¿Ha triunfado la Revolución en España? Por Juan Chicharro Ortega. Presidente Ejecutivo de la FNFF

31 de julio de 2019 por Redacción FNFF

Compartir en:

Sí , suena fuerte esta inquietud, más que pregunta directa. Y es así porque aún tenemos en la mentalidad el sentido sangriento y distorsionado de lo que contemplamos tradicionalmente como una revolución. Ahora bien, si nos ceñimos al significado que desde tiempos lejanos se le ha dado a esta acción política no cabe duda de que son muchas las dudas que se presentan. Así, cuando vemos, como, ante la indiferencia de una mayoría de la población española, se perturba notablemente la estructura política y moral de la nación, incluso con apariencia de legalidad, me pregunto yo si estamos ante una revolución o incluso si no ha triunfado ya.

Lo hemos visto en días pasados en Hernani ( Guipúzcoa) y en numerosas ocasiones similares en poblaciones de las otrora provincias vascongadas cuando se recibe y homenajea como héroes a etarras asesinos. Definitivamente la calle es suya y el Estado, o, aún peor, España está desaparecida. No existe. Y aún nos cuentan que ETA está vencida simplemente porque no mata y se lo creen. A ver, ETA no mata sencillamente porque ya ha vencido y está en las Instituciones y domina las calles.

Otrosí podríamos decir de lo que sucede en Cataluña donde los independentistas sediciosos no sólo dominan las calles sino que están instalados en la propia Generalidad desde donde desafían al Estado y hacen lo que les place a su antojo. En Cataluña está instalada la ilegalidad permanente. Allí, el Estado está igualmente desaparecido.

Y lo grave de todo esto es que situaciones como las descritas sólo son posibles con la connivencia del Gobierno de la nación y la inacción directa de la oposición, no ya de las derechas, que también, sino de bastantes personas más que aquellas que se ajustan a esos partidos que les representan.

Vemos como Navarra se sitúa también en la misma dirección camino de su propia autodestrucción y esta vez, sí, con el beneplácito del PSOE que no duda en pactar con formaciones independentistas seudoterroristas.

Recojo de un importante artículo muy bien documentado de Alberto Gil Ibañez que según un informe elaborado por la Fundación BBVA ( evolución de la población española en el siglo XX) más de 200.000 personas habrían abandonado el País Vasco desde que ETA inició su actividad terrorista y como en Cataluña además de las 4000 las empresas que ya han cambiado su sede se calcula que hay ya hasta casi un millón de personas pensando en abandonar su tierra natal ante la insistente presión y preponderancia del independentismo. Se persigue, acosa y acorrala a todo aquél que o se rinde y se acomoda o no le quedará otra opción que marcharse. Una lenta pero inexorable tarea de ingeniería social que cuando se produzca el ansiado e inconstitucional referéndum de autodeterminación les dará la cobertura legal necesaria.

¿Triunfo o fracaso de la revolución en una importante parte del territorio nacional?

Mas si todo lo descrito fuera poco veo como lenta pero inexorablemente se está produciendo el mismo fenómeno en el conjunto de España. Las medidas paulatinas de dislocación de la estructura del cuerpo social, la intimidación de todo aquél que se oponga a las ideas correctas de la izquierda y la desmoralización creciente ante lo inevitable, dan sus frutos y dado que la revolución necesita el inevitable apoyo de la población civil soy de los que sí se cree las vilipendiadas encuestas del Sr. Tezanos y sí veo cierto que la población española se encamina hacia el yugo socialista como cordero al matadero. Sí, la revolución tiene su caladero ya amplio y casi lleno.

Sin duda una estrategia perfectamente diseñada y que va a ser muy difícil detener. Y como todo se desarrolla conforme a la estricta y aparente legalidad la esperanzas que en otros tiempos se tenía en instituciones como la Justicia, o en las propias FAS como valedores de la legalidad constitucional, para reconducir una situación que nos va a llevar a la desaparición de España como nación, están simplemente desmanteladas e inoperativas y sujetas a la corrección imperante.

Respecto a la Justicia vamos a asistir en el próximo otoño a lo que va a suponer una prueba de fuego en la esperada sentencia respecto a los deseos del Sr. Sánchez y todos sus colegas de proceder a la exhumación del Generalísimo Franco. ¿Se ajustará el Tribunal Supremo a la pura ortodoxia jurídica o caerá en la tentación de acogerse a los poderosos deseos de la razón del poder? Pronto lo sabremos.

Y en cuanto a las FAS poco cabe decir toda vez que finalizada la reforma militar que el otrora Ministro de Defensa Narcís Serra inició hace ya más de 20 años estas han devenido en un elemento ocupacional y no institucional. Importante matiz que desvincula implícitamente a las FAS de su mandato constitucional : mantener la legalidad constitucional, la unidad de España y su integridad territorial.

Las ramas no dejan ver el bosque ya a casi nadie. A la interpelación parlamentaria de una diputada independentista catalana el otro día preguntando si el Ejército era un reducto franquista cabría responder qué es lo que se entiende por franquista porque si amando a la Patria, defendiendo la unidad de España y sintiéndose heredero de las tradiciones cristianas y de la historia de nuestra nación - ideas base del pensamiento de Franco - yo diría que no sé lo que será el Ejército pero evidentemente nunca un reducto socialcomunista.

¡Caramba! Pero si al pretender exhumar los restos del Generalísimo y transformar posteriormente el Valle de los Caídos en no se sabe qué no se pretende otra cosa que dar por finalizada la guerra civil del 36 con la victoria manifiesta del Frente Popular.

La vergonzosa actitud ante esta circunstancia de todos los partidos de lo que se denomina derecha - TODOS - no da lugar a muchas esperanzas. La rendición es casi un hecho.

Me preguntaba si en España había triunfado la revolución abortada en 1936 y visto lo visto en estos días a uno le entran grandes dudas de si esto es así como realmente parece. Al menos de momento son sólo dudas. En unos meses lo vamos a saber.

Compartir en: