Resumen de actividades de la FNFF en 2018, por el General Juan Chicharro

27 de diciembre de 2018 por Redacción FNFF

Compartir en:

Juan Chicharro Ortega

General de División de Infantería de Marina (R)

 

 

Al finalizar este año 2018, que se nos va, procede apuntar las actividades más destacadas que ha vivido la FNFF en este periodo.

La FNFF nació en el año 1976 con la finalidad de promover y difundir el legado del Generalísimo Franco y hoy 42 años después pervive con la misma fuerza y espíritu que animaba a los que entonces la constituyeron. Como es obvio, los que hoy la componen, salvo los más veteranos en años, ni siquiera llegaron a vivir aquellos tiempos ya pasados pero han sabido recoger la antorcha de sus padres y abuelos.

Asumí la presidencia de la FNFF el pasado día 1 de marzo y ni siquiera había tomado posesión cuando se levantó una tormenta mediática como consecuencia de mi condición militar y curiosamente aún más por haber ejercido como Ayudante de Campo de S.M. el Rey JCI durante un corto periodo veinte años antes. La FNFF adquirió entonces una relevancia no conocida hasta ese momento, una relevancia que se iba a incrementar meses después como consecuencia de las intenciones manifestadas por el Gobierno sociocomunista de exhumar los restos del Caudillo del Valle de los Caídos. Mi opinión es que aquel acoso mediático inicial no tuvo otra intención que vincular - equivocadamente - a la Corona con la FNFF apuntando la izquierda su criterio respecto a la propia Monarquía.  Desprestigiar a la Corona ante la opinión pública intentando mostrar vínculos con el franquismo ha sido y es objetivo permanente de aquellos que pretenden erradicar la transición y el denominado espíritu del 78. De ahí la relevancia mediática que la FNFF adquirió entonces. Nada extraño por otra parte pues por mucho que hoy se tergiverse la historia, la realidad es que si España es hoy una Monarquía es simplemente porque así lo dispuso Francisco Franco.

Simultáneamente a estas acciones la FNFF tuvo que verse desde ese momento inmersa  -y sigue - frente a una campaña continua de intentos de ilegalización tanto por vías políticas como mediáticas.

Las intervenciones en medios, tanto audiovisuales como escritos, de representantes de esta FNFF se sucedieron sin solución de continuidad y se suceden hasta este momento.

Las acciones en el ámbito jurídico en aquellos meses se limitaban a la defensa de la verdad histórica con especial hincapié en lo relativo al callejero de Madrid y en otras ciudades de España.

Fue a raíz de aquella situación cuando se constató que era necesario modernizar la intervención en redes sociales y se procedió a la mejora de la página WEB y el como participar en aquellas. Transcurridos 9 meses de aquella decisión se puede constatar la gran mejora experimentada hasta el punto de que con un incremento de un 81%, hoy, combinando las audiencias de la WEB propia con otras anejas, el número de seguidores diarios alcanza un pico de hasta 70000 personas. Y siempre desde la perspectiva de difundir el legado de Franco con ánimo positivo sin entrar nunca en polémicas con medios hostiles para devolver los ataques continuos que se reciben. No, y que conste que tendríamos argumentos más que suficientes para ello, pero en su momento optamos por la reconciliación y, salvo en casos puntuales de defensa, seguiremos haciendo oídos sordos a las maledicencias vertidas y nos limitaremos a mostrar las bondades del Régimen del 18 de julio con especial hincapié en el ámbito social y moral. A otros dejamos el uso de la maldad y las mentiras como arma política. No es ese nuestro estilo.

Fue a mediados de junio pasado cuando, a raíz del anuncio del Sr. Sanchez de proceder a la ya citada exhumación, la actividad se volvió frenética tanto en el ámbito jurídico como en el mediático y en el indirecto de acción popular. La convocatoria a una misa el día 15 de julio en la Basílica del Valle de los Caídos propició la masiva presencia de miles de españoles que dieron muestras de que no íbamos a ser los únicos en la defensa de la dignidad de la historia y de su verdad.

Desde el primer momento el Gabinete jurídico de la FNFF en coordinación con la familia Franco se prestó a la batalla y con acertada estrategia, alegación tras alegación, escrito tras escrito, recurso tras recurso… hemos llegado a la situación presente en la que se ha conseguido que sea el propio Tribunal Supremo quien ha advertido al Gobierno que no podrá proceder a la exhumación sin que sea este Tribunal quien lo autorice después de que la familia haya ejercido su derecho a la tutela efectiva. Es de destacar la impecable actuación de los abogados que trabajan con y para la Fundación.

La FNFF ha hecho llamamientos en todos los ámbitos; así escribimos a la alta Jerarquía eclesiástica que recibió nuestras fundamentadas razones de que no podía ponerse de perfil en la defensa de la persona a la que deben su existencia en España y por otro lado, como consecuencia de la  campaña  mediática de desprestigio y desfiguración de la persona de Francisco Franco, más de mil militares retirados , incluidos más de cien Oficiales Generales, firmaron una Declaración de Honor y Respeto al General Franco soldado. Documento que llegó hasta las máximas instancias del Gobierno.

Dos eventos acaecidos el pasado mes de noviembre manifestaron la inquietud de españoles dolidos por este perverso intento del Presidente de Gobierno y de sus acólitos comunistas. El primero de ellos tuvo lugar en Madrid ,y en muchas otras provincias, y consistió en un funeral por el alma del Caudillo con asistencia masiva en todos ellos. El segundo fue la cena anual que todos los años celebra la Fundación en Madrid y en la que 350 personas homenajearon el recuerdo de nuestro Capitán. Fueron muchos los que no pudieron asistir por el aforo limitado del local. Creo honradamente que ambos eventos fueron un éxito y una nueva prueba del honrado recuerdo que muchos españoles guardan de su figura y su obra.

La presencia de la FNFF fuera de Madrid ha sido constante con asistencia a muchos almuerzos de confraternización organizados por sus representantes.  Valencia, Ciudad Real, Málaga, Toledo, Barcelona, Ferrol, Cáceres, Guadalajara, Sevilla y Zaragoza fueron sede de esos encuentros. Y en este contexto continúa el proceso de renovación y rejuvenecimiento de estas Delegaciones con la intención de promover e impulsar conforme a nuestros estatutos el legado histórico de nuestro Caudillo. Una acción que ha sido atacada por la izquierda mediática con rabia como lo demuestra una reciente petición de la Alcaldía de Barcelona para ilegalizar la FNFF,  afirmando, además, que impediría la constitución de tal Delegación en esa ciudad catalana; eso sí desconociendo la existencia de la misma desde hace bastante tiempo.Andan desfasados.

El patrimonio más importante de la Fundación está constituido por sus afiliados y benefactores  cuyo número se ha incrementado notablemente en los últimos meses pero sin duda el archivo de más de treinta mil documentos heredado del que fuera privado del Generalísimo - no del archivo oficial de palacio - constituye parte importante de nuestro patrimonio. Durante los dos últimos meses se ha procedido a un ajuste de este tesoro documental a la legislación vigente como consecuencia de la nueva Ley de Protección de Datos y ya hoy se encuentra de nuevo abierto por completo a su uso por los investigadores que así lo soliciten. Tarea que ha constituido un trabajo ímprobo con los escasos medios de los que dispone la Fundación.

No puedo dejar de mencionar a aquellas personas que sin estar ligadas a la Fundación han hecho una campaña bajo el “slogan” de que “El Valle no se toca” con acciones en la calle de concienciación popular. Son acciones ajenas a la Fundación y esta no tiene nada que ver con estas pero esto no obsta para reconocer su honradez y su buen hacer en una campaña que lejos de cualquier tipo de violencia ha respondido a un ejercicio de la libertad de expresión defendiendo sus ideales que son los de esta Fundación.

La FNFF no es ni una asociación ni un partido con vocación política pero defiende el legado de una España unida, de una España con raíces cristianas y de una España en la que alcanzar la justicia social sea el objetivo fundamental del Estado. Todos estos objetivos constituyen el legado del Generalísimo Franco y por lo tanto su defensa forma parte de los fines de la Fundación. Es por eso que siempre seremos beligerantes en la defensa de ellos y consecuentemente nos oponemos a todas aquellas organizaciones  que buscan todo lo contrario al tiempo que observamos con tristeza a aquellas otras que inmersas en la partitocracia  han adoptado a lo largo de este año que se va una cobarde actitud de puesta de perfil y desde luego mostramos nuestra simpatía por las que valientemente los defienden.

Y termina un año en el que la FNFF mediante tareas en el ámbito jurídico, mediático y de concienciación ha sido fiel al espíritu de sus fundadores y así seguirá siendo en el año que comienza pese a quien le pese pues nadie nos impedirá que sigamos defendiendo la figura y legado del hombre que salvó a España del comunismo internacional, evitó la entrada de España en la II GM y que propició la mayor transformación social de toda su historia.

 

 

Compartir en: