15-09-1961: Orense y Franco

15 de septiembre de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Tal día como hoy, pero en 1961, Francisco Franco pronuncia unas palabras desde el balcón del Ayuntamiento de la ciudad de Orense, para saludar al pueblo allí reunido. La visita del Jefe del Estado a la provincia gallega, no era por otro motivo que para ver los avances que se estaban realizando como las obras hidráulicas de la Cuenca del Sil, la nueva Residencia "General Moscardó", la Piscifactoria del Arenteiro, en Carballiño, o las Escuelas Normales de Magisterio.

A continuación ponemos las palabras a las que antes nos referíamos:

Orensanos: 

Nada más grato para mí al venir a Orense que comprobar en la exposición que acaba de hacérseme de las obras realizadas en la provincia cómo el Movimiento se encuentra en plena marcha y cómo rinde sus grandes y fecundos frutos.

La política del Movimiento es una política nacional; entraña el cambio total de aquel abandono secular en que estaban sumidas las provincias españolas, para levantarlas y ponerlas en movimiento; no es la obra ni la gloria de un jefe; es el fruto de todo un sistema de unidad política; es la unión de los esfuerzos de todos para levantar a la Patria, para corregir abandonos seculares, para recuperar el tiempo perdido.

No es el Estado pesimista, liberal, capitalista y anárquico del «dejar hacer», que muchos conocisteis; es el tener fe en un futuro; es el enfrentarse con los problemas; es el no conformarse con las condiciones creadas por la naturaleza; es el que tiene fe y seguridad en la labor técnica de los hombres para transformar nuestra tierra y mejorar nuestra vida, que repuebla nuestros montes, multiplica nuestra riqueza, embalsa las aguas y aumenta las escuelas y los medios de comunicación, el que pretende hacer un poco más felices a vuestros hijos; en una palabra, el que ha hecho que en España empiece a amanecer.

Esta es la tarea del Movimiento, la inquietud del Movimiento. No constituye el Movimiento un partido; el Movimiento es la obra de todos los españoles que quieran engrandecer a su Patria, unos en los puestos de servicio, otros con su cooperación, como esa cooperación fecunda que nos ofrece toda esta provincia, tiene su más fiel expresión en la prestación de vuestros pequeños pueblos para construir sus escuelas. Esa fe es el respaldo mayor y el enraizamiento de un Movimiento. 

Y es que el Movimiento está ya en vosotros mismos, en vuestra unión; el Movimiento está en vuestra fe y si fuera necesario estaría también en el coraje con que sabríais defender esta hora de plenitud, este nuevo amanecer de nuestra Patria.

¡Arriba España!

Compartir en: