Nuestras delegaciones informan: Barcelona era Franco; Franco es Barcelona, por Andrés Céspedes

02 de junio de 2022 por Redacción FNFF

Compartir en:

 

Andrés Céspedes Ruiz

Delegado FNFF Barcelona

Se ha celebrado con gran éxito, el miércoles día 1 de junio, un encuentro de socios, benefactores y simpatizantes, de la Fundación Nacional Francisco Franco en Barcelona.

Siguiendo con el calendario de actividades para este año 2022, y siendo consecuentes con dicho calendario, se ha celebrado como decimos este acto, con la presencia del periodista D. Eduardo García Serrano. Estos eventos, tienen como principal misión, crear marcos referenciales de camaradería, amistad, compañerismo y unión, en un ambiente agradable, de Hispanidad, de Patria y de Dios.

Cuando la coyuntura sociopolítica española, preñada de liberalismo, relativismo, carente de verdades absolutas, carente de valores eternos, e impulsora de la cultura de la muerte en forma de aborto y eutanasia, políticas de demonización de la natalidad, así como de la “selección” de pacientes por edad, en base a criterios de economía cronológica y rentabilidad de la vida del enfermo, de la manipulación y reprogramación social desde los colegios; enseñando mentiras, pervirtiendo a los menores con contenidos y espectáculos explícitos aberrantes a los que “el aparato” llama “salud sexual y reproductiva”. En una sociedad, donde la columna vertebral de la misma es la juventud, y ésta carece de la más elemental culturización, además de estar ayunos de ilusión y expectativas de futuro, sin empleo, sin vivienda, sin futuro... Con estos mimbres, es cuando se hace más necesario recordar el Legado de quien fue “la espada más limpia de Occidente” (Mariscal Pétain “dixit”), el Paladín de la Cristiandad, la salvación de la Iglesia Católica en España (ni agradecido ni pagado por el clero), quien dejó España a su muerte, siendo la octava potencia mundial. Pues con estos mimbres es cuando la augusta sonoridad del nombre invicto, ha de ser la razón suprema de la existencia española: Generalísimo Franco. 

Es Cataluña en general y Barcelona en particular, tierra singular y complicada. Es la provincia, ésta última, que más tiene que agradecer al Caudillo, y en correspondencia la que más lo aborrece. Por ello, es cada vez más necesaria la Fundación Nacional Francisco Franco en España: como Norte y guía de la obra social y del recuerdo de la persona del Caudillo, como hombre, soldado y Jefe del Estado. ¿Qué podría ser más necesario?

Pues sí, entre camaradas y compañeros pasamos una agradable jornada en la que tuvimos un invitado de excepción: el gran  periodista, gran patriota, gran franquista y gran persona Don Eduardo García Serrano, quien cuando fue invitado, sin dudarlo, se dirigió a Barcelona en compañía de su esposa, para asistir al acto. En este orden de cosas, siendo el mediodía, pasamos a la comida, “que el peso del mando no puede sobrellevarse sin el gobierno de las tripas”.

Con los cafés, nuestro anfitrión nos dirigió unas palabras, en referencia a la actualidad española social y política, desde la  perspectiva de una persona que ama profundamente a Dios, a España y que venera hasta la adoración a quien fue el “César” que recuperó nuestra Patria de sus cenizas y rigió los destinos de la misma durante casi cuarenta años de paz, trabajo, ilusión y prosperidad.

Su alocución versó sobre temas candentes del orden sociopolítico actual, como “la cultura de la muerte”, “el adoctrinamiento infantil” y la “pérdida de España”. Así mismo, hizo referencia al último atropello perpetrado en el Monasterio de Montserrat, con la retirada del monumento al requeté del Tercio de Montserrat. Se encontraba con nosotros en el acto y comida Javier Barraycoa.

Como recuerdo, esta Delegación de la FNFF de Barcelona obsequió a nuestro anfitrión, con un ejemplar numerado y serie limitada de la  obra maestra, “La Reconquista de España" de Víctor Ruiz Albéniz, una edición muy cuidada y selecta, y a su esposa un rosario conmemorativo del aniversario de Isabel La Católica, que se elaboró con ocasión de la apertura de la causa de beatificación.

 20220601_151914

 

Compartir en: