad de objetos históricos de esas épocas, todo el recorrido fue guiado por uno de miembros de la Guardia Real destinados en el museo y amenizado con un agradable discurso museográfico con simpáticas anécdotas y curiosidades adaptándose a la diversidad de edades de las personas que conformábamos el grupo.  
 
   Finaliza esta primera etapa de la visita en una sala dedicada a las Guardias Reales  y Presidenciales extranjeras con unos 40 uniformes que representan a diversas Guardias Reales y Presidenciales de todo el mundo y una última Sala llamada de Honor, donde se guardan las Banderas, Guiones y Estandartes que han servido en esta antigua unidad de más de 500 años de servicio a la monarquía y a la Patria. También tuvimos ocasión de ver una vitrina con uniformes históricos de S.M. el Rey y una charla del guía sobre heráldica, donde nos aclaró muchas dudas sobre el escudo nacional con el águila de San Juan y sus distintas variantes a lo largo de la historia de nuestra Patria y la mala interpretación que se hace de este histórico escudo en nuestros días sobre todo con la mal llamada ley de memoria histórica.  
 
   A continuación nos dirigimos a la última parte de esta interesante visita, pues nos dejan para el final la guinda del pastel, que no es otra que la maravillosa colección de vehículos históricos que atesoran en este fabuloso museo. La planta baja es una nave diáfana donde están perfectamente alineados con disciplina militar los vehículos que un día prestaron servicio a la Jefatura del Estado. La pieza principal de este museo es el famoso Mercedes G4 que fue regalo de Hitler a nuestro Caudillo con motivo de su 50 cumpleaños en 1941, un joya sobre ruedas, única en el mundo, pues los otros vehículos de esta serie limitada y que disfrutaron el propio Hitler y Mussolini desparecieron en la guerra mundial. Su estado es excelente envidia de la casa Mercedes por no tenerlo en su museo.  
 
   Continuamos por los diversos vehículos de alta representación de marcas conocidas mundialmente como son Cadillac, Lincol Continental, Rolls Royce, Chrysler, Daymler, etc… y las famosas motos de Escolta Harley-Davidson con su inconfundible estética y sonido, todos estos vehículos con un largo historial de servicios al Estado a sus espaldas, finalizamos la visita con un vehículo singular que nos introduce en una parte de nuestra historia más reciente. La camioneta Ford V8 que formó parte de la caravana de vehículos que acompañaba al Cuartel General del Generalísimo durante la Guerra Civil, era el despacho, dormitorio y baño del General Franco, si pudiera hablar nos contaría mil historias de ese momento tan importante en la historia de nuestra Patria.  
 
   Salimos de este museo con la grata sensación de haber recorrido junto a nuestros hijos en una mañana inolvidable la historia de nuestra querida España que ya acumula más de 500 años. A través de los uniformes, armas, banderas y demás recuerdos conocimos de cerca la historia de unos soldados que desde esos tiempos inmemoriales han servido con lealtad y sacrificio a sus Reyes y a la Jefatura del Estado, dando ejemplo de disciplina y dedicación con la tranquilidad y el orgullo del deber cumplido.


FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO // Avda. Concha Espina, 11, 2º - 28016 Madrid -
Tel. 91 541 21 22 - Fax 91 541 43 82 - secretaria@fnff.es
Powered by La Compañía