Y dale con la Memoria Histórica

12 de diciembre de 2017 por Redacción FNFF

Y dale con la Memoria Histórica, por Juan Chicharro

Compartir en:

Juan Chicharro

Proa al viento

Ya hace casi un siglo que en España hubo una desgraciada guerra civil que ganaron unos y perdieron otros; durante 40 años los ganadores impusieron su ley sin apenas oposición digna de llamarse así y durante otros 40 los perdedores de entonces no han cejado en imponer la suya si bien utilizando sabiamente la tergiversación histórica y la mentira continuada.

Hoy hablar de Franco, y no digo nada si uno se empeña en su defensa, supone meterse en un charco sin fondo y en arduas polémicas.

Y digo yo, ¿hasta cuándo vamos a estar con esta cantinela?

Ahora de nuevo el inefable Pedro Sánchez, ejemplo de incompetencia manifiesta allá por donde vaya, se empeña de nuevo en sacar a la palestra hechos de hace ya medio siglo y presenta una reforma de la LMH en el Congreso de los Diputados tal que si no hubiera problemas en nuestra España actual y por otra parte Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, que recoge gran número de votos de parte de la familia sociológica del franquismo nos dice que la dictadura representó los años más negros de la historia de España.

Puedo en parte entender al líder del PSOE por ser heredero de quienes perdieron una guerra por su incompetencia militar y política e instalado en la más pura venganza e idiocia; más difícil me cuesta entender la del Sr. Rivera si bien quizás disculpable por su ignorancia aunque dados sus orígenes podría decirse que el “plato de lentejas” al que aspira le absorbe el cerebelo.

Hoy la Fundación Nacional Francisco Franco tal que Astérix en Petibonum, resiste contra viento y marea los múltiples intentos de su ilegalización en una sociedad en la que se supone existe la libertad de pensamiento y de expresión toda vez que en el uso de su libertad y de su derecho lo único que hace es defender la obra y la memoria de Franco. Hasta tal punto llega la acción de venganza que hasta la propia Iglesia católica – me pregunto yo qué habría sido de esta sin Franco – pone todo tipo de obstáculos para la celebración de una misa y por otra parte encontrar un lugar para celebrar una cena de homenaje a quien rigiera los destinos de España durante 40 años se convierte en toda una hazaña por las presiones que se hacen para impedirla.

No trato aquí de ninguna manera propiciar la instalación de un régimen como el del denominado entonces “movimiento nacional” por la sencilla razón de que fue un sistema político que surgió de una guerra civil y que perduró en unas circunstancias excepcionales hasta tal punto de que el propio Franco sabía bien de la imposibilidad de su pervivencia tras su muerte, más la sarta de mentiras y tergiversación histórica que se hace de la obra de aquel régimen no pueden quedar impunemente en el aire.

Francamente, cuando vemos hoy una España desangrada económicamente por un sistema autonómico que nos cuesta más de 100.000 millones de euros al año para mantener a los cabecillas taifales y sus corruptelas; cuando la solidaridad entre regiones no existe; cuando la igualdad entre españoles es una quimera; cuando se rompe España paulatinamente con golpes de estado incluidos; cuando los partidos políticos se dedican únicamente a sus intereses particulares defendiendo los oscuros intereses que los amparan…,etc., no puede uno por menos que escrutando los datos de la España de 1975 con los de ahora al menos pensar que esos “años negros” a los que se refiere el ignorante Rivera no eran tan malos. A este personaje no le vendría mal despojarse de tópicos falsos y leer un poco más con objetividad la historia reciente.

Así, en 1975 la deuda pública no alcanzaba el 10% del PIB cuando hoy es casi del 100%, la tasa del paro no llegaba al 4% cuando hoy es del 24%, la población reclusa no llegaba a los 10.000 presos cuando hoy son casi 100.000, los funcionarios eran 700.000 cuando hoy son más de 3.000.000 y cuándo los impuestos eran insignificantes (no se pagaba IRPF ni IVA) a uno le surgen muchos interrogantes respecto a la maravillosa España de hoy y si no será culpa todo de esta caterva de políticos incompetentes y de la corrupción que soportamos estoicamente todos los españoles.

Menos rollos: en 1975 España ocupaba el octavo puesto industrial del mundo y hoy andamos por el veinte, se quiera ver como se quiera.

Y por otro lado, pese a que en la izquierda no se quiere oír ni en pintura, por razones obvias de propia incompetencia, qué decir de los cientos de miles de viviendas sociales construidas, de la seguridad social universal, del subsidio de desempleo, de las pagas extra de navidad y julio, de la inmensa obra hidráulica y así de una larga interminable lista de avances sociales que harían inacabable estas líneas.

Cierto que no era un régimen de libertades al uso actual, como producto de una situación excepcional resultado de una sangrienta guerra, más idealizar como democrático el sistema político actual no deja de ser una falacia y una mentira de campeonato.

Sí, en tiempos de Franco no había elecciones democráticas como las de hoy en las que Vd. tiene que votar a unos representantes que otros, a quien nadie ha elegido, les dicen que tiene votar y además según en qué sitio se encuentre Vd. resulta que su voto vale menos que el de la provincia de al lado por mor de una ley hecha a medida de determinados partidos.

Sí, seguramente no había separación efectiva de poderes tal como hoy donde jueces y magistrados son escogidos según la fuerza de cada partido para el TC o el Consejo General del Poder Judicial tal como nos dice la Constitución.

Sí, seguramente no tenía España en aquellos años una política exterior independiente como hoy donde respondemos a los intereses de forma diáfana de los EEUU en su afán de dominio global como marionetas.

Y, ¡ah, caramba! ¡Qué cosas! acabo de oír en la COPE proclamar con orgullo que ante la proximidad de las navidades el español es el más solidario con los infinitos bancos de alimentos que existen en España por delante de Francia, Gran Bretaña e incluso Portugal. Y digo yo, ¿no será porqué en España hay mucha más gente necesitada que en esos países? Según leo, más de un millón y medio de familias necesitadas pendientes de esa caridad. Pero si hasta se ha creado una Cáritas Castrense para atender a miembros que fueron de las FAS sin que se les caiga la cara de vergüenza a los responsables del Ministerio de Defensa. ¡Increíble!

¡Fastuoso sistema el que impera en nuestra España de hoy!

Por supuesto que soy consciente de que todo cuanto digo es políticamente incorrecto del todo y es una inútil tarea el contársela al Sr. Sánchez por encontrase instalado en el odio pero al menos si alguien se lo contara al Sr. Rivera dejaría de decir tonterías una y otra vez por un puñado de votos del adoctrinado pueblo español.

Pese a todo ya me gustaría a mí dejar a historiadores esta tarea y que no siguiéramos erre que erre con la cantinela de la memoria histórica y con la de los muertos desaparecidos en aquella odiosa contienda. Y a estos memos que siguen con este asunto decirles que tampoco yo sé dónde está mi abuelo ni varios hermanos de mi padre vilmente asesinados en su juventud por las milicias en Madrid y Mahón; claro que esto les importa bastante poco.

Y dale con la memoria histórica. Vale ya. ¿Por qué no se dedican a solucionar los verdaderos problemas que acucian a esta pobre España y dejan de ahondar en la división de los españoles? Supongo que será porque no saben hacer otra cosa.

Compartir en: